Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

9 diciembre 2008

Grecia: Falla el sistema de rendición de cuentas policial

Mientras continúan en Grecia, por cuarto día consecutivo, las manifestaciones antigubernamentales, Amnistía Internacional pide que las autoridades se comprometan claramente a poner fin al uso ilegal y desproporcionado de la fuerza por parte de la policía.

“Tanto las imágenes publicadas por los medios de comunicación internacionales como las declaraciones realizadas por testigos a Amnistía Internacional dan prueba creciente de los golpes y malos tratos de la policía contra manifestantes pacíficos”, ha manifestado Nicola Duckworth, directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

Los miembros de Amnistía Internacional en Grecia han informado de que los agentes que acudieron a sofocar los disturbios utilizaron una violencia punitiva contra manifestantes pacíficos, en lugar de dirigirse contra quienes incitaban a la violencia y destruían bienes. En este contexto, a la organización le preocupan los malos tratos sufridos por dos de sus miembros, a quienes la policía golpeó con porras.

Según el derecho internacional, la policía tiene el deber de garantizar que el control de las manifestaciones se lleva a cabo de manera conforme a las normas internacionales, incluidas las relativas al uso de la fuerza. Amnistía Internacional reconoce las dificultades a las que se enfrentan los agentes durante unas manifestaciones en las que se han incendiado centenares de edificaciones y decenas de personas han resultado heridas, y señala que las autoridades griegas tienen tanto la responsabilidad como la obligación, en virtud del derecho internacional, de garantizar la seguridad de personas y bienes.

Los disturbios estallaron al atardecer del 6 de diciembre, cuando Alexandros-Andreas (Alexis) Gregoropoulos, de 15 años, murió por los disparos de un agente de la unidad de “guardias especiales”. Los relatos de los sucesos que condujeron a su muerte varían.

Según la policía, dos agentes que viajaban en un vehículo fueron atacados inicialmente por un grupo de entre 20 y 30 jóvenes. En un segundo encuentro, uno de los agentes lanzó una granada de fogueo, mientras el otro realizó dos disparos al aire y uno al suelo. Uno de los disparos rebotó e hirió de muerte al joven.

Según la información recibida por Amnistía Internacional, Alexis Gregoropoulos había salido con sus amigos el sábado por la tarde. Hacia las nueve de la noche, dos policías en un vehículo se acercaron al grupo y mantuvieron una discusión con los jóvenes. Cuando los agentes se marchaban, uno de los jóvenes arrojó una botella de cerveza contra el vehículo policial. Los policías aparcaron el vehículo, regresaron a pie y se enzarzaron en una nueva discusión con los jóvenes. Durante la disputa, uno de los agentes realizó tres disparos, uno de los cuales hirió de muerte a Alexis Gregoropoulos.

“Las declaraciones de policías y testigos son contradictorias. Sólo una investigación inmediata, exhaustiva, independiente e imparcial sobre las circunstancias completas de los disparos puede determinar la secuencia de los hechos y la responsabilidad por la muerte del joven Alexis”, ha manifestado Nicola Duckworth.

Los agentes han sido suspendidos, y el que realizó el disparo se enfrenta a cargos de uso ilegal de armas de fuego y homicidio intencionado, mientras que el segundo se enfrenta a cargos de complicidad.

“El homicidio de Alexis Gregoropoulos y el uso aparentemente desproporcionado de la fuerza en las actuaciones policiales durante manifestaciones siguen un claro patrón de graves violaciones de derechos humanos por parte de la policía, patrón que incluye uso excesivo de la fuerza, tortura y otros malos tratos, uso indebido de armas de fuego e impunidad en todos los órganos de cumplimiento de la ley”, ha manifestado Nicola Duckworth.

Amnistía Internacional ha investigado ampliamente las violaciones de derechos humanos cometidas por los órganos de cumplimiento de la ley de Grecia, y ha pedido reiteradamente a las autoridades griegas que investiguen exhaustivamente el sistema que permite que sucedan. La organización insta a las autoridades a tomar medidas inmediatas para romper la cadena de impunidad instituyendo mecanismos independientes para investigar las denuncias de conducta policial ilegítima, revisando la actuación policial durante las manifestaciones y ratificando el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.
       
Véase también:
Grecia: Basta ya de impunidad para los malos tratos policiales http://www.amnesty.org/es/library/info/EUR25/007/2007/es
Greece: Call for independent investigation into ill-treatment of demonstrators http://www.amnesty.org/en/library/info/EUR25/009/2003/en
Greece: Amnesty International calls for re-trial of police officer acquitted of alleged rape of a Ukrainian woman http://www.amnesty.org/en/library/info/EUR25/006/2003/en
Greece: In the shadow of impunity. Ill-treatment and the misuse of firearms http://www.amnesty.org/en/library/info/EUR25/022/2002/en
Out of the spotlight: The rights of foreigners and minorities are still a grey area (Índice AI: EUR 25/016/2005) http://web.amnesty.org/library/index/engeur250162005

Índice AI: PRE01/313/2008
Región Europa y Asia Central
País Grecia
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress