Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

1 junio 2010

Libia ejecuta a 18 personas por fusilamiento

Amnistía Internacional ha condenado la ejecución por fusilamiento de 18 personas, muchas de ellas de ciudadanía extranjera, llevada a cabo, según los informes, en Libia el domingo.
Cerene, un periódico estrechamente vinculado a Saif al Islam al Gaddafi, hijo del dirigente libio Muammar al Gaddafi, informó de que estas 18 personas –entre las que había ciudadanos de Chad, Egipto y Nigeria– fueron ejecutadas tras haber sido condenadas por asesinato con premeditación.
“Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos, por considerarla el exponente máximo de pena cruel e inhumana y una violación del derecho a la vida”, ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. “En el caso de Libia, tememos que se dicten condenas de muerte tras procedimientos que no cumplen las normas internacionales sobre juicios justos.”
Catorce personas fueron ejecutadas en la capital, Trípoli, según ha informado Cerene, mientras que las otras cuatro ejecuciones se llevaron a cabo en Bengasi, la segunda ciudad más grande de Libia. Las autoridades libias no han hecho pública su identidad.
En la actualidad hay más de 200 personas condenadas a muerte en Libia, según decía la información publicada en Cerene. Se cree que entre ellas se encuentra un gran número de ciudadanos extranjeros contra quienes parece haberse usado la pena de muerte de forma desproporcionada. Lo frecuente es que a estas personas no se les proporcionen servicios de traducción o interpretación durante los procedimientos judiciales, que se llevan a cabo en árabe, ni se les permita el acceso a sus representantes consulares.
Las personas de ciudadanía extranjera se encuentran también en situación de desventaja respecto a las de ciudadanía libia cuando se trata de conseguir la conmutación de la condena de muerte, ya que por lo general disponen de medios económicos limitados y carecen de una red familiar en Libia que les pueda ayudar a negociar con la familia de su presunta víctima.
En el caso del qisas (castigo equivalente al delito cometido) y el diyat (“dinero de sangre” o indemnización económica), el familiar más cercano de la víctima de asesinato puede acceder a que se indulte a la persona condenada a muerte a cambio de una indemnización económica.
Hasta la fecha, el gobierno libio se ha resistido a los avances hacia la abolición de la pena de muerte. En diciembre de 2007 y 2008, Libia fue uno de la minoría de Estados que votaron en contra de las resoluciones adoptadas por la Asamblea General de la ONU en las que se pedía una moratoria mundial de las ejecuciones.
“Las autoridades libias deben dictar una moratoria de las ejecuciones y unirse a la tendencia internacional hacia la abolición de la pena de muerte”, ha manifestado Malcolm Smart. “También deben conmutar las condenas de todas las personas condenadas a muerte.”
“Los terribles sucesos del domingo pasado no deben repetirse. Las autoridades deben desvelar la identidad de las 18 personas ejecutadas y deben comprometerse a desistir de nuevas ejecuciones.”
Amnistía Internacional insta a las autoridades a garantizar que se respetan de la manera más rigurosa las normas internacionalmente reconocidas sobre juicios justos, especialmente en los casos de pena de muerte.
“Resulta inconcebible que en Libia siga condenándose a muerte y ejecutándose a personas tras juicios que no cumplen las normas internacionales más elevadas”, ha manifestado Malcolm Smart.
Información complementaria
Los tribunales libios siguen dictando condenas de muerte, la mayoría por asesinato y delitos relacionados con las drogas, aunque también pueden dictarlas por una amplia diversidad de delitos, entre ellos el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de expresión y asociación. No hay datos oficiales disponibles sobre el número de personas condenadas a muerte y ejecutadas cada año en el país.
Las autoridades libias han desoído las reiteradas peticiones de Amnistía Internacional para que difundan información detallada sobre la imposición de la pena capital.

Índice AI: PRE01/174/2010
Región Oriente Medio y Norte de África
País Libia
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress