Documento - Bahreïn. Des citoyens condamnés pour des tweets

URGENT ACTION

Más información sobre AU: 326/12 Índice: MDE 11/071/2012 Bahréin Fecha: 19 de diciembre de 2012 Fecha: 19 de diciembre de 2012

ACCIÓN URGENTE

BAHREINÍES condenados por tuits

Se ha confirmado en apelación la condena de seis meses de prisión impuesta a un bahreiní por insultar, presuntamente, al rey de Bahréin en mensajes publicados en su cuenta de Twitter, mientras que otros tres hombres cumplen condenas de cuatro meses por el mismo motivo. Todos están considerados presos de conciencia.

El Tribunal de Apelación de la capital bahreiní, Manama, confirmó el 5 de diciembre de 2012 la pena de seis meses de prisión impuesta a Abdullah Alwi al-Hashemi. Éste había sido condenado, junto con otros tres hombres, en noviembre por la Sección 4 del Tribunal Penal de Primera Instancia, que los declaró culpables de insultar al rey de Bahréin en mensajes publicados en sus cuentas de Twitter. Salman Abdullah Darwish y Ali Mohammad Ali fueron condenados a uno y cuatro meses, respectivamente, el 5 de noviembre. El 12 de noviembre, un cuarto hombre, Ali Abdul Nabi al-Hayeki, fue condenado a cuatro meses. Un tribunal penal de primera instancia condenó el 11 de diciembre a cuatro meses de prisión a un quinto hombre por los mismos cargos. Ali Mohammad Ali comparecerá ante el Tribunal de Apelación el 24 de diciembre de 2012.

Salman Abdullah Darwish quedó en libertad el 12 de noviembre, tras haber cumplido su condena.

Los cuatro habían sido acusados –en aplicación del artículo 214 del Código Penal de Bahréin, que tipifica como delito las ofensas al rey y a la bandera o emblema nacional– de “insultar públicamente al rey” en mensajes publicados en sus cuentas de Twitter entre 2011 y 2012. Los cuatro fueron detenidos y acusados formalmente a mediados de octubre.

Escriban inmediatamente, en árabe, en inglés o en su propio idioma:

Expresando preocupación por que Abdullah Alwi al-Hashemi, Ali Mohammad Ali, Ali Abdul Nabi al-Hayeki y un cuarto hombre hayan sido detenidos únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión e instando a las autoridades bahreiníes a que los dejen en libertad de inmediato y sin condiciones.

Pidiendo a las autoridades bahreiníes que anulen las sentencias condenatorias y las condenas de los cuatro.

Señalando que la detención de estos cuatro hombres constituye un incumplimiento de la obligación internacional de Bahréin de hacer respetar la libertad de expresión, garantizada en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que el país es Estado Parte.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 30 DE ENERO DE 2013, A:

Rey

King

Shaikh Hamad bin ‘Issa Al Khalifa

Office of His Majesty the King

P.O. Box 555

Rifa’a Palace, al-Manama, Bahréin

Fax: +973 1766 4587 (insistan)

Tratamiento: Your Majesty / Majestad

�Ministro del Interior

Minister of Interior

Shaikh Rashid bin ‘Abdullah Al Khalifa

Ministry of Interior

P.O. Box 13, al-Manama, Bahréin

Fax: +973 1723 2661

Twitter: @moi_Bahrain

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

�Copia a:

Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos

Minister of Justice and Islamic Affairs

Shaikh Khalid bin Ali bin Abdullah Al Khalifa�Ministry of Justice and Islamic Affairs �P. O. Box 450, al-Manama, Bahréin �Fax: +973 1753 1284�Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la primera actualización de AU 326/12. Más información en: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE11/065/2012

ACCIÓN URGENTE

BAHREINÍES condenados por tuits

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Las autoridades bahreiníes han expresado públicamente su intención de introducir reformas y aprender las lecciones de lo sucedido en febrero y marzo de 2011, cuando se reprimieron las manifestaciones contra el gobierno. En noviembre de 2011, la Comisión Independiente de Investigación de Bahréin presentó un informe en el que se determinaba que las autoridades habían cometido graves violaciones de derechos humanos con impunidad. Aunque las autoridades afirman lo contrario, continúan cometiéndose abusos contra quienes se oponen al gobierno de la familia Al Jalifa.

La situación de los derechos humanos se ha deteriorado en Bahréin en los últimos meses, pues continúan el hostigamiento y detención de defensores de los derechos humanos y la represión de la libertad de expresión. El 30 de octubre de 2012, el ministro del Interior anunció la prohibición en el país de todas las concentraciones y reuniones con el pretexto de que van acompañadas de violencia, disturbios y ataques contra bienes públicos y privados. Dijo que la prohibición se prolongaría hasta que “se mantenga la seguridad”, añadiendo que una de las cosas que más le preocupaban era que en las concentraciones se expresara oposición al gobierno y la familia gobernante.

En septiembre, las autoridades bahreiníes expresaron sus opiniones sobre las conclusiones y recomendaciones del informe del Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal durante el 21 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Manifestaron: “La libertad de palabra y expresión está garantizada por la Constitución de Bahréin, la legislación nacional y los convenios internacionales ratificados por Bahréin. Además, se han retirado todos los cargos relacionados con la libertad de expresión. Se están revisando todas las causas en los tribunales civiles. Asimismo, se están examinando reformas legislativas referentes a la libertad de expresión”.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que vigila el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ha observado que el mero hecho de considerar unas declaraciones insultantes para una figura publica no es suficiente para justificar la imposición de penas. Además, es legítimo que las figuras públicas, incluidos los jefes de Estado, sean objeto de críticas y de oposición política.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria manifestó en una opinión de 2008 que el uso de la legislación penal es particularmente inapropiado en caso de presunta difamación de funcionarios públicos, pues se espera que éstos toleren más críticas que los ciudadanos corrientes. Expertos en derechos humanos de la ONU afirman también que la presunta difamación de figuras públicas, como políticos, no debe tratarse como delito, pues es de esperar que las personas objeto de interés público toleren mejor las críticas que los ciudadanos particulares. También aseguran que la libertad de opinión y expresión comporta el derecho a criticar libremente a los políticos y otras personalidades públicas.

El artículo 214 del Código Penal de Bahréin tipifica como delito “ofender al emir [el rey] del país y la bandera o emblema nacional”. Esta disposición viola del derecho a la libertad de expresión.

Nombre: Abdullah Alwi al-Hashemi, Salman Abdullah Darwish, Ali Mohammad Ali, Ali Abdul Nabi al-Hayeki

Sexo: hombres

Más información sobre AU: 326/12 Índice: MDE 11/071/2012 Fecha de emisión: 19 de diciembre de 2012

image1.png image2.png

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO