Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

18 julio 2008

Corea del Sur: Hay que investigar el uso de la fuerza contra las protestas por las importaciones de carne

La policía surcoreana hizo uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos que protestaban por la política comercial del gobierno, ha manifestado hoy, 18 de julio de 2008, Amnistía Internacional, al hacer públicas las conclusiones preliminares de su investigación sobre las violaciones de derechos humanos cometidas durante una protestas contra las importaciones de carne de vacuno de Estados Unidos, que tuvieron lugar en el centro de Seúl entre el 25 de mayo y el 10 de julio.

"El gobierno debe demostrar su compromiso con el Estado de derecho garantizando la rendición de cuentas de todo agente de policía que hiciera uso excesivo de la fuerza y facilitando el debido proceso a los manifestantes contra los que se hayan presentado cargos" ha manifestado Norma Kang Muico, investigadora de Amnistía Internacional.

"En general, tanto los manifestantes como la policía dieron muestras de notable organización y moderación. Estas manifestaciones, y la respuesta que se les dio, ponen de manifiesto en general la fuerza de la sociedad civil surcoreana y de sus instituciones, pero hemos documentado varios casos de violación de derechos humanos".

Desde primeros de mayo, decenas de miles de personas se manifestaron contra la renovación de las importaciones de carne de vacuno estadounidense por temor a la BSE, o enfermedad de las vacas locas. Las manifestaciones fueron masivas, a menudo de hasta 10.000 personas, y en gran medida pacíficas, pero se dieron casos de violencia cuando, al intentar la policía antidisturbios controlar a la multitud, algunos manifestantes atacaron y destruyeron vehículos policiales.

Durante vigilias con velas celebradas el 31 de mayo y el 1 de junio, la policía utilizó a corta distancia extintores de incendios y cañones de agua contra manifestantes en gran medida pacíficos, causándoles lesiones como ceguera, fracturas de huesos y conmociones cerebrales.

Las investigaciones realizadas por Amnistía Internacional revelan lo siguiente:

En algunos casos, la policía hizo uso excesivo de la fuerza y uso indebido de dispositivos antidisturbios no letales, como cañones de agua y extintores de incendios;
La policía practicó detenciones arbitrarias de manifestantes y simples transeúntes;
Algunas de las personas detenidas sufrieron trato o pena cruel, inhumano o degradantes como falta de la debida atención médica.
El gobierno coreano no ha realizado aún investigaciones adecuadas sobre lo ocurrido.
 
En un caso, una oficinista de 24 años se cayó al cargar de repente la policía antidisturbios contra la multitud y fue rodeada por al menos cinco agentes que la golpearon con porras y le dieron reiteradas patadas en la cabeza. Para protegerse, la joven se cubrió el rostro con los brazos. Tras los golpes tenía un brazo roto, la cabeza muy hinchada y cortes y contusiones en la parte superior del cuerpo. No ha podido volver al trabajo, pues está hospitalizada desde el 30 de junio.

Otro caso es el de un muchacho de 14 años que participaba en las vigilias pacíficas junto con su madre, sus compañeros de clase y sus profesores. Al abalanzarse la policía sobre la multitud, echaron  a correr por la acera para protegerse. Un agente de policía golpeó entonces al muchacho en la nuca con un escudo, a causa de lo cual perdió el conocimiento y comenzó a sangrar por la cabeza abundantemente. Lo llevaron al hospital de Yonsei Severance, donde los médicos le suturaron la herida.

"Los participantes en estas protestas eran ciudadanos que expresaban sus opiniones de
manera enérgica pero pacífica en gran medida -ha señalado Norma Kang Muico-. Ante esto, su gobierno respondió haciendo uso excesivo de la fuerza, y esta respuesta ha de ser objeto de una investigación más exhaustiva."

FIN/
Documento público
****************************************
Si desean más información pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres, llamando al número + 44 20 7413 5566 o escribiendo por correo electrónico a press@amnesty.org
Secretariado Internacional, Amnistía Internacional, 1 Easton St., London WC1X 0DW, Reino Unido
www.amnesty.org

 

Índice AI: PRE01/194/2008
Región Asia y Oceanía
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress