Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

10 noviembre 2008

Grupos de derechos humanos instan a los gobiernos europeos a ofrecer protección humanitaria a los detenidos en Guantánamo

 

(Berlín, 10 de noviembre de 2008) – Cinco importantes grupos de derechos humanos han hecho hoy un llamamiento a los gobiernos europeos para que proporcionen protección de carácter humanitario a los detenidos de Guantánamo que no serán acusados de ningún delito pero que no pueden ser devueltos a sus países de origen por el riesgo que corren de sufrir torturas u otras violaciones graves de derechos humanos. Los gobiernos europeos deben llegar a un acuerdo para aceptarlos en sus países y garantizar que se les facilita ayuda adecuada.
Amnistía Internacional, el Centro de Derechos Constitucionales, Human Rights Watch, Reprieve y la Federación Internacional de los Derechos Humanos exhortan a los gobiernos a que trabajen con la nueva administración estadounidense para adoptar esta importante medida con el fin de facilitar el cierre del centro de detención de Guantánamo.
“Debemos encontrar una solución para los 50 hombres que permanecen recluidos en Guantánamo simplemente porque no tienen otro sitio a donde ir”, ha afirmado Emi MacLean, abogada del Centro de Derechos Constitucionales. “Dos veces ha intentado el gobierno estadounidense enviar a Libia a nuestro cliente Abdul Ra’ouf Al Qassim, aunque no cabe ninguna duda de que, en caso de ser devuelto, correría el riesgo de sufrir tortura o de desaparecer en las cárceles libias. Su supervivencia depende de que otro país haga un simple gesto humanitario abriéndole sus puertas”.
“Todo el mundo parece coincidir, con razón, en que hay que cerrar el centro de detención de la base de Guantánamo, y el presidente electo Obama ha afirmado que lo hará”, ha declarado Daniel Gorevan, director de la campaña “Contra el Terror, Justicia” de Amnistía Internacional. “Es evidente que otros gobiernos pueden contribuir a que esto suceda ofreciendo protección a las personas que no pueden regresar a sus países de origen. Esto tendría un doble efecto: ayudaría a poner fin al calvario de una persona detenida ilegalmente en contra de su derechos humanos y acabaría con el escándalo internacional de derechos humanos que representa Guantánamo.”
“Esta es una oportunidad clave para que los países de ambos lados del Atlántico superen los errores cometidos en el contexto de la ‘guerra contra el terror’: entregas, detención secreta y tortura”, ha afirmado Cori Crider, abogada de Reprieve. “El presidente electo Obama asegura que cerrará Guantánamo; la cuestión es cuándo y cómo. A uno de los clientes de Reprieve lo devolvieron a Túnez, lo narcotizaron, lo golpearon y lo amenazaron con violar a su esposa ya su hija. Otro está intentando, incluso ahora, seguir en Guantánamo porque funcionarios tunecinos lo amenazaron con ‘la tortura del barril lleno de agua’. Estados Unidos insiste en que tiene plena autoridad para enviarlo de vuelta a Túnez. Europa puede trasladar un mensaje poderoso prestando su colaboración a Obama y ofreciendo una alternativa segura para este grupo reducido de personas”.
“El presidente electo Obama se ha comprometido a cerrar Guantánamo, pero va a necesitar la ayuda de Europa”, ha afirmado Joanne Mariner, directora del programa sobre terrorismo y contraterrorismo de la organización Human Rights Watch. “Los gobiernos europeos pueden prestar una ayuda muy necesaria comprometiéndose a aceptar a algunos de los detenidos que no pueden ser devueltos a sus países de origen”.
“La Federación Internacional de Derechos Humanos y el Centro de Derechos Constitucionales movilizaron a 77 miembros del Parlamento Europeo que han emitido un llamamiento conjunto dirigido a los Estados Miembros de la UE para que ofrezcan posibilidades de reasentamiento para los detenidos de Guantánamo. La Unión Europea, como importante aliado estratégico de Estados Unidos, debe ayudar al gobierno estadounidense a reubicar a estos hombres”, ha declarado Souhayr Belhassen, presidenta de la Federación Internacional del Derechos Humanos.


Información complementaria


Estados Unidos es el principal responsable de encontrar soluciones para todas las personas detenidas en Guantánamo, ya que fue este país el que las llevó al centro de detención y el que las mantiene allí recluidas ilegalmente. Si Estados Unidos no tiene intención de acusarlas y juzgarlas ante la justicia ordinaria estadounidense, y no puede ponerlas en libertad y enviarlas a sus países de origen en condiciones seguras, debe ofrecerles de inmediato la oportunidad de recuperar la libertad en Estados Unidos.
Sin embargo, también es evidente que los gobiernos de Europa y de otros lugares pueden y deben desempeñar una función esencial ofreciendo a esas personas protección humanitaria en forma de un lugar seguro donde rehacer sus vidas después de años de sufrimiento. La implicación de los gobiernos europeos contribuirá decisivamente a encontrar una solución a este problema, una solución de la que depende de forma crucial el objetivo internacional de cerrar Guantánamo.
Aproximadamente 50 de los detenidos que actualmente se encuentran en Guantánamo no pueden ser enviados legalmente a sus países de origen porque correrían un riesgo real de sufrir violaciones de derechos de derechos humanos, tales como tortura u otros malos tratos. Estas personas proceden de países como China, Libia, Rusia, Túnez y Uzbekistán.
Los grupos de derechos humanos han hecho su llamamiento tras la celebración en Berlín de un seminario estratégico a puerta cerrada de dos días de duración, convocado por ONG y otros actores internacionales que desarrollan su labor en el campo de la protección humanitaria.


Declaraciones de apoyo de actores internacionales


Nos encontramos en un momento crucial. Ya es posible anticipar el cierre de Guantánamo, el fin de la práctica estadounidense de la detención ejecutiva y la reafirmación de los principios fundamentales de derechos humanos, como la prohibición de la tortura en todas las circunstancias. Sin embargo, son esenciales la participación y el apoyo de Europa para alcanzar estos objetivos. Uno de los pasos que deben dar los gobiernos europeos consiste en aceptar dentro de sus fronteras al reducido número de hombres detenidos en Guantánamo que no pueden ser repatriados en condiciones seguras. Guantánamo no puede cerrarse hasta que estos hombres tengan un país que los acepte y en el que sus vidas y su libertad no estén amenazados.
Manfred Nowak, relator especial de la ONU sobre la cuestión de la tortura


Insto a los gobiernos europeos a que abran sus puertas a un reducido número de hombres que temen sufrir persecución o tortura si se los traslada a sus países de origen. Esa ayuda no es solamente lo correcto, sino que de ella dependen de modo crítico nuestros esfuerzos por conseguir el cierre inmediato del centro de detención de Guantánamo.
Thomas Hammerberg, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa


Ahora es necesario renovar los esfuerzos con los gobiernos europeos y el gobierno estadounidense para cerrar Guantánamo y ofrecer protección a las personas que no pueden ser devueltas a sus países de origen en condiciones seguras. Los esfuerzos de las ONG de derechos humanos llegan en el mejor momento, con el fin de utilizar los próximos meses del modo más positivo.
Anne-Marie Lizin, vicepresidenta de la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y representante especial sobre Guantánamo para la Asamblea Parlamentaria de la OSCE. 

Índice AI: PRE01/278/2008
Región
País
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress