06 marzo 2008
Escuelas Seguras. El derecho de cada niña
El Día Internacional de la Mujer es el momento de celebrar los logros de las mujeres y mirar hacia delante, con la vista puesta en las interesantes oportunidades que aguardan a las mujeres. La clave para un futuro brillante es poder elegir. Las mujeres deben ser libres para elegir el camino que les conviene, un camino que las mantenga a salvo y les permita avanzar y desarrollar todo su potencial.

Safe Schools are every girl's  right!La educación es un paso crucial en este viaje. Es fundamental para romper el círculo vicioso de la pobreza, la violencia y la enfermedad. La educación es un derecho humano, y por tanto es el derecho de cada niña.

A punto de cumplirse el centenario del Día Internacional de la Mujer, y 60 años después de que se consagraran los derechos humanos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, las niñas de todo el mundo encuentran una serie de barreras a la educación:
  • Las niñas son agredidas de camino a la escuela o en los patios escolares y soportan las burlas de sus compañeros de clase. Sufren amenazas de agresión sexual de otros estudiantes, son obligadas por los profesores a mantener relaciones sexuales, e incluso son violadas en la sala de profesores.
  • En países azotados por la guerra, los grupos armados son un peligro para las niñas, así como los ataques a sus escuelas. Los abusos sexuales y la explotación son problemas para las niñas que viven en campos de personas refugiadas o desplazadas internas.
  • Algunas niñas corren mayor peligro de sufrir violencia en la escuela. Ciertos aspectos de su identidad, como su sexualidad, su condición de migrantes, huérfanas o refugiadas, su casta, su etnia y su raza, pueden incrementar el riesgo de sufrir abusos.
  • Aunque todos los niños y niñas deben tener acceso a la enseñanza primaria, las escuelas de todo el mundo suelen cobrar tasas. Las niñas tienen más probabilidades que los niños de verse excluidas de las escuelas cuando no hay dinero suficiente para pagar su educación.
La violencia hace que innumerables niñas no lleguen a ir a la escuela, abandonen los estudios o no participen plenamente en las actividades escolares. Los efectos de esta situación son dolor, miedo, baja autoestima, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y depresión. En muchos casos, los abusos no se denuncian.

El problema se agrava porque a menudo las niñas deciden no denunciar, al tratarse de un tema tabú en algunas sociedades o por miedo a sufrir represalias. Esto hace que se denuncien muchos menos actos de este tipo de los que realmente se producen y que sus autores queden impunes.

Nada justifica la inacción. No se trata de un asunto de recursos, sino de voluntad política. Gobiernos, maestros y autoridades escolares deben colaborar para evitar la violencia contra las niñas en los colegios, investigar sin demora los informes de abusos, imponer castigos adecuados a los autores, apoyar la recuperación de quienes han sufrido violencia y asegurarse de que tales abusos no vuelven a producirse.

¡Actúa!Únete a la campaña de Amnistía Internacional para proteger los derechos de las niñas a la seguridad, la igualdad y la educación. Haz que las escuelas sean lugares seguros para las niñas.

Leer más:
Escuelas Seguras para las niñas
No más violencia contra las mujeres 
1565
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expiredThis appeal for action is now closed.

Comentario

To contribute comments on the Activism Center you must be signed in. Be the first to comment

Register now for your Activism profile on amnesty.org

The profile enables you to...

  • Comment and engage with a wide range of human rights debates, activism, stories and blogs
  • Control your anonymity and privacy settings
  • Ensure your voice contributes to our campaigns
  • Record and share your activity
  • Timely on and offline activism opportunities and news alerts
  • Twitter and Facebook integration coming soon


Why wait? Human rights is nothing without you    Register now »
663,209
acciones emprendidas
por personas como tú