01 julio 2010
Hay que proteger la libertad de expresión en Sudán

Desde las elecciones de abril de 2010, en Sudán ha habido fuertes restricciones a la libertad de expresión.

El Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS) ha clausurado periódicos, y se ha hostigado a periodistas y se les ha impedido realizar su trabajo. Varias personas –entre ellos periodistas– han sido detenidas y, según los informes, algunas han sido torturadas por realizar su labor o expresar sus opiniones.

El NISS volvió a someter a la censura previa a la impresión a los diarios sudaneses el 18 de mayo de 2010. La censura se ejerce en Sudán de varias maneras. En algunos casos, agentes del NISS realizan visitas diarias al periódico y eliminan los artículos que tratan temas que se consideran delicados o que suponen una amenaza para el gobierno.

En otros casos, los agentes del NISS realizan visitas diarias a las imprentas e impiden que se impriman las ediciones. Una tercera forma de censura es la censura "a distancia", como la denominan los periodistas sudaneses, que consiste en que agentes del NISS se ponen en contacto con algunos periódicos y les informan de los temas prohibidos, esperando que se sometan a una censura autoimpuesta.

Al Midan, periódico vinculado al Partido Comunista sudanés, suele publicarse tres veces a la semana. El 6 junio, el NISS retiró el número de ese día de la imprenta en la que iba a ser imprimido. Desde entonces, el periódico ha sido objeto de la misma censura y no se ha vuelto a publicar desde ese día.

Otro periódico de la oposición, Ajras Al Huriyya, interrumpió su publicación durante una semana en junio, como protesta por que el NISS eliminaba gran parte de los artículos incluidos en cada edición, lo que provocaba que en ocasiones no reuniera las condiciones necesarias para su publicación.

El NISS clausuró el periódico Rai Al Shaab, vinculado al Partido del Congreso Popular, el 15 de junio, el mismo día que fue detenido Hassan Al Turabi, líder de ese partido.

Entre el 15 y el 27 de mayo, fueron detenidos también seis integrantes de la plantilla del periódico. Según los informes, Abuzar Al Amin, jefe de redacción adjunto, y Al Tahir Abu Jawhara, director de la sección de información política, fueron torturados.

Cuatro miembros de la plantilla del Rai Al Shaab: Abuzar Al Amin, Ashraf Abdelaziz, Ramadan Mahjoub y Al Tahir Abu Jawhara, están siendo juzgados actualmente por los cargos de socavar el sistema constitucional, terrorismo y espionaje al Estado, entre otros. Si son declarados culpables estos periodistas podrían ser condenados a muerte.

El presidente Al Basir había anunciado que dejaría de aplicar la censura previa a la impresión en septiembre de 2009, tras 18 meses de visitas diarias del NISS a los diarios. La nueva ola de represión contra periódicos, opositores políticos y periodistas constituye una violación del derecho a la libertad de expresión en Sudán.

Amnistía Internacional exige que el gobierno deje de censurar a la prensa y ponga en libertad de inmediato y sin condiciones a los periodistas encarcelados, quienes se encuentran recluidos únicamente por ejercer de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión.

Amnistía internacional exige además que el gobierno abra una investigación independiente e imparcial sobre todas las denuncias de tortura y que ponga a los responsables a disposición judicial.

© APGraphicsBank

MÁS INFORMACIÓN:
Sudanese journalist tells of harassment by 'brutal' security forces
(noticia, 7 de junio de 2010)

136
acciones emprendidas

Actúa

Appeal for Action

¡Actúa!

Haz clic en el botón "Enviar" para ver e imprimir la dirección y el número de fax a los que se deben enviar las cartas dirigidas al presidente Al Bashir.

Protección de la libertad de expresión en Sudán

Excelencia:

Me suscitan una gran preocupación las actuales fuertes restricciones a la libertad de expresión en Sudán, que impiden a periodistas y diarios realizar su trabajo con eficacia, y que violan las obligaciones contraídas por Sudán en materia de derechos humanos.

Le insto a acabar con la práctica de la censura en todas sus formas en Sudán, incluyendo la censura previa a la impresión, a la que se puso fin en septiembre de 2009, pero que fue reimplantada en el mes de mayo.

También le insto a que garantice la puesta en libertad inmediata y sin condiciones de cuatro miembros de la plantilla del periódico Rai Al Shaab que se encuentran
detenidos: Abuzar Al Amin, Ashraf Abdelaziz, Ramadan Mahjoub y Al Tahir Abu Jawhara. Las autoridades deben abrir además una investigación imparcial e independiente sobre las denuncias de tortura y otros malos tratos infligidos a Abuzar Al Amin y Al Tahir Abu Jawhara.

Me causa también gran inquietud el hostigamiento al que se somete a los periodistas por realizar su trabajo. Me preocupa especialmente que los periodistas sean hostigados por el NISS y que se les impida desempeñar su trabajo de forma pacífica.

Esta nueva ola de represión de la libertad de expresión en Sudán viola los derechos humanos, por lo que le insto a que actúe a fin de acabar con la censura, garantizar la puesta en libertad de los periodistas encarcelados y poner fin al hostigamiento de periodistas en Sudán.

Atentamente,

Firma con tu nombre

Comentario

To contribute comments on the Activism Center you must be signed in. Be the first to comment

Register now for your Activism profile on amnesty.org

The profile enables you to...

  • Comment and engage with a wide range of human rights debates, activism, stories and blogs
  • Control your anonymity and privacy settings
  • Ensure your voice contributes to our campaigns
  • Record and share your activity
  • Timely on and offline activism opportunities and news alerts
  • Twitter and Facebook integration coming soon


Why wait? Human rights is nothing without you    Register now »
663,031
acciones emprendidas
por personas como tú