Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

23 octubre 2009

Pakistán: El ejército debe dejar de hostigar a la tribu Mehsud

El ejército de Pakistán debe dejar de hostigar a la población civil perteneciente a la tribu Mehsud que huye de la última ofensiva del gobierno contra los talibanes paquistaníes en el noroeste del país, ha afirmado hoy (22 de octubre de 2009) Amnistía Internacional.

El ejército paquistaní se niega a permitir que miembros de la tribu, algunos de los cuales pertenecen a la dirección superior del talibán paquistaní, utilicen las carreteras principales para salir de la zona de conflicto, según han declarado testigos a Amnistía Internacional.

“Se está castigando en las carreteras a los miembros de la tribu Mehsud, mujeres y niños incluidos, sólo porque pertenecen a esa tribu —afirma Sam Zarifi, director del Programa de Asia y Oceanía de Amnistía Internacional—. Esto podría equivaler a un castigo colectivo, que está tajantemente prohibido en el derecho internacional.”

Un hombre de la tribu Mehsud declaró a Amnistía Internacional a las afueras de la población de Tank que había abandonado su casa junto con su familia después de que, la semana pasada, el ejército bombardease la zona en la que vivía.

Su familia formaba parte de un grupo de cinco familias, integrado en total por unos 20 hombres, 15 niños y 17 o 18 mujeres con sus equipajes, que viajaban en burros. Intentaban llegar hasta sus familias en Tank, pero tenían miedo del ejército debido a las restricciones impuestas a los miembros de la tribu Mehsud que utilizan la carretera.

El hombre dijo a Amnistía Internacional:

“No nos permiten usar las carreteras, el ejército no permite que nadie de la tribu Mehsud llegue a la carretera y la use […] Cuando salimos de nuestras casas llevamos algo de comida que consumimos los primeros dos días y después de eso nos quedamos sin nada y lo que quedaba se lo dimos a los niños, sólo bebíamos algo de té y agua. Tuvimos que pasar las noches al raso. Como no nos permitieron usar la carretera tuvimos que caminar por las montañas […] Nos perdimos dos veces.”

“Cuando llegamos a la zona de Murtuza alquilamos una camioneta y quisimos ir por carretera porque las mujeres y los niños estaban muy cansados y les costaba seguir caminando, pero cuando llegamos cerca de Korr había un control del ejército y los soldados nos pararon. Nos preguntaron por qué estábamos en la carretera y dijeron que los de la tribu Mehsud no podían estar en la carretera. Nos hicieron dar la vuelta a pie y salir de la carretera, también maltrataron al conductor, que no era Mehsud, sino de la tribu Marwat. Los soldados primero le golpearon y después le dijeron que no llevara a nadie de la tribu Mehsud.”

“El gobierno paquistaní debe investigar inmediatamente este hostigamiento contra miembros de la tribu Mehsud por parte del ejército y ponerle fin. El grupo ya ha sufrido años de miedo y opresión bajo el control talibán en su región; el gobierno debería ayudarles a encontrar una vía hacia la seguridad y una solución a sus problemas”, afirma Sam Zarifi.

Amnistía Internacional reconoce que los rebeldes representan una amenaza real y que el gobierno de Pakistán tiene la necesidad de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos de Pakistán. Sin embargo, sólo deberían imponerse restricciones a la circulación si son absolutamente necesarias y guardan relación con una amenaza para la seguridad específica, y son no discriminatorias y proporcionales en cuanto a su impacto y su duración.

 

Notas para periodistas:
Waziristán Meridional es la mayor de las siete agencias incluidas en la Zona Tribal bajo Administración Federal y tiene aproximadamente 450.000 habitantes, la mayoría de los cuales pertenecen a las tribus Mehsud o Wazir. Se cree que la tribu Mehsud tiene en torno a 300.000 miembros.

El derecho internacional humanitario y de derechos humanos prohíbe el castigo colectivo. En general, se entiende que esta prohibición se aplica a las sanciones oficiales y al hostigamiento de cualquier tipo contra personas por acciones sobre las cuales no tienen responsabilidad penal individual.

El 14 de junio de 2009, el agente político de Waziristán Meridional emitió una orden general para detener a los miembros de la tribu Mehsud en cualquier parte de Pakistán y confiscar sus propiedades. Para ello citaba el Reglamento sobre Delitos Fronterizos, un régimen jurídico arcaico vigente en la Zona Tribal bajo Administración Federal, para utilizarlo contra la tribu Mehsud.

El agente político es el director de la agencia tribal que representa al presidente de Pakistán y al gobernador en la provincia de la Frontera Noroeste.

La orden ha sido recurrida ante el Tribunal Superior de Peshawar por dos residentes de Tank, Mohammad Nawaz y Tawkal Din, detenidos en aplicación de la sección 21 del Reglamento sobre Delitos Fronterizos.

En el recurso se alega que el agente político no tiene jurisdicción fuera de Waziristán Meridional y que carece de justificación la detención de cualquier miembro de la tribu Mehsud en cualquier lugar de Pakistán sin razones legales de peso.

 

 

Región Asia y Oceanía
País Pakistán
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress