Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Comunicados de prensa

22 agosto 2011

Angola: inminente desalojo forzoso de cientos de familias


Cientos de familias de la ciudad meridional angoleña de Lubango podrían quedarse en la miseria. Las autoridades se preparan a derribar sus casas el próximo jueves para construir una nueva carretera.

Las autoridades locales se han ofrecido a realojar a unas 750 familias de la zona de Arco Iris en una zona aislada de la periferia, sin acceso a transporte público, escuelas y servicios médicos, agua, electricidad o saneamiento.

El administrador de la ciudad de Lubango escribió a los residentes de Arco Iris el 29 de junio, ordenándoles marcharse de la zona en el plazo de 30 días.

“Exigir a la gente que abandone sus casas con tan poca antelación y obligarles a vivir en una zona remota sin servicios básicos es cruel e innecesario. También es una violación del derecho internacional, que exige que se exploren, junto con las comunidades locales, todas las demás alternativas factibles al desalojo”, ha declarado Michelle Kagari, directora adjunta del Programa para África de Amnistía Internacional.

“Una vez más, las autoridades angoleñas están desarraigando a familias sin proporcionarles una vivienda alternativa adecuada. Deben detener el desalojo forzoso previsto de las familias de Arco Iris.

“Las autoridades tienen que presentar un plan de realojo digno lo antes posible para proporcionar una vivienda alternativa adecuada a las familias afectadas por este plan de desalojo”, afirmó.

A las familias de Arco Iris no se les ha ofrecido ninguna indemnización ni otro tipo de ayuda. Antes de la notificación del 29 de junio, nadie les había comunicado los planes de las autoridades locales.

Uno de los residentes de Arco Iris que desea permanecer en el anonimato declaró a Amnistía Internacional que los residentes no están en contra de la urbanización de la zona en sí.

“Pero queremos negociar las condiciones [del desalojo]”, dijo.
 
La construcción de la nueva carretera forma parte de un plan de desarrollo urbano elaborado por los portugueses que no se llegó a aplicar. Tras la independencia en 1975, la gente empezó a construir casas en la zona sin trabas.

El 1 de agosto las autoridades anunciaron en la radio local el que ampliaban el plazo para que las familias se marchasen de la zona del 29 de julio al 25 de agosto.

La intención era permitir que la administración local terminase el reparto de las parcelas de terreno, que sólo había comenzado el 28 de julio.

Desde el 29 de junio, la administración local no se ha puesto en contacto con la comunidad. Ésta intentó contactar con las autoridades locales el 25 de julio, pero la solicitud de una reunión fue denegada. En Angola se han realizado desalojos forzosos sin notificar previamente de ello a los habitantes locales ni consultar con ellos, y estas medidas han dejado a decenas de miles de personas sin techo.

El uso excesivo de la fuerza por la policía viene siendo una característica constante de los desalojos, en los que varias personas han resultado heridas.

Sin embargo, en junio de 2011, dando un paso sin precedentes, el gobierno angoleño anunció su decisión de realojar a las víctimas de los desalojos forzosos de la capital, Luanda.

Más de 450 personas cuyas casas fueron derribadas entre 2004 y 2006 para permitir la construcción de apartamentos de lujo serán realojadas a partir de septiembre, ha declarado el gobierno.


Documento público

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Índice AI: PRE01/414/2011
Región África
País Angola
Si deseas más información, ponte en contacto con Oficina de Prensa Internacional »

Oficina de Prensa Internacional

Teléfono : +44 (0) 20 7413 5566
9.30 - 17.00 GMT de lunes a viernes
Teléfono : +44 (0) 777 847 2126
Línea operativa 24 horas
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Oficina de Prensa Internacional
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Reino Unido
Sigue a la Oficina de Prensa Internacional en Twitter
@amnestypress