11 mayo 2009
Apoya a los progenitores y supervivientes del terremoto de Sichuan

"El edificio de la escuela fue el único de los edificios de la comarca de Beichuan que se derrumbó durante el terremoto. ¿Qué tipo de terremoto fue éste?", pregunta el padre de un estudiante de 15 años que murió en la escuela de enseñanza secundaria de Beichuan.

Hace un año, a las 2.28 h. de la tarde del 12 de mayo de 2008, se produjo un devastador terremoto de magnitud 8.0 en la comarca de Wenchuan, en la provincia suroccidental china de Sichuan. Se registraron víctimas y daños a causa del terremoto en varias provincias, como Sichuan, Gansu, Shaanxi y Yunnan.

Según las cifras oficiales más recientes, del 25 de septiembre de 2008, 69.227 personas murieron, 374.643 resultaron heridas y 17.923 continuaban en paradero desconocido. Muchos de los muertos y heridos eran escolares.

El 6 de mayo de 2009, dos días después de la publicación del informe de Amnistía Internacional Justice Denied: Harassment of Sichuan earthquake survivors and activists, las autoridades chinas dieron a conocer públicamente por primera vez estadísticas oficiales sobre el número de estudiantes que murieron en el terremoto, que ascendió a 5.335. Las autoridades de Sichuan negaron de nuevo toda responsabilidad por la muerte de estudiantes, afirmando que se había tratado de un terremoto de gran magnitud que había provocado el derrumbamiento de numerosos colegios.

Muchos progenitores y supervivientes del terremoto han afirmado que los daños sufridos por los edificios de los colegios fueron desproporcionados en comparación con lo ocurrido a otros edificios oficiales y viviendas.

Las familias creen que la corrupción local fue la causante de la mala calidad de construcción de los colegios, y piensan que la muerte de sus niños y niñas podía haberse evitado.

Debido a ello, la cuestión del número de estudiantes que murieron en las aulas durante el terremoto es un asunto delicado para las autoridades chinas.

Centenares de padres y madres que intentaron protestar y pedir al gobierno que investigase el derrumbamiento de los edificios escolares han sido acosados por la policía. Muchos han sido detenidos arbitrariamente y recluidos en “cárceles negras” u obligados a participar en “grupos de estudio”.

“El gobierno del ayuntamiento de Yinghua afirmó que el derrumbamiento de los colegios se había debido al terremoto”, declaró a Amnistía Internacional un desolado progenitor.

“Respondí diciendo que la calidad de los colegios era deficiente, y pedí que el departamento de construcción realizase una inspección. Se llevó a cabo una investigación […]. Sin embargo, el gobierno nunca ha contestado a nuestras peticiones ni nos ha facilitado el informe de la investigación.”

Otro progenitor, que estuvo detenido en una “cárcel negra”, afirmó: “Me detuvieron [la policía local] una vez durante dos días. Me encerraron en una habitación pequeña y me obligaron a recibir educación política […]. Me amenazaron para que dejase de pedir justicia diciéndome que, si no lo hacía, irían a por mí”.

“Ahora no me atrevo a trabajar en mi tienda, y sólo me quedo en casa, porque era el único que trabajaba allí. Podrían venir y detenerme en cualquier momento. Estoy asustado”, afirmó otra persona.

Al cumplirse un año desde el terremoto de Sichuan, Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades chinas que actúen de inmediato para garantizar que el sistema de justicia trabaja para progenitores y supervivientes, permitiéndoles acceder sin trabas a tribunales imparciales e independientes y a activistas y abogados que han ofrecido su ayuda.

“Al encerrar ilegalmente a los progenitores de los niños y niñas muertos, el gobierno está sometiendo a una desdicha aún mayor a unas personas que, en algunos casos, aseguran haberlo perdido todo en el terremoto de Sichuan –ha manifestado Roseann Rife, directora adjunta del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional–. El gobierno de China debe dejar de acosar a los supervivientes del terremoto que buscan respuestas y tratan de recoger los pedazos de sus vidas destrozadas.”

504
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expired
663,056
acciones emprendidas
por personas como tú