08 marzo 2011
Igualdad para las mujeres en la creación del futuro de Egipto

Los dramáticos acontecimientos de Egipto y de Oriente Medio y el Norte de África en general han sido testigos de cómo millones de personas han tomado las calles para exigir un cambio real.

Mujeres y hombres se han alzado juntos para exigir el fin de la represión y reclamar reformas profundas. Tanto las mujeres como los hombres han padecido bajo esos regímenes represivos. Pero, además, las mujeres han tenido que enfrentarse a leyes discriminatorias y a una desigualdad de género profundamente enraizada.

Así que no es de extrañar que las mujeres hayan tomado las calles. Que hayan gritado "vivas" cuando Mubarak dejó el poder. O que hayan querido creer en la promesa de un nuevo amanecer en Egipto.

Y justo cuando el país empieza a mirar hacia el futuro, las mujeres corren peligro de ser excluidas del proceso de creación de un nuevo Egipto.
 
Están siendo excluidas por el gobierno de transición, y la comunidad internacional permanece, hasta el momento, indiferente. Recientemente se creó una nueva comisión nacional para proponer cambios en la Constitución egipcia, compuesta sólo por hombres... Esto es inaceptable.
 
La participación de las mujeres debe estar presente en todos y cada uno de los aspectos de la creación de nuevos sistemas e instituciones. Sin embargo, el actual comportamiento de las autoridades interinas y de la comunidad internacional trasluce un paternalismo demasiado familiar para las mujeres egipcias, que han vivido durante décadas bajo un gobierno opresor, respaldado por Estados supuestamente respetuosos con los derechos, como Reino Unido y Estados Unidos.
 
Para que se cumpla la promesa de un cambio en materia de derechos humanos real y duradero en Egipto y en cualquier otra parte de la región –y del mundo–, mujeres de diversa procedencia y opiniones deben sentarse a la mesa de negociaciones como actores de pleno derecho.

Escribe al jefe del Consejo Militar Supremo, el mariscal de campo Muhammad Tantawi, para decirle que las mujeres no deben ser excluidas del proceso de creación del futuro de Egipto.

Image: © Ramy Raoof

1957
acciones emprendidas

Actúa

Appeal for Action

¡Actúa!

Las mujeres no deben ser excluidas del proceso de creación del futuro de Egipto.

Las mujeres no deben ser excluidas del proceso de creación del futuro de Egipto

Escribo como simpatizante de Amnistía Internacional y como persona a quien las nuevas posibilidades que se abren para el pueblo egipcio le resultan alentadoras.

Sin embargo, es profundamente decepcionante que hasta el momento las mujeres hayan sido excluidas de las negociaciones políticas de alto nivel para remodelar el futuro de Egipto. Es injustificable que la comisión que se ha establecido para identificar propuestas de reforma constitucional, nombrada por el Consejo Militar Supremo, esté compuesta exclusivamente por hombres.

Las mujeres defensoras de los derechos humanos, en especial de los derechos humanos de las mujeres, deben tomar parte de forma adecuada en todos los procesos clave dirigidos a la consecución de reformas políticas y de derechos humanos, lo que incluye su plena participación y representación en comisiones de alto nivel.

Egipto tiene la oportunidad real de empezar de nuevo sobre la base de la igualdad y la no discriminación para todos sus ciudadanos y ciudadanas. Pero esa oportunidad no durará demasiado si las mujeres continúan siendo excluidas.
La exclusión que sufren ahora también pone en peligro la futura estabilidad y prosperidad, si la mitad de la población no desempeña un papel activo en la creación del futuro de Egipto.

En el documento de Amnistía Internacional titulado "Egipto: Agenda de derechos humanos para el cambio", publicado el 10 de febrero de 2011, hay recomendaciones específicas para garantizar que los derechos de las mujeres se respeten y protejan. Le animo a que revise este documento, que puede encontrar en el siguiente vínculo: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE12/015/2011.

Le pido que ampare las reivindicaciones del pueblo egipcio e incluya a las mujeres en cualquier proceso de reformas políticas y de derechos humanos.

También le insto a que garantice que las defensoras de derechos tengan representación en cualquier proceso de alto nivel dirigido a la consecución de reformas políticas y de derechos humanos y que los derechos humanos, la no discriminación y la igualdad constituyan la esencia de la nueva Constitución y el nuevo Egipto.

Atentamente,

Firma con tu nombre

663,219
acciones emprendidas
por personas como tú