10 diciembre 2010
Hay que acabar con la represión de la libertad de expresión: libertad para Liu Xiaobo

El doctor Liu Xiaobo, destacado especialista chino en literatura, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz el pasado 8 de octubre de 2010 como reconocimiento a su larga y pacífica lucha en defensa de los derechos humanos fundamentales en China. Ha dedicado el Premio Nobel de la Paz “a todas aquellas almas perdidas que han sacrificado sus vidas por la lucha pacífica en favor de la paz, la democracia y la libertad”.

El 10 de diciembre, el asiento reservado para Liu Xiaobo en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz permaneció vacío, ya que sigue encarcelado por “incitar a la subversión”.

Esta es la cuarta ocasión en que Liu Xiaobo ha sido detenido como preso de conciencia.

Fue detenido por primera vez tras el movimiento prodemocrático de 1989. Para Liu Xiaobo, así como para otras muchas personas de su generación, junio de 1989 supuso “un cambio de rumbo decisivo”. Desde entonces, ha escrito un sinfín de obras en las que ha criticado la corrupción, la censura y el gobierno de partido único, y ha abogado por el desarrollo de un sistema político democrático multipartidista en China.

Liu ocupó el cargo de presidente del Centro PEN Chino Independiente entre 2003 y 2007, y fue coautor de la Carta 08, en la que se pide la protección efectiva de los derechos humanos universales y una reforma democrática.

Aunque es más conocido por sus peticiones de reformas políticas, Liu Xiaobo también ha defendido otros derechos humanos. Ha manifestado su opinión en contra de la discriminación que sufren los trabajadores migrantes y las personas que viven con el VIH/sida. Asimismo, Liu ha defendido a los trabajadores que han protestado contra la corrupción de sus empleadores.

Firma una petición dirigida al presidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, al presidente Hu Jintao; al primer ministro Wen Jiabao, y a la ministra de Justicia Wu Aiying.

Nosotros, los abajo firmantes, sentimos indignación ante el hecho de que el doctor Liu Xiaobo, galardonado con el premio Nobel de la Paz en 2010, continúe en la cárcel en China. Tras un juicio injusto, el 25 de diciembre de 2009 un tribunal de Pekín condenó a Liu Xiaobo a 11 años de cárcel por el delito de “incitar a la subversión del poder del Estado”.

Liu Xiaobo fue condenado por su participación en la elaboración de la Carta 08, una propuesta de reformas legales y políticas en China, que fue firmada inicialmente por 300 intelectuales, abogados y funcionarios. Más de 10.000 personas sumaron sus nombres a la Carta 08 tras ser publicada en Internet el 9 de diciembre de 2008. El tribunal también acusó a Liu Xiaobo de haberse involucrado en “la propagación de rumores, calumnias y difamaciones” que sobrepasan los límites de la libertad de expresión y constituyen un delito penal. Se citaron seis artículos en los que Liu criticaba la corrupción de funcionarios, la censura y el gobierno de partido único.

Liu Xiaobo siempre ha defendido su inocencia. A pesar de admitir haber escrito los artículos citados en el acta de acusación formal y la sentencia, afirma que simplemente estaba ejerciendo el derecho a la libertad de expresión que garantiza la constitución china. Estamos de acuerdo.

Consideramos que el actual encarcelamiento de Liu Xiaobo va en contra del espíritu y la letra de la Constitución china. El artículo 35 garantiza a los ciudadanos chinos la libertad de expresión. El artículo 41 expone que los ciudadanos tienen derecho a criticar y ofrecer propuestas en lo referente a cualquier órgano o funcionario del Estado. La Constitución igualmente garantiza que el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular tiene potestad para conceder indultos en casos especiales. Les pedimos que hagan uso de dicho poder para poner a Liu Xiaobo en libertad de forma inmediata e incondicional.

Las libertades de expresión, asociación y reunión también están garantizadas en el derecho internacional de los derechos humanos, incluido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que China ha firmado y cuya intención de ratificarlo ha reiterado.

Foto: Protesta pidiendo la puesta en libertad de Liu Xiaobo frente a la embajada de China en Oslo, Noruega, el 9 de diciembre de 2010. ©Greg Rødland Buick

1720
acciones emprendidas

Actúa

Campaign has expired
663,061
acciones emprendidas
por personas como tú