Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

21 octubre 2013

Oportunidad perdida para arrojar luz sobre la masacre de Katyn en Rusia


La decisión pronunciada hoy por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos es una oportunidad perdida para lograr que el Estado ruso acepte su responsabilidad por el asesinato de decenas de miles de prisioneros de guerra polacos durante la Segunda Guerra Mundial, ha afirmado Amnistía Internacional.

La causa contra Rusia había sido presentada por familiares de los más de 20.000 civiles y prisioneros de guerra polacos asesinados durante la masacre de Katyn en 1940. Pero el Tribunal consideró que no podía determinar si la investigación previa sobre la masacre había sido adecuada ya que se había realizado con anterioridad a la adopción del Convenio Europeo de Derechos Humanos en 1950.

“Las autoridades rusas están en posesión de abundante información sobre el paradero de los restos mortales de las víctimas, las circunstancias de estos homicidios y, posiblemente, las identidades de las personas asesinadas. Tienen la obligación de revelar la verdad de lo ocurrido en Katyn a los familiares de las víctimas”, ha dicho Michael Bochenek, director de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional.

“Tras iniciar una investigación a principios de la década de 1990, invocaron un dudoso interés por la seguridad nacional para justificar que primero ocultaran sus conclusiones y después cerraran la investigación sin informar a los familiares de las víctimas.

“¿Qué motivos de seguridad nacional se pueden esgrimir para justificar que se mantengan en secreto 44 volúmenes de pruebas sobre unos crímenes cometidos hace 70 años?”

Amnistía Internacional ha recordado reiteradamente a los gobiernos que no es legítimo recurrir a la confidencialidad y el interés de la seguridad nacional para dejar de cumplir las obligaciones jurídicas que han contraído en virtud del derecho internacional.

En 2007, 15 familiares de personas asesinadas en Katyn presentaron una denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que determinara si la investigación llevada a cabo por las autoridades rusas sobre la masacre de 1940 había sido adecuada.

Sus familiares estaban entre los 22.000 cargos públicos y oficiales del ejército y la policía de Rusia que fueron trasladados a prisiones y campos soviéticos tras la invasión de Polonia por el Ejército Rojo en septiembre de 1939.  La policía secreta soviética los ejecutó sin juicio previo en abril y mayo de 1940. Se cree que la mayoría recibió sepultura en fosas comunes en el bosque de Katyn, en la parte occidental de Rusia.

Índice AI: PRE01/553/2013
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress