28 abril 2011
Ayuda a poner fin al derramamiento de sangre en Siria

Información complementaria: Hace poco, cuando tanques del ejército entraron en la ciudad de Deraa, situada al sur de Siria, y comenzaron a bombardear zonas residenciales, la crisis de derechos humanos en el país alcanzó un nuevo mínimo. Más de 400 personas han muerto en toda Siria desde que los manifestantes que pedían reformas políticas tomaron las calles a mediados de marzo. Cientos de personas han sido detenidas de forma arbitraria y permanecen recluidas en régimen de incomunicación, lo que las pone en serio riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos. Hace mucho tiempo que la tortura de detenidos es un práctica habitual y endémica en Siria.

Amnistía Internacional ha instado reiteradamente al gobierno sirio que controle a las fuerzas de seguridad, acabe con los homicidios ilegítimos y otros usos excesivos de la fuerza, y lleve a cabo investigaciones independientes y exija rendición de cuentas —poniendo a disposición judicial a los responsables de cometer violaciones de los derechos humanos—.

Las autoridades sirias no han tomado estas medidas y han intensificado la represión. Por lo tanto, Amnistía Internacional ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que remita lo sucedido en Siria al fiscal de la Corte Penal Internacional, le imponga un embargo de armas y congele los bienes que tienen en otros países el presidente sirio y sus principales colaboradores.

Necesitamos tu ayuda para conseguir que el presidente sirio Bashar al Assad ponga fin sin pérdida de tiempo al homicidio de manifestantes y otras violaciones de derechos humanos.

Las protestas pacíficas inspiradas en los sucesos ocurridos en Túnez y Egipto, donde las protestas populares dieron lugar a la caída de presidentes que llevaban largo tiempo en el poder, y organizadas en parte haciendo uso de redes sociales como Facebook comenzaron en febrero, pero recibieron el empujón definitivo después del 18 de marzo, cuando las fuerzas de seguridad dispararon munición real contra los manifestantes en Deraa y mataron a varias personas. Los manifestantes pedían la liberación de un joven de la localidad al que habían detenido por garabatear en un muro de la ciudad,“la población quiere la caída del régimen” .

Desde ese momento, las protestas se han multiplicado y se han celebrado en muchos pueblos y ciudades distintos, si bien se han encontrado con una represión cada vez mayor —homicidios, detenciones y tortura—. Aún así, las protestas han proseguido mientras la población siria desafía las balas para exigir sus derechos. Ayúdanos a garantizar el fin del derramamiento de sangre.

A: Su Excelencia el presidente Bashar al Assad

Respaldo el llamamiento de AI para que se refiera lo sucedido en Siria a la CPI e insto a su Excelencia a:
- poner fin a los homicidios en Siria controlando de inmediato al ejército y las fuerzas de seguridad y
- respetar el derecho del pueblo sirio a manifestarse de manera pacífica.

Haremos entrega de vuestras firmas a distintas embajadas de Siria en todo el mundo, así como al mismo presidente. Esta petición se cerrará el 18 de mayo, exactamente dos meses después de que por primera vez manifestantes y otras personas perdiesen la vida en Siria.

Foto: La bandera de Siria con el edificio de la ONU al fondo. Decenas de personas se reunieron frente a la sede de la ONU en Nueva York para mostrar su solidaridad con el pueblo sirio en su revuelta contra el presidente Bashar Assad. © Demotix

17567
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expired
662,946
acciones emprendidas
por personas como tú