Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

2 mayo 2008

Estados Unidos: Libertad o juicios justos para los demás detenidos de Guantánamo

Con la liberación de otros nueve detenidos de Guantánamo, Amnistía Internacional ha reiterado
hoy, 2 de mayo, que las detenciones en Guantánamo son una parodia de la justicia. La
administración estadounidense debe juzgar con garantías o poner en libertad, plenamente
protegidos contra ulteriores abusos, a los 270 detenidos que aún están en la base.

Los nueve hombres han sido los primeros en salir en libertad de la base naval este año. Entre
ellos se encuentra el cámara de Al Yazira Sami al-Hajj, recluido sin cargos en el centro de
detención de Guantánamo durante casi seis años. A Amnistía Internacional le preocupa
especialmente su salud y su bienestar tras los años que ha pasado en detención indefinida y
sufrido otros presuntos abusos, incluso durante su prolongada huelga de hambre.

Sami al-Hajj fue repatriado con otros dos ciudadanos sudaneses recluidos en Guantánamo,
Yacoub al-Amir y Walid Ali, y trasladado directamente del avión al hospital en camilla.

Un cuarto detenido, Saïd Boujaâdia, ha sido devuelto a Marruecos, donde según informes ha
sido puesto bajo custodia de la policía judicial en Casablanca. Amnistía Internacional seguirá
supervisando su situación y pide a las autoridades marroquíes que garanticen que el trato que
recibe se ajusta plenamente al derecho internacional. Debe dársele acceso a asistencia letrada y
atención médica independiente, y, o bien ser acusado sin demora de algún delito común
reconocible y llevado ante un juez, o bien ser puesto en libertad.

Según el Pentágono, otros cinco detenidos fueron trasladados también a Afganistán. Amnistía
Internacional no tiene más información sobre ellos en este momento, y pide igualmente a las
autoridades afganas que se aseguren de que el trato que reciben y sus juicios se ajustan
plenamente a las leyes y normas internacionales y de ningún modo perpetúan el tratamiento
ilegal que han sufrido los detenidos de Guantánamo.

“El gobierno estadounidense debe abandonar los juicios ante comisiones militares que no son
independientes de la misma rama del gobierno que ha autorizado y aprobado abusos contra los
detenidos y que pueden basarse en información obtenida bajo malos tratos”, ha manifestado
Amnistía Internacional.

Además de negar a los detenidos en Guantánamo y en otros lugares el derecho a impugnar su
detención ante un tribunal independiente e imparcial mediante el centenario recurso de hábeas
corpus, las autoridades estadounidenses han sometido a los detenidos a un trato y unas
condiciones que violan la prohibición absoluta de la tortura u otros tratos crueles, inhumanos o
degradantes, y las investigaciones de estos abusos han sido inadecuadas.

“El gobierno estadounidense debe cerrar permanentemente el centro de detención de
Guantánamo y poner fin al programa de detención secreta estadounidense operado por la CIA.
EE. UU. debe hacer que sus detenciones en todo el mundo se ajusten plenamente al derecho y
las normas internacionales”, ha dicho Amnistía Internacional.

“Debe haber una rendición de cuentas plena por todas las violaciones de derechos humanos,
incluidos los crímenes internacionales de tortura y desaparición forzada.”

Véase también:

¿Quiénes son los detenidos de Guantánamo? CASO 16. Ciudadano sudanés: Sami al Hajj, 11 de
enero de 2006, Índice AI: AMR 51/013/2006,
http://www.amnesty.org/es/library/info/AMR51/013/2006/es

Índice AI: PRE01/135/2008
Región
País
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress