23 julio 2010
Pongamos los derechos humanos en el corazón de la lucha mundial contra la pobreza

Millones de personas luchan diariamente por una vida digna. En el año 2000, los países del mundo se pusieron de acuerdo en 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) como una iniciativa global para erradicar la pobreza en 2015.

Diez años después –cinco años antes del vencimiento del plazo – estos objetivos aún no se han hecho realidad. Se han producido avances, pero éstos han sido desiguales. Por ejemplo, el Objetivo 5, que se refiere a la mejora de la salud materna, es el que muestra menor progreso. Centenares de miles de mujeres y niñas mueren cada año durante el embarazo y el parto, y la mayoría de ellas viven en los países y las comunidades más pobres del mundo. 

Ninguna solución al problema de la pobreza tendrá un impacto a largo plazo si no se fundamenta en los derechos humanos. Este septiembre próximo, durante la cumbre de las Naciones Unidas sobre los ODM, los líderes mundiales decidirán un plan de acción para intensificar la lucha contra la pobreza.

Únete a Amnistía Internacional para asegurarte que los derechos humanos están en el centro de los ODM y la lucha mundial contra la pobreza.

Señores copresidentes de la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM):

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) son la iniciativa mundial más importante para combatir la pobreza. Pero en los primeros 10 años, el avance de los ODM no ha sido suficiente.

Un ejemplo clave es el ODM 5: mejorar la salud materna.  Las mujeres y las niñas continúan sufriendo  discriminación y desigualdades, y ello aumenta su riesgo de muerte materna.

Como secretario general de la ONU, Ban Ki-moon ha recomendado que, para que se logren progresos reales, todos los esfuerzos para alcanzar los ODM deben tener los derechos humanos como base.

Esto incluye llegar a los más excluidos, empoderar a las mujeres, garantizar la participación de la gente que vive en la pobreza y hacer que los gobiernos rindan cuentas.

La protección de los derechos de las personas que viven en la pobreza es un elemento esencial de toda solución que pretenda aplicarse. Le insto a garantizar que los derechos humanos serán el fundamento de la lucha mundial para acabar con la pobreza. El mundo ya no puede esperar más a que se pase a la acción.

Foto: Fatimata N, 20 años, sostiene orgullosa a su primer hijo en Kiembara donde días antes había dado a luz. © Anna Kari

7906
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expired
663,031
acciones emprendidas
por personas como tú