Documento - Bahrein: Llamamiento de Amnistia Internacional contra las inminentes ejecuciones tras un juicio injusto

Servicio de Noticias 197/96

ÍNDICE AI: MDE 11/27/96/s

29 DE OCTUBRE DE 1996


BAHREIN: LLAMAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL CONTRA LAS INMINENTES EJECUCIONES TRAS UN JUICIO INJUSTO


Amnistía Internacional ha pedido urgentemente al emir de Bahrein, Shaikh Issa Bin Salman Al Khalifa, que conmute las sentencias de muerte impuestas a tres hombres que podrían ser ejecutados en cualquier momento.


Según informes, la Corte de Casación, reunida en una breve sesión el 27 de octubre, falló que no tenía competencias para revisar la sentencia emitida el 1 de julio por el Tribunal de Seguridad del Estado, que condenaba a muerte a Ali Ahmad Abd al Usfur, de 31 años, empleado del Ministerio de Agricultura, a Youssef Hussein Abd al Baqi, de 31, profesor, y a Ahmad Khalil Ibrahim al Kattan, de 30, empleado de una empresa de aluminio. Las sentencias tendrán ahora que ser ratificadas por el emir. Los tres hombres fueron declarados culpables de perpetrar un ataque con bomba incendiaria contra un restaurante asiático el 14 de marzo de 1996, en el cual murieron siete ciudadanos de Bangladesh.


«Nos unimos al dolor de los familiares de las víctimas del crimen y reconocemos el derecho del gobierno de Bahrein a llevar a los perpetradores ante la justicia, pero creemos que nunca se ha demostrado que la pena de muerte disuada de cometer crímenes de forma más eficaz que cualquier otro castigo y que en lugar de ello embrutece a todos los afectados», ha afirmado hoy Amnistía Internacional.


Los tres hombres fueron juzgados por el Tribunal de Seguridad del Estado, cuyos procedimientos no cumplen los requisitos exigidos por la normativa internacional. A Amnistía Internacional le preocupa que puedan haber sido declarados culpables sobre la base de confesiones extraídas mediante torturas. Los procedimientos del Tribunal de Seguridad del Estado no proporcionan derecho de apelación, pero en virtud de las leyes de Bahrein, las sentencias de muerte impuestas por tribunales ordinarios son remitidas automáticamente a la Corte de Casación.


Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos, por considerarla una violación del derecho a la vida y del derecho de toda persona a no ser víctima de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.


El 26 de marzo de 1996 fue ejecutado Issa Ahmad Hassan Qambar. Fue la primera ejecución llevada a cabo en Bahrein en casi 20 años. Había sido declarado culpable del asesinato de un sargento de la policía.


Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO