Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

28 abril 2011

Ataque mortal a manifestantes yemeníes menoscaba planes de reforma

Amnistía Internacional ha pedido que se abra con urgencia una investigación sobre el ataque que hombres armados afines, se cree, a las fuerzas de seguridad llevaron a cabo ayer en la capital yemení, Saná, donde murieron al menos 12 manifestantes.
Según informes, hombres vestidos de civil dispararon contra los manifestantes a su paso por el estadio 22 de Mayo de Saná. Asimismo, hombres descritos como “matones” los agredieron con porras.  
Entre los muertos figura un niño de 14 años, Abdulrahman Muhammad al-Okairi. Decenas de manifestantes más resultaron heridos.
"Para que se produzca una verdadera reforma en Yemen se debe poner fin a la actual espiral de violencia y llevar ante a la justicia a los responsables de homicidios como los cometidos ayer”, ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.
"Resulta preocupante que este ataque haya sido uno de los más mortales llevados a cabo en Yemen en más de un mes y que pueda haber tenido por objeto menoscabar los planes para llegar a un acuerdo político que permita la dimisión del presidente Salé y ponga fin a los homicidios en la calle.”
Los hombres vestidos de civil dispararon contra los manifestantes procedentes de la plaza situada a la entrada de la Universidad de Saná, donde muchos llevaban acampados desde febrero.
Según los informes, los hombres, que se cree que eran miembros de las fuerzas de seguridad o activistas partidarios del gobierno, dispararon desde las azoteas y desde el interior del estadio.
Cuando la manifestación llegó a la emisora de televisión próxima al estadio, los hombres armados se pusieron en fila detrás de los manifestantes y comenzaron a disparar contra ellos.
 “Disparaban balas por todas partes. Disparaban contra todo y contra cualquiera, incluidos ancianos y personas que no participaban en la manifestación”, explicó un testigo, Ala’a Jarban, a Amnistía Internacional.
 “A un tipo le dispararon en la cabeza junto delante de mi”, dijo.
De acuerdo con los informes, los miembros de las fuerzas de seguridad que había de guardia en el estadio y en la cadena de televisión se mantuvieron al margen y no hicieron nada mientras se perpetraba el ataque.
 “El hecho de que no hicieran nada para impedir los homicidios ni detuvieran a sus autores indica claramente que las fuerzas de seguridad fueron cómplices o, como mínimo, consistieron el ataque”, ha señalado Malcolm Smart. “Su inacción debe ser investigada con urgencia y de manera imparcial y exhaustiva.”
Se produjeron enfrentamientos al arrojar partidarios del gobierno piedras contra los manifestantes cuando la manifestación llegó al estadio 22 de Mayo, donde estaban acampados aquéllos.  
Según informes, algunos de los manifestantes respondieron arrojando también piedras. Tras comenzar los disparos, algunos manifestantes quemaron, al parecer, neumáticos con objeto de crear una cortina de humo para que a los francotiradores les resultara difícil disparar contra ellos.
Según fuentes de Amnistía Internacional, los nombres de once de las personas muertas por disparos ayer son: Abdulrahman Muhammad al-Okairi, Muhammad Ali Rashed al-Ansi, Abdullah Ali al-Samri, Azmi Khaled Muhammad Shamsan al-Makramy, Abdulrahman Muhammad Ahmed Amran, Assim Abdulhamid al-Hammady, Abdulwahid Abdulrahman al-Mansoob, Murad Abdulhaq al-Ariqi, Aziz Khaled al-Qirshi, Ali Ahmed Hussein al-Ahqwal y Abdullatif Miqdam.
Otro hombre, Nasser Mohammed Nasser Fadaq, murió al ser atropellado por un automóvil, según personal médico voluntario allí presente.
Los informes indican que se disparó también contra una ambulancia cuando intentaba llegar hasta los manifestantes heridos.
Estos últimos homicidios elevan a más de 130 la cifra de víctimas mortales habidas desde que comenzaron las manifestaciones contra el gobierno en Yemen el pasado mes de enero.  
Los manifestantes piden que dimita de inmediato el presidente Alí Abdulá Salé, en el poder desde 1978, y que se lleve ante la justicia diversos miembros de su gobierno por los homicidios de manifestantes de las últimas semanas.
Un acuerdo político propuesto por el Consejo de Cooperación del Golfo, mediador entre el presidente y la oposición, dispone que el presidente dimita en el plazo de 30 días, pero concede a él y a socios suyos clave inmunidad absoluta frente al procesamiento.
"No debe concederse al presidente yemení y a sus aliados políticos inmunidad frente al procesamiento como condición para poner fin a la continua crisis de derechos humanos del país”, ha afirmado Malcolm Smart.

Índice AI: PRE01/230/2011
Región Oriente Medio y Norte de África
País Yemen
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress