Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

22 julio 2011

Proyecto de ley antiterrorista saudí impide las manifestaciones pacíficas

Un proyecto de ley antiterrorista saudí al que Amnistía Internacional ha tenido acceso permitirá a las autoridades perseguir judicialmente la disidencia pacífica como si se tratara de un delito de terrorismo.

La organización ha tenido acceso al texto de la Ley Penal de Delitos de Terrorismo y Financiación del Terrorismo, que permite también prorrogar la detención sin cargos ni juicio. Cuestionar la integridad del rey o el príncipe heredero se penará con 10 años de prisión como mínimo.

La filtración de este proyecto de ley se produce en un momento en que las constantes manifestaciones pacíficas de todo Oriente Medio y el Norte de África están recibiendo por respuesta la represión de los gobiernos.

“Este proyecto de ley plantea una seria amenaza a la libertad de expresión en Arabia Saudí con la excusa de la prevención del terrorismo”, ha manifestado Philip Luther, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Si se aprueba, preparará el terreno para que se califiquen de terrorismo incluso los actos más insignificantes de disidencia pacífica y se cometan violaciones de derechos humanos en gran escala.”

Un comité de seguridad del gobierno saudí revisó el proyecto en junio, pero no se sabe si va a ser aprobado ni cuándo. 

“Delitos de terrorismo”

La definición de “delitos de terrorismo” del proyecto de ley es tan amplia que se presta a ser interpretada de modo muy general y a ser aplicada indebidamente, por lo que en la práctica se tratará como delito la disidencia legítima.

Según el proyecto de ley, entre los delitos de terrorismo figurarán actos como “poner en peligro […] la unidad nacional”, “no seguir la ley básica o alguno de sus artículos” o “perjudicar la reputación del Estado o su posición”.

Las infracciones de la ley comportarán severas penas. Se aplicará la pena capital por levantarse en armas contra el Estado o por cualquier “delito de terrorismo” causante de muerte.

Otras disposiciones clave del proyecto de ley son contrarias a las obligaciones jurídicas internacionales de Arabia Saudí, incluidas las que ha contraído en virtud de la Convención de la ONU contra la Tortura. 

Derechos de los detenidos

El proyecto de ley permite mantener a las personas detenidas en régimen de incomunicación por periodos de hasta 120 días o más largos –en potencia indefinidamente– si lo autoriza un tribunal especial.

La detención en régimen de incomunicación facilita la tortura y otros malos tratos, y cuando es prolongada puede constituir en sí misma tortura.

Lógicamente, a las personas detenidas en régimen de incomunicación se les niega también el acceso a un abogado durante su investigación.

El proyecto de ley permite la detención arbitraria: niega a la persona detenida el derecho a ser llevada con prontitud ante un juez y a ser puesta en libertad o juzgada en un tiempo razonable. Concede al tribunal especializado atribuciones para mantener a la persona detenida sin cargos ni juicio por periodos de hasta un año y prorrogar tal detención indefinidamente. Tampoco ofrece a los detenidos medios de impugnar la legalidad de su detención ante un tribunal.

El proyecto de ley no contiene tampoco una prohibición clara de la tortura y otros malos tratos.

Concede al ministro del Interior amplios poderes para “tomar las medidas necesarias para proteger la seguridad interna de toda amenaza terrorista”. No prevé la autorización ni la supervisión judicial de tales medidas.

“En un momento en que en todo Oriente Medio y el Norte de África la gente está ejerciendo su derecho legítimo a expresar su disidencia y pedir cambios, las autoridades saudíes intentan privar de este derecho a sus ciudadanos”, ha señalado Philip Luther.

“El rey Abdulá debe reconsiderar esta ley y garantizar que no se restringe en nombre de la lucha contra el terrorismo el derecho legítimo de su pueblo a la libertad de expresión.”

Índice AI: PRE01/357/2011
Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress