Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

23 febrero 2012

Malí: El gobierno debe dejar de bombardear a civiles

El gobierno de Malí debe poner fin a los bombardeos contra la población civil del norte del país, ha manifestado Amnistía Internacional hoy, tras la muerte de una niña de cuatro años a causa de uno de estos ataques.

Fata Walette Ahmedou resultó herida ayer por la tarde al bombardear un helicóptero el campo de Kel Essouck, situado en las inmediaciones de la localidad septentrional de Kidal, unos 1.600 kilómetros al noreste de la capital, Bamako. La niña murió como consecuencia de las heridas el jueves por la mañana.

Al menos 12 personas más resultaron también heridas en el ataque, entre ellas Khawlata Walette Alladi, que sufrió lesiones graves en la pelvis y en una pierna que hubo que amputarle, y una mujer que había dado a luz recientemente y que sufrió heridas en la cabeza.

“Es la población civil la que sufre especialmente como consecuencia de estos bombardeos indiscriminados. Además de causar víctimas humanas, los ataques han matado gran número de vacas, camellos y cabras, animales de los que depende la población nómada tuareg”,  ha manifestado Gaëtan Mootoo, investigador de Amnistía Internacional sobre África Occidental.

“Estos bombardeos violan el derecho internacional humanitario y el gobierno debe ponerles fin de inmediato.”

La zona de Kidal sufre bombardeos de helicópteros del ejército de Malí desde el 11 de febrero.

Un testigo ha contado a Amnistía Internacional que tras el último ataque se encontraron 15 cartuchos de proyectiles con propulsores.

El Movimiento Nacional de Liberación de l’Azawad (MNLA), grupo armado de oposición tuareg, impulsó un alzamiento militar en el norte del país el mes pasado.

Desde entonces, decenas de personas han muerto y millares se han visto desplazadas como consecuencia de los combates entre el MNLA y el ejército de Malí. Miles de personas han huido a los vecinos Níger, Burkina Faso y Mauritania.

El 18 de febrero de 2012, el MNLA mató, según informes, a un jefe tradicional, Moussa Balobo Maïga, en Hombori, localidad situada unos 900 kilómetros al noreste de Bamako. El grupo negó ser responsable de este homicidio y acusó a la gendarmería maliense (policía de estructura militar).

Amnistía Internacional ve también con preocupación que, según informes, el 17 de febrero los militares tuvieran brevemente detenidos y maltrataran a dos miembros del personal tuareg de la Cruz Roja a la entrada de Kidal.

“El ejército de Malí y el MNLA deben hacer todo lo posible para proteger a quienes no tomen parte activa en las hostilidades, como disponen los Convenios de Ginebra", ha señalado Gaëtan Mootoo.

Índice AI: PRE01/101/2012
Región África
País Malí
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress