Annual Report 2013
The state of the world's human rights
This article in other languages:

Press releases

24 March 2009

Bielorrusia: Es hora de poner fin a las ejecuciones

 

Las autoridades bielorrusas deben declarar de inmediato la suspensión de las condenas a muerte y las ejecuciones con miras a la abolición absoluta de la pena de muerte, según afirmó Amnistía Internacional en un informe publicado el 24 de marzo de 2009.
“La pena de muerte aplicada por el Estado consiste en matar a un ser humano de manera premeditada y a sangre fría en nombre de la justicia. Constituye una violación del derecho a la vida consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos” señaló Nicola Duckworth, directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.
“Los gobiernos tienen la obligación de hacer justicia castigando a los culpables y ofreciendo resarcimiento a las víctimas y sus familiares. Las ejecuciones no resuelven el problema de una cultura basada en la violencia, son un síntoma de ella.”

En su informe, titulado Ending executions in Europe: Towards abolition of the death penalty in Belarus, Amnistía Internacional expone los argumentos a favor de que las autoridades bielorrusas deroguen la pena de muerte y se adhieran a la tendencia mundial a abolir esta pena.
Bielorrusia es el último país de Europa y de la extinta Unión Soviética que sigue ejecutando a personas. Aunque no hay estadísticas oficiales al respecto, Amnistía Internacional calcula que no menos de 400 personas han sido ejecutadas desde que Bielorrusia declaró su independencia en 1991. Los organismos internacionales han instado a Bielorrusia en repetidas ocasiones a abolir la pena de muerte.
Todo el proceso de la pena de muerte es secreto: no se informa al preso ni a su familia de la fecha de ejecución, y a los familiares del ejecutado no se les entrega el cadáver ni se les comunica dónde está enterrado.
En Bielorrusia, el uso de la pena de muerte se añade a un sistema de justicia penal defectuoso. Existen indicios verosímiles de que se aplican torturas y otros malos tratos para obtener “confesiones” y de que los presos condenados no tienen acceso a mecanismos de apelación efectivos. Un joven acusado de asesinato contó a Amnistía Internacional en octubre de 2008 que lo habían golpeado sin parar durante tres días y lo habían obligado a escribir una confesión.
“La pena de muerte, administrada por un sistema de justicia inadecuado e injusto, agrava el peligro de ejecutar a una persona inocente, que es inherente a la pena” señaló Nicola Duckworth.
Desde que Bielorrusia se declaró independiente, sus autoridades han dado algunos pasos para poner fin a la pena de muerte, como reducir el número de delitos punibles con esa pena. Con arreglo a una decisión del Tribunal Constitucional de 2004, la pena de muerte es contraria a la Constitución y puede ser abolida por el presidente y el Parlamento. Sin embargo, las autoridades aún no han demostrado tener voluntad política para introducir los cambios legislativos necesarios o abrir un debate público y general sobre el asunto.
“Con la abolición de la pena de muerte, Bielorrusia reducirá su aislamiento de Europa y permitirá que sus organismos encargados de hacer cumplir la ley se centren en buscar soluciones reales al problema de la delincuencia sin que les distraiga la falsa impresión de que la pena de muerte sirve para disuadir de la comisión del delito” afirmó Nicola Duckworth.

Información complementaria
La información contenida en el informe de Amnistía Internacional se ha recopilado a lo largo de más de 20 años de observación de la aplicación de la pena capital en Bielorrusia. En octubre de 2008, una persona enviada por la organización visitó Bielorrusia y se reunió con abogados, activistas de derechos humanos, autoridades del gobierno y ex presos. Amnistía Internacional agradece la ayuda del Comité Bielorruso de Helsinki y de otros activistas de derechos humanos en la preparación de este informe.
La organización trabajará con el Comité Bielorruso de Helsinki y otros grupos de derechos humanos para promover el debate público sobre la pena de muerte en 2009 y confía en que este informe contribuya a ese debate.

Region Europe And Central Asia
Country Belarus
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress