Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

23 noviembre 2011

Bahréin: Informe crítico debe estimular cambio decisivo para los derechos humanos

Amnistía Internacional ha instado hoy al gobierno de Bahréin a que inicie las necesarias reformas en derechos humanos, después de que un exhaustivo informe independiente de expertos internacionales criticara el uso de la tortura y de la “fuerza excesiva” durante las protestas de este año.

El informe de la Comisión de Investigación Independiente de Bahréin  (BICI), que se ha dado a conocer hoy en medio de nuevas protestas en Manama, es sumamente crítico con la forma en que las autoridades manejaron las manifestaciones de febrero y marzo y con otros abusos cometidos en los meses siguientes.

El informe incluye centenares de casos de abusos, así como enérgicas recomendaciones para proteger los derechos humanos y hacer justicia y dar una reparación a las víctimas.

“Esperamos que el gobierno de Bahréin considere este histórico informe un momento decisivo en su respuesta a las violaciones de derechos humanos, y utilice sus recomendaciones para sentar las bases de una reforma de gran alcance”, ha declarado Philip Luther, director en funciones del Programa Regional para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional.

“La constante de abusos documentada por la Comisión —que abarca detenciones masivas de manifestantes pacíficos, torturas generalizadas en detención y decenas de juicios militares viciados contra activistas y profesionales— debe ser relegada al pasado; las autoridades bahreiníes deben establecer por completo el Estado de derecho y hacer justicia a las víctimas.”

Creado por un real decreto el 29 de junio, la BICI ha reunido alrededor de 9.000 testimonios y ha entrevistado a unas 5.000 personas en relación con los abusos cometidos durante y después de las protestas a favor de la reforma de febrero y marzo.

El informe abarca centenares de casos, que incluyen palizas a manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad, detenciones masivas que afectaron sobre todo a activistas de la oposición chií y torturas generalizadas, con cinco muertes derivadas de torturas bajo custodia. En total, al menos 35 personas han perdido la vida en relación con las protestas, incluidos cinco miembros de las fuerzas de seguridad.

El informe pide al gobierno bahreiní que cree inmediatamente un organismo independiente integrado por representantes de la sociedad civil, la oposición y el gobierno a fin de vigilar la aplicación de las recomendaciones de la Comisión; que inicie reformas legislativas para garantizar que las leyes son conformes con las normas internacionales de derechos humanos; y que haga rendir cuentas a los responsables de abusos.

El rey de Bahréin, Hamad bin Isa Al Khalifa, ha respondido al informe prometiendo que no se repetirán los hechos ocurridos tras las protestas de febrero y marzo.   

En unas declaraciones realizadas el lunes, el gobierno bahreiní reconoció que las fuerzas de seguridad habían sido responsables de “casos de fuerza excesiva y malos tratos a detenidos”.

El gobierno anunció nuevas medidas, como la penalización de la tortura —haciendo que el Código Penal de Bahréin sea conforme a las normas internacionales— y la creación de un organismo nacional independiente de derechos humanos.

Asimismo, el gobierno ha manifestado que iba a abrir 20 procesos judiciales contra agentes de seguridad, sin ofrecer más detalles, y que crearía un fondo especial para indemnizar a las víctimas de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. 

"El nombramiento por el rey de la BICI fue un hito histórico, como atestiguan las conclusiones y recomendaciones de la Comisión”, ha afirmado Philip Luther.

"La verdadera prueba será ahora la velocidad, el alcance y la seriedad con que el gobierno aplique las recomendaciones de la BICI.

“En concreto, el gobierno debe ahora hacer justicia, garantizar que las leyes nacionales son adecuadas para proteger derechos, y trabajar junto con la sociedad civil y los líderes de la oposición para crear un organismo nacional auténticamente independiente y eficaz para supervisar la situación de los derechos humanos de acuerdo con un calendario claro .”
 
Ayer, una coalición de organizaciones de la sociedad civil bahreiní hizo público su propio informe, sumamente crítico, sobre lo sucedido tras las protestas.

El informe de la sociedad civil también pedía a los simpatizantes internacionales de Bahréin que adoptaran más medidas para promover los derechos humanos en esta nación del Golfo.

Nota para periodistas

Said Boumedouha, investigador de Amnistía Internacional, está disponible para conceder entrevistas desde Bahréin. 

Índice AI: PRE01/587/2011
Región Oriente Medio y Norte de África
País Bahréin
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress