Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

28 febrero 2012

Libia debe liberar o transferir a los periodistas británicos y a sus colegas libios

 

Los dos periodistas británicos y sus colegas libios actualmente en poder de una milicia libia deben ser liberados inmediatamente o transferidos bajo custodia del gobierno, ha declarado Amnistía Internacional.

Nicholas Davies-Jones, Gareth Montgomery-Johnson y sus colegas libios están en poder de la milicia Suweihli desde que fueron capturados en Trípoli, a primera hora del 21 de febrero.

La milicia Suweihli —que opera desde Misrata, aunque tiene fuerzas en Trípoli y en otras partes del país— capturó a los hombres cuando, según informes, éstos filmaban en la capital. La milicia acusa a los dos británicos de entrar en el país sin visado.

“La detención de estos periodistas es ilegal y arbitraria, y sus captores de la milicia Suweihli deben liberarlos inmediatamente o transferirlos bajo custodia de las autoridades centrales libias”, ha afirmado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Si están detenidos sólo por infringir las normas sobre el visado, las autoridades centrales deben ponerles en libertad.”

Las familias de los periodistas británicos declararon a Amnistía Internacional que siguen preocupadas por la seguridad y el bienestar de los hombres.

Las autoridades del Reino Unido les informaron de que el personal de la embajada británica en Trípoli había visitado a los dos periodistas en al menos dos ocasiones y que los hombres gozaban de buena salud, aunque estaban muy cansados.

Un funcionario del Ministerio del Interior libio confirmó que Nicholas Davies-Jones y Gareth Montgomery-Johnson están en poder de la milicia Suweihli. También dijo que la milicia estaba “actuando fuera de la ley y no bajo el control de las autoridades” y que sus dirigentes habían hecho caso omiso de los reiterados llamamientos para que entregaran a los cautivos.

El martes por la mañana, un representante de varias milicias de Misrata que actúan en Trípoli confirmó que los hombres estaban recluidos en el cuartel general de la milicia Suweihli en Trípoli.

Se desconocen la identidad y la situación de los libios que fueron detenidos junto con los periodistas británicos.

La detención ilegal de estos periodistas forma parte de una constante generalizada en Libia, donde hay cientos de milicias armadas que actúan fuera de cualquier marco legal y haciendo caso omiso del llamamiento por parte de las autoridades centrales de que se disuelvan y se incorporen a las fuerzas armadas y de seguridad.

En la actualidad hay miles de libios y cientos de ciudadanos extranjeros —en su mayoría migrantes y refugiados del África Subsahariana— detenidos arbitrariamente en manos de milicias armadas que actúan como si estuvieran por encima de la ley.

Otros están en centros de detención controlados ahora por las autoridades centrales, pero hasta el momento casi ninguno ha sido acusado formalmente ni procesado.

Durante su reciente visita de investigación de un mes a Libia, Amnistía Internacional visitó 11 centros de detención de todo el país.

Muchos detenidos dijeron que les habían torturado y Amnistía Internacional vio señales de tortura y heridas producidas por malos tratos recientes. Entre los métodos de tortura empleados por las milicias figuraban colgar a la víctima en posturas forzadas; palizas durante horas con látigos, cables, mangueras de plástico, cadenas y barras de metal, y palos, así como la administración de descargas eléctricas.

El reciente informe Militia threaten hopes for new Libya (Las milicias amenazan las esperanzas de una nueva Libia) documenta estas conclusiones y pide el cierre de todos los centros de detención no oficiales del país. 

“Para que prevalezca el Estado de derecho en Libia, las milicias deben dejar de actuar como una fuerza fuera de la ley y cerrar sus centros de detención ilegales en todo el país”, manifestó Hassiba Hadj Sahraoui.

“Todas las personas actualmente recluidas deben ser entregadas a las autoridades centrales para garantizar la debida supervisión judicial.”

Índice AI: PRE01/110/2012
Región Europa y Asia Central
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress