Documento - Africa: Africities Summit 2012 – 4-8 December: Media briefing

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL

INFORMACIÓN PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Cumbre de Africiudades 2012 (4-8 de diciembre)

Africiudades 2012 es una cumbre internacional que se va a celebrar en Dakar, Senegal, donde los delegados, que incluyen autoridades locales, alcaldes de ciudad, promotores inmobiliarios y empresas privadas de todo el mundo, debatirán sobre el desarrollo urbano en las ciudades africanas.

Amnistía Internacional asistirá a esta cumbre para recordar a los delegados sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos y para pedirles que pongan fin a los desalojos forzosos y respeten el derecho a una vivienda adecuada.

Ciudades africanas y desalojos forzosos

Según ONU-Hábitat, alrededor de tres de cada cuatro personas que viven en una ciudad africana al sur del Sáhara viven en un asentamiento informal o “precario”. La razón de que este número inmenso de ciudadanos viva en asentamientos precarios es que los gobiernos de África no han previsto lugares asequibles para vivir en la ciudad.

Todos los años, miles de familias que viven en ciudades africanas son expulsadas de sus hogares o de las tierras que ocupan sin protecciones jurídicas y otras garantías. Las personas que viven en asentamientos informales o precarios suelen carecer de seguridad de tenencia, por lo que todavía corren un peligro mayor de sufrir un desalojo forzoso. Los desalojos suelen realizarse sin un proceso genuino de consulta y sin una notificación adecuada y razonable, y a menudo dejan a las personas sin hogar y expuestas a sufrir otras violaciones de derechos humanos.

Tal vez los gobiernos de África estén impulsando el desarrollo de la ciudad, pero se olvidan de muchas de las personas que viven en ella. Aunque el desarrollo de las infraestructuras es necesario, los desalojos forzosos son ilegales y nunca pueden ser la solución. Al dejar a la gente sin hogar, sin sus bienes o su trabajo, y a sus hijos sin escuela, los desalojos forzosos empobrecen a muchos y los dejan sumidos en la miseria.

Los desalojos forzosos vulneran múltiples obligaciones internacionales y regionales en materia de derechos humanos, en particular el derecho a una vivienda adecuada. Los gobiernos africanos tienen la obligación de garantizar una vivienda adecuada y de prevenir y abstenerse de llevar a cabo desalojos forzosos.

Amnistía Internacional y los desalojos forzosos

Desde hace años, Amnistía Internacional viene documentando casos de desalojos forzosos en Angola, Chad, Egipto, Ghana, Guinea Ecuatorial, Kenia, Nigeria, Suazilandia, Sudán y Zimbabue. A continuación se resumen estudios sobre casos en Ghana, Kenia y Nigeria.

Port Harcourt, NIGERIA

Port Harcourt, capital del estado de Rivers, está situada en la región rica en petróleo del delta del Níger. Los asentamientos ribereños están construidos en tierras ganadas al agua en las riberas de la ciudad. En julio de 2008, el gobernador del estado de Rivers anunció planes para demoler todos los asentamientos ribereños en el marco del Plan General de Gran Port Harcourt para desarrollar la ciudad. Este programa de renovación urbana se ha elaborado sin consultar con las comunidades afectadas y sin su participación.

Entre el 27 de junio y el 2 de julio de 2012, miles de personas fueron desalojadas a la fuerza de sus hogares en el asentamiento ribereño de Abonnema Wharf cuando el gobierno del estado de Rivers demolió toda la comunidad. A la mayoría de los residentes de Abonnema Wharf no se les ofreció indemnización ni vivienda alternativa, ni siquiera un refugio de emergencia para amortiguar el impacto de la demolición. Muchas personas se vieron obligadas a dormir en la calle o en automóviles, o a resguardarse en iglesias cercanas, cuando sus viviendas fueron destruidas, con escaso o nulo aviso en muchos casos. De hecho, las demoliciones se llevaron a cabo bajo una lluvia intensa, durante la estación de lluvias, cuando a la gente le resultaba sumamente difícil moverse para encontrar refugio.

El activista comunitario Jim George vivía con su esposa y cinco hijos en un apartamento de tres dormitorios en Abonnema Wharf. Las máquinas excavadoras destrozaron su hogar y todos sus bienes. “No comprendemos que la demolición sea un modelo de desarrollo para el gobierno. Esta forma de desarrollo sólo lleva al sufrimiento permanente” explicó.

Portavoces de Amnistía Internacional (desde Londres) están disponibles para comentar este caso y facilitar visitas a los asentamientos ribereños así como entrevistas con Jim George y otras personas afectadas por desalojos forzosos.

Accra, GHANA

Decenas de miles de personas que viven en asentamientos informales corren peligro de desalojo forzoso en Accra. La legislación de Ghana no ofrece protección suficiente frente al desalojo forzoso y las autoridades no han adoptado garantías adecuadas que impidan el desalojo forzoso de las personas.

“Amnistía Internacional comprende la necesidad y el afán de desarrollo en Ghana. Pero nunca debería alcanzarse el desarrollo a costa de los derechos humanos” ha afirmado Lawrence Amesu, director de Amnistía Internacional Ghana.

En Old Fadama, el mayor asentamiento precario de Ghana en la capital, Accra, entre 55.000 y 79.000 personas viven sin seguridad de tenencia y bajo la amenaza constante del desalojo forzoso. El asentamiento está en las estribaciones de la laguna de Korle, donde el gobierno lleva a cabo un proyecto de restauración ecológica. La Asamblea Metropolitana de Accra desalojó a residentes en enero de 2012 y ahora pretende desalojar a más. Los desalojados aseguran que no fueron debidamente consultados ni hubo un periodo de notificación adecuado.

Asimismo ha habido varios incendios en el asentamiento este año, el más reciente el 28 de noviembre de 2012, que se cobró la vida de tres personas. Según Abdallah Ibn Alhassan, residente del asentamiento que ayudó a otros residentes a recuperarse del incendio, la causa del fuego había sido una vela que una familia estaba utilizando para iluminar su hogar debido a un corte del suministro eléctrico.

En la cumbre de Dakar, Abdallah Ibn Alhassan hablará sobre los desalojos forzosos en Ghana. Además, Amnistía Internacional puede facilitar visitas a asentamientos precarios en Accra.

Nairobi, Kenia

Los dos millones de personas aproximadamente que viven en asentamientos precarios e informales en Nairobi llevan una existencia precaria. Componen más de la mitad de la población de la capital, y sin embargo están apiñadas en un espacio que sólo representa el cinco por ciento del área residencial de la ciudad, y sólo el uno por ciento de todo el territorio urbano. Se ven obligadas a vivir en viviendas inadecuadas y su acceso al agua no contaminada, el saneamiento, la asistencia de la salud, la educación y otros servicios públicos esenciales es escaso. Además, viven bajo la amenaza constante de ser desalojadas a la fuerza de las estructuras improvisadas que han convertido en sus hogares.

Miles de residentes del asentamiento informal de Deep Sea, en la división noroccidental de Westlands, Nairobi, podrían sufrir un desalojo forzoso si las autoridades kenianas no adoptan garantías legales conforme a las normas internacionales de derechos humanos y a las obligaciones jurídicas internas de Kenia durante la planificación y ejecución del proyecto de construcción de carreteras “Conexiones pendientes del este”.

La Constitución de Kenia afirma el derecho a una vivienda adecuada, que, según ha interpretado el Tribunal Superior en tres ocasiones distintas, incluye el derecho a no desalojar a nadie a la fuerza de su hogar. Además, Kenia es Estado parte en varios tratados internacionales de derechos humanos que exigen garantizar una vivienda adecuada a todas las personas. Algunos son el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

Los residentes de Deep Sea y Amnistía Internacional siguen atentamente la evolución de los acontecimientos para asegurarse de que el proyecto no da lugar a desalojos forzosos y de que se protegen debidamente los derechos humanos de las personas que resulten afectadas por el proyecto.

Portavoces de Amnistía Internacional (desde Londres) están disponibles para comentar este caso; también podemos facilitar visitas al asentamiento de Deep Sea en Kenia.

En este enlace http://tinyurl.com/bwz9ab2 encontrarán fotografías de asentamientos precarios en Port Harcourt y Nairobi y de sus residentes.

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO