Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

1 abril 2009

Guinea-Bissau: El ejército adopta medidas enérgicas contra los críticos

Amnistía Internacional ha revelado hoy (1 de abril de 2009) que a primeras horas de la mañana Francisco José Fadul, presidente de un tribunal y ex primer ministro de Guinea-Bissau, fue víctima de una paliza a manos de miembros del ejército en su domicilio en Bissau.

Actualmente está en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Nacional Simão Mendes de Bissau.

La paliza se ha producido después de que miembros del ejército agredieran al conocido abogado Pedro Infanda, que fue arrestado y sometido a una brutal paliza y a torturas durante cuatro días a manos de oficiales del ejército antes de ser trasladado bajo custodia policial. Pedro Infanda también está actualmente en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Nacional Simão Mendes.

En Guinea-Bissau el ejército carece de autoridad para arrestar a civiles.

Antes de su agresión a manos de oficiales del ejército, ambos hombres habían mantenido sendas conferencias de prensa en las que habían criticado a los militares.  

“El ejército de Guinea-Bissau está aplicando medidas extremas contra cualquier oposición o crítica, infundiendo el temor en cualquier persona de quien pueda considerar que expresa libremente sus opiniones sobre la actuación de los militares”, ha declarado Erwin van der Borght, director del Programa para África de Amnistía Internacional.

Francisco Fadul celebró una conferencia de prensa el lunes 30 de marzo en la que pidió al gobierno que hiciera que el ejército rindiera cuentas de la corrupción y otros crímenes. Según los informes, a primeras horas de esta mañana cuatro oficiales del ejército le propinaron una paliza, golpeándolo con las culatas de sus armas de fuego, y le dijeron que “hablaba demasiado”. Fadul sufrió lesiones en todo el cuerpo —incluida la cabeza— y una herida de arma blanca en el brazo.

Pedro Infanda fue arrestado arbitrariamente por oficiales del ejército el lunes 23 de marzo y llevado desde su despacho al Quartel Amura de Bissau, una instalación militar donde le propinaron una brutal paliza con objetos de madera durante cuatro días y lo torturaron. Además, le negaron el acceso a tratamiento médico, a su familia y a un abogado. Infanda tiene todo el cuerpo lleno de magulladuras.

Horas antes de su arresto ilegítimo, Pedro Infanda había celebrado una conferencia de prensa en su despacho en la que habló en nombre de su cliente, Jose Americo Bubo Na Tchute, ex jefe de la Marina de Guinea-Bissau. En dicho acto, Pedro Infanda expresó la opinión de su cliente de que el recién nombrado jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas no era competente para ocupar el cargo.

Amnistía Internacional ha expresado su preocupación porque se haya permitido que, contrariamente a lo previsto en las leyes nacionales, el ejército arrestase y detuviese a civiles. Los arrestos ilegítimos y los malos tratos a manos de miembros del ejército violan también las obligaciones internacionales de Guinea-Bissau en materia de derechos humanos.

“El gobierno debe investigar inmediatamente estas detenciones y palizas a manos de los militares y garantizar que los responsables comparecen ante la justicia y que no vuelven a producirse agresiones similares —ha declarado Erwin van der Borght—. Hay que comunicar al ejército de forma inequívoca que no tiene autoridad para arrestar ni detener a civiles.”

Notas para los periodistas:

  • El contraalmirante Jose Americo Bubo Na Tchute fue acusado de dirigir un presunto intento de golpe de Estado contra el difunto presidente Bernardo João Vieira el 6 de agosto de 2008. Según los informes, se fugó estando sometido a arresto domiciliario y huyó a Gambia por mar. 
  • Guinea-Bissau es un país sumamente inestable que cuenta con un largo historial de golpes de Estado y rebeliones militares. Desde 2000, los soldados han matado a tres jefes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, así como a otros oficiales de alto rango del ejército. Los responsables de las muertes no han respondido de sus actos ante la justicia. 
  • En 2007, cuatro periodistas y un defensor de los derechos humanos, por temor a ser detenidos y posiblemente torturados, se ocultaron tras informar de la implicación de oficiales del ejército en el creciente tráfico de drogas. 
  • El domingo 1 de marzo de 2009, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general Batista Tagme Na Waie, murió en un atentado con bomba en su despacho del Mando General de las Fuerzas Armadas en Bissau. Horas después, la madrugada del lunes 2 de marzo, en lo que aparentemente fue un ataque de venganza, un grupo de soldados mató al presidente João Bernardo Vieira, al que consideraban responsable de la muerte del general Tagme na Waie. El ejército se comprometió a respetar la Constitución y se nombró a un nuevo jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. Con arreglo a la Constitución, el presidente de la Asamblea Nacional asumió el cargo de presidente provisional hasta que se celebren nuevas elecciones presidenciales, previstas para principios de junio como máximo.

 

Región África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress