Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

28 abril 2011

Advertencia sobre las reformas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Los dirigentes europeos deben proteger la independencia y la integridad del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional, después de una conferencia intergubernamental celebrada para examinar las reformas propuestas para el Tribunal.

“El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, aunque se enfrenta al desafío de una carga cada vez mayor de casos, sigue siendo la joya de la corona del sistema de protección de los derechos humanos en Europa”, ha manifestado Avner Gidron, asesor general de Política de Amnistía Internacional.

“Los Estados no deben permitir que se utilice el actual proceso de revisión del Tribunal para abordar quejas contra aspectos específicos de las resoluciones del Tribunal.”

Los representantes gubernamentales de los 47 Estados miembros del Consejo de Europa se reunieron esta semana en Esmirna, Turquía, para debatir el futuro del Tribunal, y plantearon cambios potencialmente perjudiciales, como imponer un sistema de depósito para presentar una demanda o establecer criterios de admisibilidad.

“Debe mantenerse el acceso de las personas al Tribunal, no obstaculizarlo forzando a los demandantes a pagar para que se examinen sus casos de derechos humanos, o añadir nuevos criterios de admisibilidad”, ha manifestado Avner Gidron.

“La restricción del acceso de las personas al Tribunal sería una medida sin precedentes y poco acertada, que amenaza con minar la protección de los derechos humanos en Europa. Los depósitos económicos constituirían una barrera adicional a la justicia, insuperable para algunas personas, a las que podría privar del remedio por violaciones graves.”

Amnistía Internacional es una de las aproximadamente 270 ONG de Europa que han firmado una petición oponiéndose a la imposición de depósitos.

“Se necesitan medidas para garantizar la efectividad a largo plazo del Tribunal. Sin embargo, sería un error tratar los derechos de quienes acuden directamente al Tribunal como la causa de los problemas a los que este órgano se enfrenta, cuando precisamente esos derechos son la razón de su existencia”, ha manifestado Avner Gidron.

El Tribunal se creó en 1959 para hacer cumplir, mediante resoluciones vinculantes, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que los 47 Estados miembros del Consejo de Europa están obligados a respetar.

Desde su establecimiento, el Tribunal ha dictado más de 11.000 resoluciones en las que determinaba que los Estados habían incumplido las obligaciones contraídas en virtud del Convenio.

Información complementaria
En el núcleo del sistema de protección de los derechos humanos en Europa yace el derecho de unos 800 millones de personas a acudir al Tribunal –tras haber agotado los remedios nacionales disponibles– para denunciar la violación de los derechos que les otorga el Convenio Europeo.

Aunque reafirman la adhesión al derecho de presentar demandas individuales como una de las piedras angulares del Convenio, la Declaración de Esmirna y su plan de seguimiento, adoptados al final de la Conferencia de Esmirna, formulan la inquietante invitación al Comité de Ministros –máximo órgano de toma de decisiones del Consejo de Europa– de que siga examinando una propuesta de introducir un sistema de depósito para quienes desean presentar una demanda ante el Tribunal, y de establecer otras normas de procedimiento y criterios de admisibilidad.
Amnistía Internacional insta a los Estados a revisar y mejorar las medidas para garantizar un mayor cumplimiento del Convenio, un cumplimiento completo y oportuno de las resoluciones del Tribunal y unos remedios nacionales efectivos.

Estas acciones significarían un mayor respeto por los derechos humanos, y una menor necesidad por parte de los individuos de acudir al Tribunal en busca de reparación.
Junto con sus ONG asociadas, Amnistía Internacional había pedido a los Estados miembros antes de la Conferencia de Esmirna que respetaran la integridad y la autoridad del Tribunal, protegieran el derecho a presentar demandas individuales, mejoraran la aplicación nacional de la Convención y garantizaran unos recursos económicos adecuados para el Tribunal.

Para más información, véase:

Joint statement for the High Level Conference on the future of the European Court of Human Rights, Izmir, Turkey (26-27 April 2011), 19 de abril de 2011
European Court of Human Rights: Civil society petition Fees: a barrier to justice (con la lista de signatarios a 19 de abril de 2011)

Índice AI: PRE01/228/2011
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress