Documento - Turkey: Conscientious objector unlawfully detained



AU: 04/10 Índice: EUR 44/001/2010 Turquía Fecha: 7 de enero de 2010


ACCIÓN URGENTE

DETENCIÓN ILEGÍTIMA DE UN OBJETOR DE CONCIENCIA

El objetor de conciencia Enver Aydemir fue detenido por la policía el 24 de diciembre de 2009 en Estambul cuando se dirigía a una conferencia sobre el derecho a la objeción de conciencia. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia y muestra preocupación por los informes de que ha sido golpeado en prisión.

Enver Aydemircontó a su abogado que lo habían golpeado con porras a su llegada a la prisión militar de Maltepe cuando se negó a vestir el uniforme militar y que, a la mañana siguiente, le pusieron a la fuerza el uniforme militar y el director de la prisión volvió a golpearlo.


Comenzó una huelga de hambre en señal de protesta. El 26 de diciembre, según afirmó, lo llevaron a la enfermería de la prisión y le pusieron suero en contra de su voluntad. El 28 de diciembre, el abogado presentó una denuncia a la fiscalía por el trato dispensado a Enver Aydemir y pidió que lo examinara urgentemente el instituto médico-forense. En lugar de ello, según relató el abogado a Amnistía Internacional, Enver Aydemir fue sometido a un “examen psiquiátrico”. En algunos casos de objetores de conciencia sometidos a pruebas similares se han expedido informes que certifican un “trastorno agudo de personalidad antisocial”, por lo que los objetores son considerados “no aptos para realizar el servicio militar en tiempo de paz o de guerra”. Amnistía Internacional teme que tales informes no se hayan elaborado porque exista un trastorno psicológico, sino únicamente debido a la determinación de estas personas de reclamar su condición de objetores de conciencia.


El 29 de diciembre, Enver Aydemir fue trasladado a una prisión militar de la ciudad de Eskişehir, donde está a la espera de juicio. Se ha fijado para el 21 de enero la celebración de una vista en la que Enver Aydemir se enfrentará a cargos de insubordinación y deserción por su negativa a realizar el servicio militar.


ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en turco o en su propio idioma:

  • pidiendo a las autoridades que liberen a Enver Aydemir de inmediato e incondicionalmente;

  • instándolas a que garanticen que Enver Aydemir no es torturado ni maltratado y que se investigan con prontitud e independencia las denuncias de malos tratos;

  • recordándoles que Turquía es parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y, por tanto, está obligada a reconocer el derecho a la objeción de conciencia;

  • pidiéndoles que garanticen que Enver Aydemir tiene acceso a un examen médico independiente y que recibe el tratamiento médico adecuado.



ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 18 DE FEBRERO DE 2010 A:

Ministro de Defensa Nacional

Vecdi Gonul

Minister of National Defence

Milli Savunma Bakanligi

06100 Ankara, Turquía

Fax: +90 312 418 4737

Correo-e: info@msb.gov.tr

Tratamiento: Dear Minister/Señor Ministro





Director de la prisión militar de Eskisehir

Eskisehir Military Prison

1. Taktik Hava Kuvvetleri Komutanligi

Askeri Cezaevi

Eskisehir, Turquía

Fax: +90 222 237 5928

Tratamiento: Dear Commander/Señor Director



Copia a:

Presidente de la Comisión Parlamentaria de Derechos Humanos

Mehmet Zafer Uskul,

Commission Chairperson

TBMM Insan Haklarini Inceleme Komisyonu

Bakanliklar, 06543 Ankara, Turquía

Fax: +90 312 420 53 94

Correo-e: inshkkom@tbmm.gov.tr

Tratamiento: Dear Mr Uskul/ Señor Uskul


Envíen también copia a la representación diplomática de Turquía acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

ACCIÓN URGENTE

DETENCIÓN ILEGÍTIMA DE UN OBJETOR DE CONCIENCIA

INFORMACIÓN ADICIONAL

La legislación turca no reconoce el derecho a la objeción de conciencia y no existe prestación civil sustitutoria en el país. Los objetores de conciencia que se han negado públicamente a realizar el servicio militar han sido procesados por vía penal y encarcelados hasta un máximo de tres años. Una vez puestos en libertad, suelen recibir un nuevo llamamiento a filas y el proceso se repite. Turquía no ha aplicado la sentencia dictada en 2006 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, según la cual el Estado turco debe modificar su legislación para impedir la “muerte civil” de los objetores de conciencia procesados y condenados repetidamente por su negativa a prestar el servicio militar, pues en opinión del Tribunal este trato a los objetores vulnera el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (prohibición de tratos degradantes).


Enver Aydemir declaró su objeción de conciencia en 2007. El 24 de julio de 2007 lo trasladaron contra su voluntad para que realizara el servicio militar en la Comandancia de la Brigada de Formación de la Gendarmería de Bilecik. Una semana más tarde fue encarcelado en la prisión militar de Eskisehir. El 4 de octubre de 2007 compareció ante un tribunal militar por negarse a prestar el servicio militar. El tribunal lo dejó en libertad a condición de que se presentase sin demora ante las autoridades militares para iniciar la instrucción militar. Tras su puesta en libertad, Enver Aydemir reiteró su negativa a realizar el servicio militar por sus creencias religiosas y no ingresó en su unidad, a raíz de lo cual se emitió una orden de arresto contra él.


Amnistía Internacional considera objetor de conciencia a toda persona que, por motivos de conciencia o de convicción profunda, se niega a prestar servicio en las fuerzas armadas o a participar directa o indirectamente en guerras o conflictos armados. Esta objeción puede consistir en la negativa a participar en una guerra porque se discrepa con sus objetivos o con la manera en que se está librando, incluso aunque la persona no se oponga a participar en todas las guerras. Amnistía Internacional considera preso de conciencia a toda persona detenida o encarcelada únicamente porque se le ha negado su derecho a registrar su objeción de conciencia o a prestar un servicio civil sustitutorio. También será preso de conciencia toda persona encarcelada por abandonar las fuerzas armadas sin permiso debido a motivos de conciencia, siempre que haya tomado medidas razonables para ser eximida de sus obligaciones militares.


El derecho a negarse a prestar el servicio militar por motivos de conciencia es intrínseco a la noción de libertad de pensamiento, conciencia y religión, consagrada en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos, como la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), en el que Turquía es parte.


Ya en 1995, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU afirmó en su resolución 1998/77 que el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar está previsto en el artículo 18 del PIDCP (derecho a la libertad de religión, de conciencia y de creencia): “[E]l derecho de toda persona a tener objeciones de conciencia al servicio militar [es un] ejercicio legítimo del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión proclamado en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”. En la resolución, la Comisión también reiteró su llamamiento a los Estados para que “establezcan diversas formas de servicio alternativo para los objetores de conciencia que sean compatibles con las razones de la objeción de conciencia, que tengan carácter civil o no combativo, que redunden en el interés público y que no sean de naturaleza punitiva” y destacó que los Estados no deben “someter a los objetores de conciencia a encarcelamiento o a sanciones repetidas por el hecho de no haber cumplido el servicio militar”, recordando que “nadie puede ser considerado responsable o castigado de nuevo por un delito por el cual ya haya sido definitivamente condenado o absuelto de conformidad con la legislación y el procedimiento penal de cada país”.


El 3 de noviembre de 2006, el Comité de Derechos Humanos de la ONU determinó que el procesamiento y la condena de dos objetores de conciencia por parte de la República de Corea debido a la negativa de éstos a realizar el servicio militar obligatorio había vulnerado el artículo 18 del PIDCP, pues no existía un servicio civil alternativo (comunicaciones núm. 1321/2004 y 1322/2004).


Amnistía Internacional emitió un comunicado de prensa la víspera del juicio militar de Enver Aydemir, en octubre de 2007:

http://www.amnesty.org/es/library/asset/EUR44/017/2007/es/d3b72b9b-d364-11dd-a329-2f46302a8cc6/eur440172007es.html.


AU: 04/10 Índice: EUR 44/001/2010 Fecha de emisión: 7 de enero de 2010

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO