24 marzo 2011
Bahréin: Debe rendir cuentas por uso excesivo de la fuerza y proteger a los manifestantes

Amnistía Internacional ha documentado cómo en febrero las fuerzas de seguridad de Bahréin hicieron un uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos sin previo aviso, y pusieron trabas y agredieron al personal médico que trataba de atender a los heridos.
La policía antidisturbios empleó gas lacrimógeno y balas de goma y efectuó disparos para dispersar a la multitud, causando la muerte de siete personas entre los días 14 y 21 de febrero e hiriendo a decenas de manifestantes. Entre los heridos había personal médico que trataba de atender a los manifestantes heridos en la plaza de la Perla o sus inmediaciones después de que el 17 de febrero a primera hora las fuerzas de seguridad dispersaran por la fuerza a los manifestantes que habían levantado un campamento en la plaza. La policía antidisturbios atacó y golpeó a los paramédicos que esa misma mañanan trataban de atender a las personas heridas.
A mediados de marzo, después de que Arabía Saudí enviara 1.000 efectivos y la policía de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) llegara al pequeño Estado del Golfo, al parecer, a petición del gobierno de Bahréin, se experimentó un recrudecimiento de la violencia en el país. El 15 de marzo, el rey de Bahréin declaró el estado de excepción en todo el territorio nacional durante un periodo de tres meses. Los días 15 y 16 de marzo, según los informes, la policía antidisturbios y el ejército dispararon contra los manifestantes, hiriendo a muchos de ellos y matando a varios. Durante estos dos días, el ejército y la policía antidisturbios impidieron el acceso a hospitales y centros de salud.
Desde el 14 de febrero que comenzaron las protestas, al menos 12 manifestantes han resultado muertos y se han hallado los cadáveres de otros cuatro que desaparecieron en circunstancias que aún no se han aclarado. Se han recibido informes según los cuales tres trabajadores migrantes extranjeros murieron, por lo visto, a manos de personas que no pertenecían a las fuerzas de seguridad y al menos tres agentes de policía también perdieron la vida en enfrentamientos con los manifestantes. Cientos de personas han resultado heridas y se ha bloqueado el acceso a hospitales y centros de salud.
Tras los ataques del 16 de marzo, se detuvo al menos a 10 activistas de la oposición y seis médicos. A las pocas horas de la detención se puso en libertad a dos de las personas detenidas, pero sigue sin conocerse el paradero de las otras 14. Las autoridades de Bahréin no han comunicado dónde las mantienen recluidas ni les han permitido tener acceso a sus familiares o abogados, como tampoco han revelado el fundamento legal de su detención. Se han limitado a alegar que se las acusa de pedir la caída del gobierno, incitar a la violencia y actuar como agentes de una potencia extranjera —en una alusión implícita a Irán—. Los familiares de los detenidos niegan estas acusaciones. Según informes, al menos ocho de los activistas de la oposición fueron detenidos por una fuerza conjunta formada por efectivos de las fuerzas de seguridad de Bahréin y Arabia Saudí que no mostraron órdenes de detención. Amnistía Internacional los considera presos de conciencia. Hace poco se puso en libertad a cuatro de ellos tras pasar varios meses detenidos, durante los cuales, según afirman algunos, fueron sometidos a tortura y otros malos tratos.
A raíz de la muerte de siete manifestantes en febrero, el rey de Bahréin anunció que Jawad al Arayedh, viceprimer ministro, dirigiría una investigación sobre este suceso, pero hasta la fecha, el gobierno no ha dado más datos sobre esta investigación. Resulta obvio que no se puede considerar independiente si la va a dirigir un alto cargo del gobierno.
Amnistía Internacional pide al rey de Bahréin que constituya de inmediato una comisión completa, exhaustiva, transparente e independiente para investigar el uso de fuerza excesiva y otros medios letales por parte de las fuerzas de seguridad contra manifestantes, personal médico y otras personas tanto en febrero como en marzo, los resultados de esta investigación se hagan públicos y se asegure de que se pone a disposición de la justicia a los responsables de homicidios ilegítimos, uso excesivo de la fuerza y otros graves abusos.
Amnistía Internacional también insta a las autoridades de Bahréin a controlar de inmediato a sus fuerzas de seguridad, incluidas las fuerzas de apoyo enviadas por Arabia Saudí y otros Estados, a fin de evitar que vuelvan a repetirse homicidios y otros abusos cometidos hasta el momento; respetar y proteger el derecho a la libertad de expresión y de reunión, en el que se incluye el derecho a protestar de forma pacífica; y dejar en libertad a activistas políticos y profesionales de la medicina que permanecen detenidos como presos de conciencia.

Su Majestad, Shaikh Hamad bin Issa Al Khalifa
Firmen la petición instando al rey de Bahréin a:

  •  Constituir de inmediato una comisión independiente para llevar a cabo una investigación completa, exhaustiva y transparente tanto sobre los homicidios y ataques a manifestantes como sobre las agresiones a trabajadores médicos y de la salud, y hacer públicos los resultados de dicha investigación;
  •  Garantizar y respetar el derecho a protestar de forma pacífica y proteger a los manifestantes pacíficos de la fuerza excesiva empleada por la policía y de la violencia ejercida por otros colectivos;
  •  Respetar y proteger el derecho a la libertad de asociación, y asegurarse de que todas las organizaciones de derechos humanos y el colectivo de defensores de estos derechos pueden desempeñar su labor sin injerencias ni trabas políticas;
  •  Asegurarse de que no se vuelve a hacer un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes en Bahréin;
  • Dejar en libertad de inmediato y sin condiciones a los activistas de la oposición y profesionales de la medicina detenidos en marzo a los que Amnistía Internacional considera presos de conciencia;
  •  Proteger a los trabajadores migrantes extranjeros que pueden correr peligro de ser agredidos.
6998
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expiredGracias por todo su apoyo, la acción ahora esta cerrada.
663,156
acciones emprendidas
por personas como tú