Documento - Turkey: Turkish human rights defender imprisoned: Halil Savda

URGENT ACTION

AU 64/12 Índice: EUR 44/004/2012 Turquía Fecha: 24 de febrero de 2012

ACCIÓN URGENTE

ENCARCELADO UN defensor de los derechos humanos TURCO

Halil Savda, defensor de los derechos humanos, fue detenido a las seis de la mañana del 24 de febrero cuando visitaba el distrito de Doğubeyazıt, en el este de Turquía. Allí permanece recluido en la actualidad, y se ha ordenado que cumpla la pena de 100 días de cárcel que se le impuso en 2008 por expresar públicamente su apoyo a los objetores de conciencia. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia, detenido exclusivamente por el ejercicio pacífico de la libertad de expresión.

Halil Savda fue condenado en 2008 en virtud del artículo 318 del Código Penal turco, que penaliza los actos encaminados a “distanciar al público del servicio militar”. Debido a su apoyo a dos objetores de conciencia israelíes en 2006, fue declarado culpable y condenado a 100 días de prisión. El Tribunal Supremo de Apelación ratificó la condena en noviembre de 2010 y se lo comunicó en febrero de 2011, pero hasta ahora no se le había exigido que empezara a cumplirla. Se enfrenta además a una pena de seis meses de cárcel por infringir el artículo 318, pronunciada en junio de 2010 y actualmente sometida a la consideración del Tribunal Supremo de Apelación. Hay otras tres causas abiertas contra Halil Savda, por acusaciones basadas en el artículo 318.

Halil Savda ya ha soportado cárcel en repetidas ocasiones como objetor de conciencia, por negarse a cumplir el servicio militar, obligatorio en Turquía. Tras declararse objetor en 2004, cumplió un total de 17 meses de prisión militar a lo largo de cinco años por negarse a realizar el servicio. En 2008 fue declarado “no apto” para el servicio militar, por lo que terminaron sus enjuiciamientos como objetor de conciencia.

El artículo 318 del Código Penal turco vulnera el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, en el que Turquía es Estado Parte. El artículo 10 garantiza el derecho a la libertad de expresión. Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente que se derogue este artículo.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en turco o en su propio idioma, instando a las autoridades a:

poner en libertad a Halil Savda de inmediato y sin condiciones;

garantizar la seguridad de Halil Savda mientras está en prisión;

tomar medidas urgentes encaminadas a la derogación del artículo 318, que vulnera convenios internacionales de derechos humanos de los que Turquía es país signatario.

ENVÍEN SUS LLAMAMIENTOS ANTES DEL 6 DE ABRIL DE 2012 A:

Primer Ministro

Recep Tayyip Erdogan

Office of the Prime Minister

Basbakanlik

06573 Ankara

Turquía

Fax: +90 312 422 1899

Tratamiento: Dear Prime Minister / Señor Primer Ministro

Ministro de Justicia

Sadullah Ergin - Adalet Bakanı

Adalet Bakanlığı

06659 Ankara

Turquía

Fax: + 90 312 417 7113

Correo-e: ozelkalem@adalet.gov.tr

sadullahergin@adalet.gov.tr

Tratamiento: Dear Minister/Señor Ministro

Envíen también mensajes de solidaridad, en inglés o en turco, a Halil Savda:

Halil Savda

Doğubeyazıt Kapalı Cezaevi

Doğubeyazıt

Ağrı, Turquía

Mensaje sugerido: Querido Halil Savda, apoyo tu derecho a la libertad de expresión pacífica.

En turco: Sevgili Halil Savda, ifade özgürlüğü hakkını destekliyorum.

Envíen también copia a la representación diplomática de Turquía acreditada en su país. Inserten las direcciones correspondientes a continuación:

Nombre Name Dirección 1 Address 1 Dirección 2 Address 2 Dirección 3 Address 3 Fax Fax number Correo-e Email address Tratamiento Salutation

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

ACCIÓN URGENTE

ENCARCELADO UN defensor de los derechos humanos TURCO

iNFORMACIÓN ADICIONAL

Amnistía Internacional considera preocupante el acoso judicial sistemático creciente contra periodistas, defensores de los derechos humanos y demás personas que defienden el derecho a ejercer la objeción de conciencia al servicio militar en Turquía, y pide al país la revocación urgente del artículo 318.

La organización considera que los procesamientos en virtud del citado artículo contravienen directamente el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), que protegen el derecho a la libertad de expresión y en los que Turquía es Estado Parte.

Amnistía Internacional considera objetor de conciencia a todo el que, por motivos de conciencia o convicción profunda, se niega a prestar servicio en las fuerzas armadas o a participar directa o indirectamente en guerras o conflictos armados. La objeción puede consistir en negarse a participar en una guerra por discrepancias con sus objetivos o con la manera en que se está librando, aun cuando la persona no se oponga a participar en todas las guerras. Amnistía Internacional considera que toda persona detenida o encarcelada únicamente porque se le ha negado su derecho a objetar o a prestar un verdadero servicio civil sustitutorio es preso de conciencia. También considera preso de conciencia a la persona encarcelada por abandonar las fuerzas armadas sin permiso debido a motivos de conciencia, siempre que haya tomado medidas razonables para ser eximida de sus obligaciones militares.

El derecho a negarse a cumplir el servicio militar por motivos de conciencia es intrínseco a la noción de libertad de pensamiento, conciencia y religión, consagrada en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos, como la Declaración Universal de Derechos Humanos y el PIDCP, en los que Turquía es Estado Parte.

Ya en 1995, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU afirmó en su resolución 1998/77 que el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar está previsto en el artículo 18 del PIDCP (derecho a la libertad de religión, de conciencia y de creencia): “[El] derecho de toda persona a tener objeciones de conciencia al servicio militar [es un] ejercicio legítimo del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión proclamado en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”. En esta resolución, la Comisión también reiteró su llamamiento a los Estados para que “establezcan diversas formas de servicio alternativo para los objetores de conciencia que sean compatibles con las razones de la objeción de conciencia, que tengan carácter civil o no combativo, que redunden en el interés público y que no sean de naturaleza punitiva” y destacó que no deben “someter a los objetores de conciencia a encarcelamiento o a sanciones repetidas por el hecho de no haber cumplido el servicio militar”, recordando que “nadie puede ser considerado responsable o castigado de nuevo por un delito por el cual ya haya sido definitivamente condenado o absuelto de conformidad con la legislación y el procedimiento penal de cada país”.

Nombre: Halil Savda

Sexo h/m: M

AU 64/12 Índice: EUR 44/004/2012 Fecha de emisión: 24 de febrero de 2012

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO