Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

12 marzo 2012

Masacre de Kandahar: Las fuerzas internacionales deben proteger mejor a la población civil afgana

Las fuerzas internacionales en Afganistán deben garantizar mayor rendición de cuentas para las víctimas civiles; así lo ha afirmado Amnistía Internacional tras la matanza de más de una decena de personas, incluidos nueve menores de edad, cometida por un militar estadounidense.

El soldado, al parecer un sargento de 38 años de una base cercana del ejército estadounidense, irrumpió en dos pueblos del distrito de Panjwai, provincia de Kandahar, en la madrugada del domingo y mató a disparos a 16 personas. Según informes, se prendió fuego a algunos de los cadáveres. La OTAN ha asegurado que investigará la masacre. Según las autoridades estadounidenses, el soldado actuó solo y sin ninguna autoridad oficial.

“Estados Unidos debe actuar sin demora y tomar la iniciativa de una investigación independiente, fiable y transparente sobre el ataque que causó la trágica muerte de 16 civiles, incluidos mujeres y niños” ha afirmado Sam Zarifi, director del Programa de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía.

“El gobierno estadounidense debe garantizar una reparación adecuada a las familias afectadas por la matanza.

“La ausencia de rendición de cuentas fomenta la impresión en el país de que las fuerzas internacionales no se preocupan lo suficiente por el bienestar de la población afgana, están por encima de la ley y no rinden cuentas por sus actos, sobre todo cuando se trata de víctimas civiles; la actividad propagandística de los talibanes y otras fuerzas antigubernamentales refuerza con éxito esta impresión.”

Según la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), más de 3.000 civiles perdieron la vida durante el conflicto de 2011, cuando las fuerzas internacionales y afganas fueron responsables de al menos el 14 por ciento de las muertes de civiles. La mayoría de los civiles muertos y heridos fueron víctimas de ataques aéreos e incursiones nocturnas en casas particulares.

“Los talibanes y otros grupos insurgentes son responsables de la inmensa mayoría de las víctimas civiles de Afganistán, pero eso no es excusa para que persista la ausencia de rendición de cuentas por las víctimas causadas por la OTAN y las fuerzas afganas” ha afirmado Sam Zarifi.  

“Las fuerzas internacionales y afganas deben hacer más para reducir al mínimo las víctimas civiles y desarrollar un sistema de investigación rápida, exhaustiva, independiente e imparcial que dé lugar al procesamiento de toda persona sospechosa de haber infringido las leyes de la guerra, y de reparación sistemática por las muertes y lesiones causadas a civiles en operaciones militares internacionales.

“El respeto del derecho internacional, que incluye el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, así como el respeto del Estado de derecho por todas las partes enfrentadas, son requisitos indispensables para que exista seguridad en Afganistán.

La provincia de Kandahar ha sido escenario de algunos de los peores enfrentamientos armados entre insurgentes y tropas internacionales en los últimos cinco años, y Panjwai se sitúa en el centro del conflicto.

Índice AI: PRE01/129/2012
Región Asia y Oceanía
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress