Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

14 marzo 2013

Bielorrusia: La crueldad persiste tras las ejecuciones al continuar ocultos los cadáveres de dos ejecutados

Los cadáveres de dos hombres ejecutados hace un año en Bielorrusia deben ser entregados a sus familiares para que reciban sepultura, o al menos debe revelarse el lugar donde están enterrados; así lo ha afirmado hoy Amnistía Internacional.

Uladzslau Kavalyou y Dzmitry Kanavalau fueron ejecutados en marzo de 2012 en Minsk, capital de Bielorrusia. Habían sido condenados a muerte el 30 de noviembre de 2011 tras ser declarados culpables del atentado con bomba perpetrado en abril de ese año que había causado la muerte de 15 personas y lesiones a más de 300.

El juicio ha sido criticado por no cumplir las normas internacionales sobre juicios justos.

Según el certificado de defunción recibido por la madre, Uladzslau Kavalyou murió el 15 de marzo de 2012. Al día siguiente, 16 de marzo, la mujer recibió una carta del Tribunal Supremo de Bielorrusia en la que le notificaban que su hijo había sido ejecutado.

La pena de muerte es la pena cruel, inhumana y degradante más extrema y constituye una violación del derecho a la vida. No devolver los cadáveres de estos dos hombres se añade a esa crueldad”, ha dicho David Díaz-Jogeix, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.

“La carta enviada a Lubou Kavalyoua no es una práctica habitual. En la mayoría de los casos no se envía notificación oficial de la ejecución a los familiares hasta pasadas varias semanas o meses de su realización. El secreto absoluto que rodea la pena de muerte priva a las familias de la oportunidad de enterrar a sus familiares de acuerdo con sus tradiciones y creencias religiosas.”

El artículo 175 del Código de Ejecución Penal de la República de Bielorrusia permite que el gobierno no comunique a los familiares el lugar de enterramiento de los ejecutados.

“Es inaceptable que las autoridades bielorrusas no revelen siquiera el lugar donde están enterrados a sus familias, y que les prohíban despedirse de sus seres queridos”, ha dicho Díaz-Jogeix.

“El artículo 175 es indignante y debe ser reformado ya. El presidente Lukashenko debe declarar de inmediato la suspensión de las ejecuciones con vistas a la abolición absoluta de la pena capital.”

Bielorrusia es el único país de Europa que sigue dictando sentencias de muerte. Las ejecuciones se llevan a cabo con un disparo en la nuca.

No se notifica la ejecución a los presos hasta unas horas antes de la ejecución, a veces hasta unos minutos antes.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos, sin excepción.

Información general sobre la pena de muerte en Bielorrusia

  • Bielorrusia es el único país de Europa y Asia Central que sigue llevando a cabo ejecuciones.
  • Los presos corren el riesgo de que los torturen para obtener su "confesión".
  • Los presos condenados no pueden interponer recursos jurídicos eficaces. 
  • Las ejecuciones se llevan a cabo con un disparo en la nuca del condenado.
  • No se notifica la ejecución a los presos hasta unas horas antes de la ejecución, a veces hasta unos minutos antes.
  • No se entregan los cadáveres de los presos a sus familias para que reciban sepultura ni se informa a las familias del lugar donde están enterrados.
Índice AI: PRE01/127/2013
Región Europa y Asia Central
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress