Documento - Bahréin: SE NIEGA LA LIBERTAD A PRESO DE CONCIENCIA

URGENT ACTION

Más información sobre AU: 227/11 Índice: MDE 11/021/2013 Bahréin Fecha: 4 de julio de 2013

ACCIÓN URGENTE

se niega la libertad a preso de conciencia

El 1 de julio, el Tribunal de Casación rechazó la solicitud presentada por Mahdi ‘Issa Mahdi Abu Deeb, ex presidente de la Asociación de Profesores de Bahréin, para que lo dejaran en libertad temporalmente. Mahdi Abu Deeb es preso de conciencia.

El 1 de julio de 2013, el Tribunal de Casación de la capital bahreiní, Manama, rechazó una solicitud que habían presentado los abogados de Mahdi 'Issa Mahdi Abu Deeb y Jalila al-Salman para que no se ejecutara la sentencia dictada contra ellos hasta que se investigaran sus denuncias de tortura. Debido a ello, Mahdi Abu Deeb seguirá en prisión. El Tribunal de Casación no ha fijado aún la fecha para dictar la sentencia definitiva sobre el recurso de ambos acusados. Mahdi Abu Deeb ha cumplido ya unos dos años y tres meses de su condena de cinco años en la prisión de Yaw. Jalila al-Salman terminó de cumplir su condena de seis meses en noviembre del año pasado.

Además de ser diabético y tener la tensión alta, Mahdi Abu Deeb padece dolores en el cuello, la parte inferior de la espalda y las rodillas como consecuencia de la tortura y otros malos tratos a que fue sometido. Al principio recibía fisioterapia y tratamiento médico en el complejo médico de Salmaniya, pero dejó de recibirlos en octubre de 2012. Desde entonces sólo lo ha visto el médico de la prisión, pues se ha negado a que lo deriven al hospital militar de las Fuerzas de Defensa de Bahréin de Al Riffa'a, en el centro del país, donde afirma que sufrió tortura y malos tratos.

Jalila al-Salman y Mahdi Abu Deeb fueron condenados inicialmente ante un tribunal militar en 2011, por cargos como valerse de sus puestos de vicepresidenta y presidente de la Asociación de Profesores para convocar una huelga de docentes, detener el proceso educativo, “incitar a odio al régimen” e “intentar derrocar el sistema de gobierno por la fuerza”. El 21 de octubre de 2012, un tribunal de apelación confirmó la sentencia dictada contra ambos, pero les redujo la condena de prisión: a Mahdi Abu Deeb, de 10 a 5 años, y a Jalila al-Salman, de 3 años a 6 meses. Sus abogados presentaron entonces ante el Tribunal de Casación la solicitud anteriormente mencionada.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en árabe, en inglés o en su propio idioma:

Instando a las autoridades bahreiníes a que dejen a Mahdi Abu Deeb en libertad de inmediato y sin condiciones, pues es preso de conciencia, recluido únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y reunión.

Instándolas a que le permitan de inmediato el acceso a todo servicio médico que precise.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 15 DE AGOSTO DE 2013 A:

Rey

King

Shaikh Hamad bin ‘Issa Al Khalifa

Office of His Majesty the King

P.O. Box 555

Rifa’a Palace, al-Manama, Bahréin

Fax: +973 1766 4587 (insistan)

Tratamiento: Your Majesty / Majestad

�Ministro del Interior

Minister of Interior

Shaikh Rashid bin ‘Abdullah Al Khalifa

Ministry of Interior

P.O. Box 13, al-Manama, Bahréin

Fax: +973 1723 2661

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

�Copia a:

Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos

Minister of Justice and Islamic Affairs

Shaikh Khalid bin Ali bin Abdullah Al Khalifa�Ministry of Justice and Islamic Affairs �P. O. Box 450, al-Manama, Bahréin�Fax: +973 1753 1284

Correo-e: minister@justice.gov.bh

Twitter: @Khaled_Bin_Ali

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la décima actualización de AU 227/11. Más información: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE11/060/2012

ACCIÓN URGENTE

se niega la libertad a preso de conciencia

Información complementaria

El 29 de marzo de 2011, más de 40 agentes de seguridad irrumpieron en la casa de Jalila al-Salman, en Manama. Según informes, se la llevaron a la Dirección General de Investigación Criminal, en Manama, y la maltrataron e insultaron. Estuvo allí 8 días, hasta que la trasladaron a un centro de detención para mujeres de Ciudad Issa, a las afueras de Manama, donde la recluyeron en régimen de aislamiento durante 18 días. Luego la llevaron a una celda del mismo centro junto con otras mujeres. Jalila al-Salman quedó en libertad bajo fianza el 21 de agosto, tras más de cinco meses de reclusión. Mahdi ‘Issa Mahdi Abu Deeb fue detenido el 6 de abril de 2011, tras un asalto a la casa de su tío. Se llevaron detenidos a los dos, pero su tío fue puesto en libertad 72 días después. La familia de Mahdi Abu Deeb pasó 24 días sin saber dónde estaba. Estuvo 64 días en régimen de aislamiento, durante los cuales dice que fue torturado. No se permitió a su familia ni a su abogado verlo hasta que se celebró la primera sesión del juicio, el 7 de junio de 2011. Mahdi Abu Deeb está encarcelado desde su detención. El Tribunal de Seguridad Nacional de Primera Instancia lo condenó junto con Jalila al-Salman a 10 días años de cárcel el 25 de septiembre; a ella le impuso una pena de tres años. El recurso de ambos ante un tribunal civil de apelación comenzó a verse el 11 de diciembre. El 21 de octubre de 2012 se confirmó en apelación su sentencia condenatoria, pero se les redujo la condena: de 10 a 5 años a él y de 3 años a 6 meses a ella. Jalila al-Salman fue detenida el 7 de noviembre para que cumpliera el resto de su condena y quedó en libertad el 25 de noviembre.

La sentencia del Tribunal de Casación se dictó el 1 de julio de 2013, cuando las autoridades estatales de la Unión Europea y el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico celebraban en Bahréin su reunión ministerial anual a sólo unos kilómetros de cárceles donde se hallan recluidos presos de conciencia. La cuestión de las violaciones de derechos humanos no figuraba en la agenda de esta reunión ministerial con el Consejo de Cooperación ni se abordó debidamente en las declaraciones de la Unión Europea.

Dos años después del levantamiento de Bahréin, y tras la fanfarria de reforma subsiguiente, sigue habiendo presos de conciencia, algunos detenidos durante las manifestaciones, y continúa reprimiéndose el derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. En los últimos meses, no sólo no se ha dejado en libertad a los presos de conciencia, sino que se ha encarcelado a más personas por el simple hecho de atreverse a expresar sus opiniones a través de Twitter o en manifestaciones pacíficas. Los tribunales bahreiníes parecen más preocupados por acatar lo que diga el gobierno que por ofrecer un recurso efectivo a todos los ciudadanos y hacer valer el Estado de derecho.

La Comisión Independiente de Investigación de Bahréin, establecida por real decreto el 29 de junio de 2011, estaba encargada de investigar las violaciones de derechos humanos cometidas en relación con las protestas de 2011 y presentar un informe. Cuando se presentó éste, en noviembre de 2011, el gobierno se comprometió públicamente a aplicar las recomendaciones formuladas en él. En el informe se describía la respuesta del gobierno a las protestas multitudinarias y se documentaban abusos generalizados contra los derechos humanos. Entre sus principales recomendaciones figuraba la petición al gobierno de hacer rendir cuentas a los responsables de violaciones de derechos humanos, como tortura y uso excesivo de la fuerza, y realizar investigaciones independientes sobre las denuncias de tortura.

Sin embargo, muchas de las promesas del gobierno siguen sin cumplirse. El establecimiento de la Comisión y su informe se consideraron una iniciativa innovadora, pero más de un año después, la promesa de reformas significativas no se ha cumplido debido a la falta de disposición del gobierno a aplicar recomendaciones clave sobre rendición de cuentas, incluida su falta de medidas para llevar a cabo investigaciones independientes, efectivas y transparentes sobre las denuncias de tortura y otros malos tratos y de uso excesivo de la fuerza y para procesar a todos los que dieron las órdenes de cometer abusos contra los derechos humanos. Para más información, véase Bahrain: Reform shelved, repression unleashed (Índice: MDE 11/062/2012), noviembre de 2012, http://amnesty.org/en/library/info/MDE11/062/2012/en.

Nombre: Mahdi ‘Issa Mahdi Abu Deeb

Sexo: hombre

Más información sobre AU: 227/11 Índice: MDE 11/021/2013 Fecha de emisión: 4 de julio de 2013

image1.png image2.png

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO