Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

14 diciembre 2009

Arabia Saudí: Mujer de 75 años se enfrenta a 40 latigazos

Las autoridades saudíes no deben aplicar de forma inminente la pena de azotes y prisión impuesta a una mujer de elevada edad y dos hombres jóvenes, ha afirmado Amnistía Internacional.

El ministro del Interior, según informes, ha ordenado detención inmediata y flagelación de una mujer de 75 años, Khamisa Mohammed Sawadi, junto a dos hombres saudíes llamados Fahad y Hadyan.

Los tres fueron declarados culpables en marzo de 2009 de estar en compañía de personas del otro sexo sin ser familiares cercanos, lo que se conoce como khilwa. El fallo fue posteriormente ratificado por un tribunal de apelación. Los intentos de presentar un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo han fracasado recientemente.

Si son encarcelados, Amnistía Internacional considerará que los tres son presos de conciencia, ya que para la organización el delito de khilwa es una violación del derecho a la libertad de expresión y del derecho a la intimidad, consagrados en las normas internacionales de derechos humanos.

“Es abominable que una mujer de avanzada edad esté en peligro de recibir 40 latigazos. Imponer la flagelación a cualquier persona es cruel e inhumano –afirmó Philip Luther, director adjunto del Programa Regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África–. Pedimos a las autoridades que impidan el encarcelamiento y la flagelación de Khamisa, Fahad and Hadyan.”

Khamisa Mohammed Sawadi y Fahad fueron condenados a 40 latigazos y cuatro meses de cárcel, y Hadyan a 60 latigazos y seis meses de cárcel. Además, a Khamisa Mohammed Sawadi se le impuso la devolución a su país de origen, Siria, una vez cumplida la pena de prisión.

Información complementaria
Khamisa Mohammed Sawadi, Fahad y Hadyan fueron detenidos el 21 de abril de 2008 por miembros del Comité para la Difusión de la Virtud y la Prevención del Vicio (también llamado Mutawaeen o policía religiosa).

En su primer juicio, Fahad and Hadyan alegaron en su defensa que le habían llevado el pan a casa a Khamisa Mohammed Sawadi. Fahad alegó que el delito de khilwa no era aplicable ya que estaba emparentado con Khamisa Mohammed Sawadi, quien lo había amamantado cuando era niño, pero el tribunal desestimó sus argumentos.

El castigo de flagelación es preceptivo en Arabia Saudí para diversos delitos y puede ser aplicado a discreción de los jueces como alternativa o complemento de otros castigos.

Las penas pueden oscilar entre varias decenas y decenas de miles de latigazos y se suelen aplicar a plazos, en intervalos de entre dos semanas y un mes. El mayor número de latigazos impuesto en un caso individual documentado por Amnistía Internacional fue de 40.000 latigazos. El castigo se impuso este mismo año a un hombre juzgado por asesinato.


Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres llamando al número + 44 20 7413 5566, o por correo electrónico en press@amnesty.org. Para los comunicados de prensa traducidos al español consulten http://www.amnesty.org/es/for-media. Para documentación general traducida al español consulten http://www.amnesty.org/es/library.

Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress