Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

16 febrero 2010

Civiles afganos en peligro durante la ofensiva de la OTAN contra los talibanes

 Amnistía Internacional pide a ambas partes que protejan a los civiles afganos mientras la OTAN y las fuerzas afganas continúan desarrollando una importante ofensiva militar en la provincia meridional de Helmand.

“Alrededor de 10.000 civiles han huido de la zona de conflicto, pero hay miles más atrapados en los combates”, ha declarado Sam Zarifi, director del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.

“Es probable que este año los combates se recrudezcan más que nunca en Afganistán, y el año pasado la guerra ya se cobró más de 2.400 muertos civiles, la cifra más elevada desde 2001. Por tanto, es crucial que todas las partes del conflicto hagan esfuerzos para reducir al mínimo los daños para los civiles.”

Residentes desplazados han informado de que los talibanes intentaron impedir que los civiles salieran de la zona de conflicto y en algunos casos han disparado desde lugares donde había civiles y han tratado de refugiarse entre ellos.

Según cálculos de la ONU, los talibanes y otros grupos antigubernamentales fueron responsables de dos tercios de las muertes y heridas causadas a los civiles el pasado año.

 “Se sabe que los talibanes ponen en peligro sistemática y deliberadamente a los civiles afganos en sus operaciones, lo que puede constituir un crimen de guerra —declara Sam Zarifi—. Los grupos rebeldes están obligados por el derecho internacional a adoptar todas las precauciones posibles para proteger las vidas de los civiles. Los talibanes invocan las leyes internacionales de la guerra cuando les conviene. Es inexcusable que no respeten estas leyes y deberían rendir cuentas de sus actos.”

Amnistía Internacional también ha instado a las fuerzas militares afganas e internacionales a que garanticen el cumplimiento de sus obligaciones legales de proteger a los civiles de todo daño.

Las operaciones de las fuerzas de la OTAN ya han causado la muerte de al menos 15 civiles en el distrito de Marjah y sus alrededores desde que el 13 de febrero comenzó la “Operación Moshtarak” (“Mando Conjunto”).

Doce personas, seis menores entre ellas, perdieron la vida después de que dos misiles estadounidenses estallaran en una casa de las afueras del distrito de Marjah el pasado domingo. La OTAN ha afirmado que el ataque fue causado por un sistema de misiles defectuoso. “Estados Unidos y la OTAN se han comprometido a reducir al mínimo las muertes de civiles. Pero las fuerzas internacionales y las afganas siguen careciendo de un mecanismo coherente, claro y creíble para investigar las muertes de civiles, rendir cuentas y garantizar que no se repiten estos incidentes —ha afirmado Sam Zarifi—. Esto es especialmente urgente ahora que hay más de 30.000 soldados extranjeros más desplegados en Afganistán, desarrollando aparentemente una estrategia militar más agresiva.”

Amnistía Internacional también ha pedido a todas las partes del conflicto que garanticen que la asistencia humanitaria llega a los civiles que la necesitan. La operación, dirigida contra los distritos de Marjah y Nad Ali de Helmand, ha provocado la huida de la zona del conflicto de miles de residentes a la población principal de Helmand, Lashkar Gah, así como a las poblaciones de Kandahar y Herat. Según los informes, el Departamento de Asuntos de Refugiados y Retornados afgano ha registrado a más de 6.000 personas desplazadas procedentes de Marjah y Nad Ali desde que se anunciaron las operaciones.

“Sabemos que en otras campañas recientes, miles de personas desplazadas no se registraron ante las autoridades, pues decidieron quedarse con familiares y amigos, y que a menudo fueron ignorados por la asistencia humanitaria o quedaron fuera de su alcance”, afirma Sam Zarifi.

Amnistía Internacional pide al gobierno afgano y a todas las agencias de ayuda nacionales e internacionales pertinentes que proporcionen asistencia inmediata a las personas desplazadas, incluyendo alimentos básicos y agua potable, alojamiento básico, ropa adecuada y materiales de calefacción, así como servicios médicos y sanitarios esenciales, con arreglo a lo establecido en los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de la ONU.

 

 

 

Índice AI: PRE01/052/2010
Región Asia y Oceanía
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress