Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

13 enero 2012

Arabia Saudí debe investigar la muerte de un manifestante chií

Las autoridades de Arabia Saudí deben abrir una investigación independiente sobre la muerte de un manifestante chií durante una manifestación en la Provincia Oriental del país. 

Issam Muhammad Ali Abu Abdullah, de 22 años, murió por disparos en una manifestación que tuvo lugar el jueves por la noche en la ciudad de Awwamiya, en la que otras tres personas resultaron heridas.

El Ministerio del Interior declaró que el homicidio se produjo durante un intercambio de disparos entre efectivos de las fuerzas de seguridad y unos individuos que también los habían atacado con cócteles molotov. Fuentes de la zona dijeron a Amnistía Internacional que Issam Muhammad Ali Abu Abdullah murió debido a las múltiples heridas que le produjeron los disparos de las fuerzas de seguridad. 

En la manifestación se pedía a las autoridades que pusieran en libertad a los presos políticos y terminaran con la discriminación de la minoría chií de Arabia Saudí.

“Se trata de otra preocupante muerte de un manifestante en Arabia Saudí en los últimos meses”, ha declarado Philip Luther, director interino del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“La necesidad de abrir de inmediato una investigación independiente sobre la muerte de Issam Abu Abdullah es aún más acuciante dado que las investigaciones que se anunciaron sobre anteriores muertes de manifestantes en incidentes similares no parecen haber llegado a ninguna parte”, ha añadido.

En noviembre de 2011, cuatro miembros de la minoría chií murieron a manos de las fuerzas de seguridad en tres incidentes distintos en la región de Al Qatif, tres de ellos durante manifestaciones.

Según las fuentes de Amnistía Internacional, la policía antidisturbios disparó contra los manifestantes, algunos de los cuales también portaban armas de fuego; por su parte, el Ministerio del Interior Saudí afirmó que unos “agresores” habían disparado a las fuerzas de seguridad.

Aunque se prometió investigar los incidentes, al parecer no se ha hecho nada al respecto.

La familia de Issam Abu Abdullah ha pedido una investigación independiente sobre su muerte.

En Arabia Saudí están prohibidas las manifestaciones. Desde febrero de 2011, cuando comenzaron a celebrarse manifestaciones esporádicas, el gobierno saudí lleva a cabo una represión en la que ha detenido a cientos de musulmanes, la mayoría de ellos chiíes, en la inestable Provincia Oriental. 

Más de 300 personas que tomaron parte en protestas en su mayoría pacíficas en Al Qatif, Al Ahsa y Awwamiya han sido detenidas, en las manifestaciones o poco después. La mayoría han quedado en libertad, a menudo tras ser obligadas a comprometerse a no volver a manifestarse. 

En un reciente informe, titulado Saudi Arabia: Repression in the name of security, Amnistía Internacional documentó una nueva oleada represiva en Arabia Saudí contra manifestantes y reformistas por motivos de seguridad. 

En el informe se describe cómo cientos de personas han sido detenidas por manifestarse, mientras el gobierno redacta un anteproyecto de ley antiterrorista que tipificaría la disidencia como “delito de terrorismo” y restringiría aún más los derechos de las personas acusadas de este tipo de delito.

Índice AI: PRE01/018/2012
Región Oriente Medio y Norte de África
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress