Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

29 noviembre 2008

Croacia: El gobierno debe investigar los ataques contra periodistas

Al no haberse ocupado las autoridades croatas de las amenazas contra periodistas se ha creado un clima de intimidación en el que la labor de estos profesionales se desarrolla con gran peligro para sus vidas, según ha dicho hoy, 29 de noviembre, Amnistía Internacional.

La organización efectuó esta declaración cuando Drago Hedl, uno de los más importantes periodistas del país, volvía a ser amenazado de muerte tras realizar una investigación que señalaba la participación de un destacado político croata en el homicidio de serbocroatas en la ciudad de Osijek durante la guerra de 1991-1995.

“Las amenazas contra Drago Hedl son un claro intento de desalentarlo a él y a otros periodistas que han desempeñado un papel crucial para que salgan a la luz violaciones de derechos humanos a fin de que no hagan públicos sus descubrimientos”, ha dicho Nicola Duckworth, directora del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional. “Las autoridades croatas deben predicar con el ejemplo, investigar estas amenazas y poner a sus autores a disposición judicial”.

Drago Hedl ha recibido al menos cuatro amenazas de muerte en relación con sus artículos de investigación sobre los crímenes de guerra perpetrados en Osijek. El jueves fue amenazado de nuevo mediante mensajes de texto enviados a su teléfono móvil. Tras el incidente se le prestó protección policial.

Drago Hedl es uno de los más destacados periodistas croatas. Ha ganado muchos premios internacionales por su trabajo de investigación sobre crímenes de guerra cometidos durante el conflicto de 1991-1995 en Croacia y se ha ocupado mucho de los crímenes de guerra cometidos en la zona de Osijek.

“Instamos a las autoridades croatas a que lleven a cabo sin demora una investigación imparcial y eficaz para garantizar que los responsables de estas amenazas son puestos a disposición judicial. La organización pide también a las autoridades que tomen medidas eficaces para resolver la escalada de intimidaciones, y en ocasiones de ataques con resultado de muerte.”

Información complementaria
Los periodistas croatas han sido objeto de ataques en varias ocasiones durante 2008. Hasta donde sabe Amnistía Internacional, no se ha concluido ninguna investigación sobre los casos y ninguno de los responsables ha sido puesto a disposición judicial.

En octubre, Ivo Pukanic, propietario del semanario croata Nacional, murió al explotar una bomba colocada en un automóvil en Zagreb. Según los informes, su homicidio tuvo que ver con las investigaciones sobre las actividades de la delincuencia organizada en la ex Yugoslavia que había realizado su publicación.

En junio, Dušan Miljuš, periodista del diario croata Jutarnji List, fue brutalmente golpeado por desconocidos delante de su domicilio de Zagreb, tras sus artículos sobre la relación de la policía con actividades empresariales ilícitas.

En noviembre colocaron bajo el automóvil de Hrvoje Appelt una falsa bomba, al parecer por su investigación del contrabando de carburante en el que, según los informes, estaban implicadas estructuras de la delincuencia organizada de otros países del sureste de Europa.

Nota a los periodistas:
Si desean recibir más información o hablar con la persona de Amnistía Internacional experta en Croacia, pónganse en contacto con la persona encargada de prensa que esté de servicio llamando al teléfono +44 777 847 2126, o escribiendo un mensaje de correo electrónico a press@amnesty.org

 

Índice AI: PRE01/305/2008
Región Europa y Asia Central
País Croacia
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress