Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

14 septiembre 2012

Egipto debe detener al presidente sudanés Omar al Bashir

El gobierno egipcio debe retirar de inmediato su invitación al presidente de Sudán, Omar al Bashir, y proceder a su detención si viaja a El Cairo, ha afirmado hoy Amnistía Internacional.

Omar al Bashir tiene previsto reunirse con el presidente Mohamed Morsi y otras autoridades egipcias en el marco de una visita de dos días que comienza el 16 de septiembre.

La Corte Penal Internacional (CPI) ha dictado dos órdenes de detención contra Omar al Bashir por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en Darfur. Las órdenes, dictadas en 2009 y 2010, lo acusan de responsabilidad penal en 10 cargos, entre ellos asesinato, exterminio, traslado forzoso de población, tortura y violación.

“Si Egipto da la bienvenida a Omar al Bashir, se convertirá en un refugio seguro para los presuntos responsables de genocidio”, ha afirmado Marek Marczynski, responsable de Investigación, Política y Campañas en el área de Justicia Internacional de Amnistía Internacional.

“Egipto no debe permitir que Omar al Bashir entre en su territorio, y debe detenerlo si pone su pie en él.”

Egipto ha elegido hasta ahora ignorar las órdenes de detención de la CPI. No detuvo a Omar al Bashir durante sus visitas anteriores, como la de marzo de 2009, sólo unas semanas después de que la CPI pidiera su detención por primera vez, y la de marzo de 2011, cuando se reunió con el consejo militar que en esas fechas gobernaba Egipto.

Cuando el Consejo de Seguridad de la ONU remitió la situación de Darfur a la CPI en 2005, instó a todos los Estados a cooperar plenamente con la Corte.

Aunque Egipto no es parte en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, debe recordarse que todos los Estados tienen la responsabilidad compartida de garantizar que se investiga a las personas sospechosas de genocidio y crímenes de lesa humanidad. 

Cuando existen suficientes indicios admisibles, los sospechosos deben ser enjuiciados en juicios con garantías en los que no pueda imponerse la pena de muerte.

“En su primer discurso, el presidente Morsi afirmó que los valores y la identidad de Egipto respetarían los valores humanitarios, especialmente en cuanto a libertad y derechos humanos. ¿Cómo puede ahora estrechar la mano a un hombre reclamado por genocidio?”, ha afirmado Marczynski.
 
“Amnistía Internacional pide a todos los miembros de la comunidad internacional que ayuden a la CPI a ejecutar sus órdenes de detención en la situación de Sudán.”

Índice AI: PRE01/435/2012
Región Oriente Medio y Norte de África
País Egipto
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress