Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

31 enero 2011

Activista de derechos humanos palestino encarcelado en Israel

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades israelíes a que pongan fin al hostigamiento de los activistas de derechos humanos palestinos tras la pena de nueve años de cárcel y la condena condicional de un año impuestas hoy a un conocido activista de Haifa.
 
Ameer Makhoul, activista palestino de larga trayectoria, fue declarado culpable de varios cargos de contacto con enemigos de Israel y espionaje tras llegar a un acuerdo de sentencia en el juicio. Originalmente había sido acusado de un delito aún más grave, “ayudar al enemigo en tiempo de guerra”, que podría haberle acarreado una condena a cadena perpetua, pero la fiscalía retiró el cargo al llegar al acuerdo de sentencia.
 
"El encarcelamiento de Ameer Makhoul es un asunto muy preocupante, y estudiaremos los detalles de la sentencia condenatoria en cuanto podamos”, ha dicho Philip Luther, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.
 
"Ameer Makhoul es bien conocido por su activismo de derechos humanos en favor de los palestinos en Israel y de quienes viven bajo la ocupación de Israel. Nos tememos que éste sea el motivo subyacente a su encarcelamiento.”
 
"También nos preocupan mucho las denuncias de que fue torturado y víctima de otros malos tratos tras su detención –que se produjo el 6 de mayo del año pasado en un registro efectuado de madrugada por la policía en su domicilio de Haifa–, así como el hecho de que no le permitieran ver a sus abogados hasta 12 días después de su detención y la cláusula de silencio que impidió a los medios de comunicación informar sobre su caso durante este tiempo”.
 
Según el Código Penal de Israel, una persona puede ser acusada de “espionaje” aunque la información que haya transmitido a un “agente enemigo” sea del dominio público, e incluso si al hacerlo no haya tenido intención de producir daños.
 
La fiscalía afirmó que un activista de la sociedad civil jordano con quien estuvo en contacto Ameer Makhoul era un agente de Hezbolá, y que Ameer Makhoul le dio información sobre la ubicación de una base militar y las oficinas del Servicio General de Seguridad.
 
La confesión en la que se han basado la sentencia condenatoria y la pena impuesta a Ameer Makhoul fue admitida como prueba por el tribunal, a pesar de que se denunció que había sido hecha bajo coacción y que el acusado había sido torturado en su interrogatorio. Además, parece ser que la información que Ameer Makhoul presuntamente transmitió era de dominio público.
 
La condena de Ameer Makhoul se produce en un momento en el que los activistas de derechos humanos sufren cada vez más presiones en Israel, acusados por algunos miembros del gobierno y del Parlamento de ser “antiisraelíes” y poco patriotas por denunciar violaciones de derechos humanos en Israel y los Territorios Ocupados y hacer campaña contra ellas.  
 
Ameer Makhoul es director de Ittijah, la Unión de Asociaciones Árabes de Base Comunitaria, con sede en Haifa.

Índice AI: PRE01/038/2011
Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress