Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

7 octubre 2013

Irak: Los sucesivos atentados suicidas con explosivos son crímenes de lesa humanidad

La oleada de atentados suicidas con bombas contra escolares y peregrinos chiíes perpetrados durante el fin de semana marca un deplorable giro en la escalada actual de violencia, ha afirmado Amnistía Internacional.

En la última sucesión de explosiones registradas hoy en Bagdad han perdido la vida al menos 22 personas.

“Matar deliberadamente a civiles no está justificado en ningún caso. Estos últimos ataques constituyen crímenes de guerra y forman parte de un ataque generalizado contra la población civil de Irak que equivale a crímenes de lesa humanidad”, ha dicho Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.

Los ataques, en forma de atentados suicidas con explosivos perpetrados en un patio de colegio en el norte de Irak y contra peregrinos chiíes en la capital, han causado decenas de muertes, entre ellas las de 12 niños.

La violencia desatada en varias partes del país ha alcanzado niveles sin precedentes en varios años. Ningún grupo armado ha reivindicado aún la autoría de la última sucesión de ataques, pero llevan el sello del grupo Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), afiliado a Al Qaeda.

El grupo ISIS se ha declarado autor de una serie de ataques cometidos en todo Irak en los últimos meses que han causado la muerte de cientos de civiles, incluidos numerosos chiíes. Su objetivo declarado es desatar una guerra sectaria total entre iraquíes suníes y chiíes, parecida a la que devastó el país en 2006 y 2007.

Última ola de ataques

El 6 de octubre, un hombre que conducía un camión cargado de explosivos lo hizo volar por los aires en una escuela de enseñanza primaria en el pueblo turcomano chií de Qabak, justo a las afueras de la ciudad de Tal Afar, 70 kilómetros al noroeste de Mosul, en el norte de Irak. Al menos 12 niños de entre 6 y 12 años murieron y decenas más resultaron heridos. 

El atentado tuvo lugar al día siguiente de cometerse otros tres ataques.

En Bagdad, un hombre cometió un atentado suicida con explosivos contra una multitud de peregrinos chiíes en el distrito de Al Adhamiya la víspera del aniversario de la muerte de un venerado imán chií; como consecuencia de ello murieron al menos 51 personas y al menos 70 resultaron heridas. 

También el 5 de octubre se cometió otro ataque suicida con bomba contra un café en Balad, al norte de Bagdad, que mató al menos a 12 personas e hirió al menos a 25. 

Ese mismo día, en Mosul, dos trabajadores del canal de televisión por satélite Al Sharqiya –el corresponsal Mohammad Karim al Badrani y el cámara Mohammad Ghanem– fueron abatidos a tiros por hombres armados. Al Sharqiya dijo que ambos habían recibido amenazas de muerte debido a su labor informativa sobre asuntos de seguridad.

El presidente del Parlamento iraquí, Ussama al Nujaifi, ha condenado los últimos atentados y ha pedido al gobierno que tome más medidas para proteger a la población.

“Los grupos armados deben poner fin de inmediato a los ataques deliberados contra civiles. El gobierno iraquí debe hacer más para proteger a la población civil de estos ataques y garantizar que estos crímenes se investigan sin demora y con independencia e imparcialidad”, ha dicho Hassiba Hadj Sahraoui.

Según la organización Iraq Body Count, 229 civiles han sido víctimas de homicidio en Irak desde principios de octubre, y en lo que va de año suman más de 6.000, la cifra más alta de víctimas mortales desde 2008.

Índice AI: PRE01/522/2013
Región Oriente Medio y Norte de África
País Irak
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress