Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

1 octubre 2010

El rey de Arabia Saudí debe conmutar las penas de muerte por “brujería”

Amnistía Internacional ha escrito al rey Abdulá de Arabia Saudí instándole a que conmute las pena de muerte impuestas a dos hombres declarados culpables de “brujería”.

El ciudadano libanés ‘Ali Hussain Sibat y el ciudadano sudanés ‘Abdul Hamid bin Hussain bin Moustafa al-Fakki han sido condenados a muerte por este controvertido cargo, que se ha utilizado para castigar a personas por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

En una carta dirigida al rey Abdulá el jueves, Amnistía Internacional le pide que muestre clemencia en ambos casos. Si las condenas a muerte se confirman en apelación, serán presentadas al rey para su ratificación definitiva.

“Dos hombres corren peligro inminente de sufrir la forma más extrema de pena cruel e inhumana sin haber cometido ninguna acción que parezca constitutiva de delito”, ha dicho Philip Luther, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Los cargos de “brujería” presentados contra ‘Ali Sibat tienen que ver con su actividad como presentador del canal de televisión por satélite Sheherazade, en el que ofrecía consejos y predicciones.

Fue condenado a muerte por un tribunal de Medina el 9 de noviembre de 2009, tras ser detenido por la policía religiosa (Mutawa’een) en mayo del año anterior mientras se hallaba en Arabia Saudí realizando la umra o peregrinación menor.

‘Ali Sibat no tuvo representación ni asesoría letrada durante el juicio. Su caso está ahora en el Tribunal de Apelación de La Meca.

El abogado de ‘Ali Sibat en Líbano ha dicho hoy a Amnistía Internacional: “El primer ministro [libanés] Saad Hariri habló con su esposa y le prometió que volvería a casa pronto, pero no ha sido así”. A pesar de ello, la esposa continúa haciendo campaña para que sea puesto en libertad.

‘Abdul Hamid al-Fakki, de 36 años, fue detenido en diciembre de 2005 en Medina por agentes de la policía religiosa.

Fue acusado de practicar la brujería tras una trampa que le tendió un hombre que trabajaba para la policía religiosa y le pidió que le preparara un hechizo para que su padre se separara de su segunda esposa.

Al parecer, ‘Abdul Hamid al-Fakki accedió a hacerlo a cambio de 6.000 riyales saudíes (aproximadamente 1.600 dólares estadounidenses). Tras ser detenido, en el interrogatorio, durante el cual al parecer lo golpearon, confesó haber realizado actos de “brujería”.

‘Abdul Hamid al-Fakki fue condenado a muerte por el Tribunal General de Medina en marzo de 2007. No dispuso de asistencia letrada y se sabe muy poco sobre el juicio, ya que se celebró en secreto.

El hermano de ‘Abdul Hamid al-Fakki dijo a Amnistía Internacional que era “un hombre muy amable” y que sus padres, ambos delicados de salud, estaban muy afectados por la condena a muerte. "¿Cómo le pueden hacer algo así?”, se preguntaba.

La detención de ambos hombres por imprecisos cargos de “brujería” contraviene también las normas internacionales de derechos humanos al castigar formas de expresión no comunes, pero pacíficas.

“‘Ali Sibat y ‘Abdul Hamid al-Fakki deben ser puestos en libertad incondicional de inmediato si los actos por los que han sido condenados no suponen más que el ejercicio legítimo y pacífico de sus derechos a la libertad de expresión y religión", ha dicho Philip Luther.

El delito de “brujería” no está tipificado en las leyes de Arabia Saudí. Sin embargo, las autoridades han detenido a decenas de personas por cargos de “brujería” en los últimos años.

La última ejecución por “brujería” de la que se tuvo noticia fue la del egipcio Mustafá Ibrahim el 2 de noviembre de 2007. Ibrahim fue declarado culpable de “brujería” y “hechicería” por formular hechizos para conseguir la separación de un matrimonio.

Las autoridades de Arabia Saudí reanudaron este mes las ejecuciones tras finalizar el periodo de suspensión durante el mes islámico de Ramadán.

En 2007 fueron ejecutadas en Arabia Saudí al menos 158 personas, y en 2008, al menos 102. En 2009 se tuvo noticia de la ejecución de al menos 69 personas, 19 de ellas extranjeras. Desde comienzos de 2010 han sido ejecutadas al menos 19 personas.

 

Índice AI: PRE01/332/2010
Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress