Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

Historias que inspiran

Gentes, rostros, historias: 50 años defendiendo derechos

Bo Lindblom, Suecia

Bo Lindblom, de 81 años, es un profesor y activista de derechos humanos sueco.

© Amnistía Internacional


“Si tus adversarios no abren la puerta, prueba con las ventanas.”

Bo Lindblom, 81 años, Suecia

   

Bo Lindblom, profesor y escritor sueco, se unió a Amnistía Internacional en 1969. Ha trabajado para conseguir la libertad de muchas personas, a veces utilizando métodos originales.

  • Bo Lindblom ha pasado 40 años luchando contra la burocracia, la cobardía y las mentiras.
  • Su activismo le ha enseñado a no rendirse nunca, aunque ello suponga romper las reglas.

"En los 41 años que llevo como miembro he trabajado en un gran número de casos. Creo que los más interesantes fueron aquellos en los que navegamos por la delgada línea entre hacer lo que considerábamos necesario y las normas establecidas de Amnistía Internacional."

Cartas cortésmente redactadas

"En la mayoría de los casos nos portamos muy bien, obedeciendo todas las normas y escribiendo cartas cortésmente redactadas. Durante más de 10 años trabajamos por Vladimir Rozhdestvov, en la Unión Soviética, hasta que fue excarcelado. Actualmente trabajamos por el dirigente shan U Khun Htun Oo, que cumple 93 años de cárcel en una prisión birmana por celebrar una reunión pacífica en su casa. Pero en otras ocasiones nos hemos saltado las reglas para hacer lo que considerábamos correcto.”

Romper las reglas

"Hans Kleeman era un joven que había usado dinamita para hacer un agujero en el muro que separaba la Alemania Oriental de la Occidental. El Secretariado Internacional (de Amnistía Internacional) nos dijo que dejásemos el caso. No lo hicimos. Fundamos un Club Kleeman, contactamos con una fundación que estaba dispuesta a pagar al Estado para liberarle (lo que también iba en contra de las normas), y quedó en libertad."

"Nelson Mandela no fue adoptado (como preso de conciencia) porque el Congreso Nacional Africano (CNA) renunció a su política de no violencia. Amnistía Internacional nunca actuó sobre su caso, ni siquiera sobre las condiciones de reclusión en Robben Island. Pero algunos de nosotros actuamos a título personal. Utilizamos las herramientas de Amnistía Internacional, pero no dañamos la reputación de la organización."

"Lidia Falcón es una abogada española, cofundadora del Partido Feminista de España. En 1974 la detuvieron como presunta cómplice del asesinato de Carrero Blanco, designado sucesor de Franco, cometido por ETA (el grupo armado Euskadi Ta Askatasuna). Estábamos convencidos de que no había colaborado con ETA. Actuamos en cuestión de horas, sin pedir permiso, y al menos logramos sacarla de la celda para condenados a muerte donde la habían recluido en régimen de aislamiento. Tres meses después, Amnistía Internacional convirtió su situación en un caso de investigación. Un año más tarde fue absuelta. Seguimos siendo amigos."

No dejar nunca de intentarlo

"Las principales dificultades con las que me he encontrado como activista son la burocracia dentro del movimiento, la cobardía en torno al movimiento y la falsedad de nuestros adversarios. Y la lección más importante que me ha enseñado mi activismo es: no te rindas nunca. Nunca abandones un caso antes de que se resuelva. Si tus adversarios no abren la puerta, prueba con las ventanas."

Llevamos más de 50 años luchando por la libertad de expresión. El mundo ha cambiado, pero se sigue empleando la violencia y el encarcelamiento para silenciar a quienes defienden los derechos humanos y critican a los poderosos. Con un llamamiento a millones de activistas y simpatizantes de todo el mundo podemos inundar de faxes a los gobiernos y enviarles un mensaje que no pueden ignorar. Exprésate en contra de la represión; haz llegar tu mensaje directamente a las manos de quienes ejercen el poder.
Act Now »

Follow #amnesty50 @amnestyonline on twitter

Cómo puedes ayudar

Amnistía Internacional en las redes sociales

Historias que inspiran

Poner la justicia al alcance de las personas más pobres del mundo

Los activistas ayudaron a garantizar que las personas que viven en la pobreza cu...

Myroslav Marynovich, Ucrania

Un ex preso de conciencia encontró el modo de decir “gracias” a las persona...

Mujeres de Zimbabue, ¡En Pie!

Las activistas de Mujeres de Zimbabue, ¡En Pie! (WOZA) son a menudo objeto de d...

No van a minar nuestra existencia

La población local de uno de los estados más pobres de India hizo campaña con...

Proteger vidas con cartas y faxes

Con el simple envío de una carta, cualquier persona corriente puede cambiar vid...

Radhia Nasraoui, Túnez

El sincero agradecimiento a la membresía de Amnistía Internacional de parte de...