Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

15 junio 2010

Críticas a la comisión de Israel sobre Gaza por falta de transparencia y rendición de cuentas

Amnistía Internacional ha criticado hoy la investigación propuesta por Israel sobre su acción militar del 31 de mayo contra una flotilla de ayuda humanitaria a Gaza, por considerar que carece de transparencia y que seguramente no garantizará la rendición de cuentas por la muerte de nueve activistas durante la operación.

El gabinete israelí aprobó una comisión israelí compuesta por tres miembros, y dos observadores internacionales, que examine la acción militar de Israel frente a la costa de Gaza en la que nueve activistas internacionales murieron a manos de fuerzas israelíes.

“El formato de esta comisión designada por el gobierno constituye una decepción y una oportunidad perdida”, ha manifestado Malcolm Smart, director de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“La comisión no parece ni independiente ni lo suficientemente transparente; a los dos observadores internacionales puede negárseles el acceso a información crucial, y es posible que las conclusiones de la comisión no se utilicen en procesamientos futuros.”

La comisión no tendrá acceso a los miembros del ejército israelí que participaron en la planificación y ejecución de la acción militar, salvo al jefe del Estado Mayor, y nada indica que sus conclusiones o recomendaciones vayan a ser vinculantes.

La comisión estará presidida por el ex magistrado del Tribunal Superior israelí Jacob Turkel, especialista en derecho civil que también ha actuado como juez en tribunales militares de apelación.

Los otros dos miembros de la comisión serán Amos Horev, general de división retirado y ex director científico de las fuerzas de defensa israelíes, y Shabbtai Rosen, catedrático de derecho internacional de la Universidad Bar Ilan y ex representante de Israel ante las Naciones Unidas.

Los dos observadores internacionales –David Trimble, ex primer ministro de Irlanda del Norte, y Ken Watkin, ex presidente del poder judicial militar de Canadá– sólo participarán en las vistas y debates de la comisión como observadores.

Toda información de la que el presidente de la comisión considere que “con casi total certeza causará un daño sustancial” a la seguridad nacional o las relaciones exteriores de Israel podrá ser ocultada a los observadores internacionales.

La comisión puede también censurar su informe por motivos similares, tras consultar con lo que se denomina vagamente “los órganos autorizados”.

“Los procesos de la comisión deben ser abiertos y transparentes, y deben permitir el acceso a todas las fuentes de información”, ha manifestado Malcolm Smart. “No debe permitirse que las consideraciones políticas del gobierno israelí determinen cuáles de sus conclusiones se hacen públicas.”

Tampoco está claro si la comisión tendrá acceso, y en qué medida, a toda la documentación, incluidas las filmaciones en película y vídeo confiscadas a equipos de televisión y otras personas a bordo de la flotilla, ni qué esfuerzos hará para recabar información de los activistas internacionales que viajaban en los barcos que componían la flotilla.

“La estipulación de que las conclusiones de la comisión no pueden utilizarse en procedimientos judiciales futuros resulta especialmente preocupante”, ha manifestado Malcolm Smart.

“Esto pone seriamente en duda la posibilidad de que se haga rendir cuentas a cualquier persona de la que se concluya que ha ordenado o cometido violaciones de derechos humanos o violaciones del derecho internacional humanitario.”

Israel, como todos los Estados, tiene la obligación de procesar y castigar a los autores de delitos contemplados por el derecho internacional. Además, los mandos y superiores individuales pueden ser considerados penalmente responsables a consecuencia de la conducta de sus subordinados. La investigación israelí debe reafirmar la obligación del Estado de Israel de combatir la impunidad.

Aunque su mandato incluye examinar “las circunstancias de seguridad que rodean la imposición del bloqueo naval”, a la comisión no se le ha encomendado examinar más ampliamente la legalidad de la clausura de Gaza, que incluye un bloqueo no sólo por mar, sino también por tierra y aire.

“La creación de esta comisión no debe distraer la atención del bloqueo constante de Israel sobre Gaza, un bloqueo que Israel debe levantar de inmediato”, ha manifestado Malcolm Smart. “La clausura de Gaza por parte de las autoridades israelíes constituye un castigo colectivo, y viola claramente las obligaciones legales de Israel como potencia ocupante.”

Los mecanismos disponibles en Israel para investigar las denuncias han sido ampliamente criticados.

Pese a los reiterados llamamientos de la Asamblea General de la ONU, en los 18 meses transcurridos desde el final de su operación militar de 22 días en Gaza, Israel no ha llevado a cabo investigaciones “independientes, creíbles y conformes con las normas internacionales” sobre los presuntos crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional cometidos por sus fuerzas, de los que informó la misión de investigación bajo mandato de la ONU sobre el conflicto de Gaza y el sur de Israel.

Amnistía Internacional ha pedido que la muerte de nueve activistas durante la acción israelí del 31 de mayo contra la flotilla sea objeto de una investigación internacional inmediata y creíble, y que se rindan plenamente cuentas por esos hechos.

Los elegidos para llevar a cabo dicha investigación deben ser personas de reconocida imparcialidad, competencia y conocimientos. Israel debe cooperar plenamente con esta investigación internacional.

Índice AI: PRE01/195/2010
Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress