26 mayo 2011
Costa de Marfil: Fin a las represalias contra partidarios o presuntos partidarios del ex presidente Laurent Gbagbo
La Misión Católica en Duékoué, al oeste. Decenas de miles de personas han buscado refugio en la misión desde que se desencadenó la violencia en Costa de Marfil.

La Misión Católica en Duékoué, al oeste. Decenas de miles de personas han buscado refugio en la misión desde que se desencadenó la violencia en Costa de Marfil.

© Amnistía Internacional


La detención del ex presidente Laurent Gbagbo el 11 de abril de 2011 no ha acabado con las violaciones y los abusos contra los derechos humanos cometidos desde la proclamación de los controvertidos resultados de los comicios presidenciales celebrados en noviembre de 2010.

Partidarios o presuntos partidarios de Gbagbo siguen siendo víctimas de represalias a pesar del llamamiento del presidente Ouattara “pidiendo a todos [sus] compatriotas que sientan la necesidad de vengarse que desistan de cometer actos de violencia o represalia”.

Estas represalias han sido cometidas por las fuerzas de seguridad, recientemente creadas por Alassane Ouattara, y otros elementos armados aliados con ellas, como los dozos (cazadores tradicionales).

En Abiyán, algunos de los partidarios cercanos del presidente saliente, entre los que había miembros de su gobierno, resultaron heridos durante la detención de Laurent Gbagbo y sus partidarios y al menos una persona murió a consecuencia de las heridas sufridas. Otros fueron sometidos a malos tratos en el momento de la detención. Periodistas y abogados también han sido víctimas de represalias violentas. Algunos han sufrido el saqueo de sus viviendas, la destrucción de sus oficinas y han tenido que huir, en ocasiones, fuera del país.

A Amnistía Internacional le sigue preocupando la seguridad de las personas próximas al ex presidente Laurent Gbagbo que llevan detenidas desde abril. La mayoría, si no todas, siguen recluidas en régimen de incomunicación sin ningún contacto con sus familiares y abogados y, según los informes, algunas se encontraban recluidas en condiciones que suponen una amenaza para su vida, especialmente 23 personas, entre las que hay agentes de policía y militares, a las que se mantiene recluidas en una pequeña celda en un campamento militar en Korhogo.

Durante las últimas semanas, al oeste del país, las fuerzas de seguridad y otros elementos armados aliados han atacado varias poblaciones en las que viven grupos étnicos a los que se tienen por partidarios de Gbagbo. Las autoridades aseguraron que buscaban armas y mercenarios.

Como resultado, algunas personas fueron golpeadas y muchas se vieron obligadas a huir a la selva y viven en condiciones que ponen su vida en peligro. Estas personas apenas han recibido protección o no han recibido ninguna en absoluto ni de las nuevas fuerzas de seguridad ni de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Operación de las Naciones Unidas en Costa de Marfil.

1140
acciones emprendidas

Actúa

Appeal for Action

¡Actúa!

Represalias contra partidarios o presuntos partidarios del ex presidente Laurent Gbagbo

Señor Presidente:

Le escribo para pedirle con todo respeto que garantice que se pone fin de inmediato a las represalias contra partidarios o presuntos partidarios del ex presidente Laurent Gbagbo.

Me preocupan los informes que indican que partidarios o presuntos partidarios de Gbagbo siguen siendo acosados, detenidos de forma arbitraria, sometidos a malos tratos y obligados a huir a consecuencia de los ataques perpetrados por las fuerzas de seguridad y otros elementos armados aliados, no sólo en Abiyán, sino también en el oeste del país.

Le pido también que ordene claramente a las fuerzas de seguridad que pongan fin a las violaciones de derechos humanos en el oeste del país, donde siguen desplazadas miles de personas, demasiado asustadas para volver a sus hogares.

Me preocupa especialmente la seguridad de las personas que continúan recluidas en régimen de incomunicación sin ningún contacto con sus familiares o abogados. Según
los informes, algunas de ellas permanecían recluidas en condiciones que constituyen una amenaza para su vida, en especial 23 personas, entre las que hay agentes de policía y militares, a las que se mantiene recluidas en una pequeña celda en un campamento militar en Korhogo.

Le insto a que permita que abogados, familiares y médicos visiten a todas las personas detenidas y a que garantice que todas estas personas son acusadas de un delito común o puestas en libertad.

Atentamente,

Firma con tu nombre

663,112
acciones emprendidas
por personas como tú