Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

16 diciembre 2011

Rusia debe actuar para proteger a los periodistas en Daguestán

El espantoso asesinato de un periodista a tiros en Daguestán la pasada noche es un terrible signo de los peligros a los que se enfrentan los periodistas en Daguestán, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

 

Khadzhimurad Kamalov, fundador y director del periódico Chernovik y destacado defensor de los derechos humanos, fue tiroteado en el exterior de su oficina en  Makhachkala, capital de Daguestán. 

 

“Las autoridades federales y regionales rusas deben investigar sin demora y de forma imparcial este triste y terrible asesinato de un valiente periodista que parece haber sido puesto en el punto de mira por su trabajo, como tantos otros antes”, ha dicho John Dalhuisen, director adjunto del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional. 

 

Khadzhimurad Kamalov, de 46 años, era un conocido periodista y activista que denunció públicamente las violaciones de derechos humanos en Daguestán y pidió que las gente defendiera sus derechos.

 

Los funcionarios daguestaníes que investigan el caso han declarado hoy que el asesinato podría tener que ver con la actividad profesional de Kamalov, cuyo nombre apareció en 2009 en una lista de personas que debían ser asesinadas. Según el anónimo autor de la lista, Kamalov tenía relación con los responsables de la muerte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Daguestán. 

 

Chernovik, fundado por Kamalov en 2003, es conocido por su enfoque informativo incisivo y crítico de la situación política de Daguestán y su enérgica defensa del diálogo entre las comunidades étnicas y religiosas de la república. 

 

El semanario es conocido por investigar e informar directamente sobre violaciones de derechos humanos perpetradas por organismos encargados de hacer cumplir la ley y grupos armados. También se ocupa de la corrupción, la pobreza y la desigualdad en la inestable república norcaucásica.

 

Los periodistas de Chernovik han sufrido sistemáticamente amenazas y hostigamiento por su trabajo. 

 

Su personal fue objeto de procedimientos penales por presunta “incitación al odio y la enemistad” tras la publicación de artículos en los que se criticaba a la policía y las fuerzas de seguridad en 2008. El caso se cerró en mayo de 2011 con la absolución de los periodistas juzgados.

 

“Este último homicidio de un periodista valiente y con principios envía un terrible mensaje a otros periodistas y críticos del gobierno”, ha dicho John Dalhuisen.

 

“Las autoridades deben tomar medidas eficaces para respetar y defender el derecho a la libertar de expresión en Daguestán, y especialmente para proteger a los periodistas, cuya situación se está volviendo angustiosa.”

 

Daguestán es uno de los lugares de la región más peligrosos para ejercer el periodismo. 

 

Otro periodista de Chernovik, Magomed Hanmagomedov, fue amenazado por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley tras la publicación de unos artículos suyos en 2010 sobre presuntos homicidios a manos de la policía de presuntos combatientes desarmados, y también fue golpeado por unos desconocidos en mayo de 2011.

 

Ali Kamalov, familiar de Khadzhimurad y presidente del Sindicato de Periodistas de Daguestán, dijo a Amnistía Internacional que la violencia y las amenazas se han convertido en algo habitual para los periodistas en la república norcaucásica. Al menos seis de sus colegas han sido víctimas de homicidio en los dos últimos años.

 

Índice AI: PRE01/627/2011
Región Europa y Asia Central
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress