Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

15 January 2009

Austria: Hay que procesar a los asesinos del exiliado checheno

(Moscú) El gobierno austriaco debe tomar rápidamente medidas para llevar ante la justicia a los responsables del homicidio de un checheno que había denunciado haber sido torturado por Ramzan Kadyrov, actual presidente checheno, han manifestado hoy, 15 de enero de 2009, Human Rights Watch, Amnistía Internacional y el Centro de Derechos Humanos Memorial.
Según información aparecida en la prensa, unos individuos mataron a tiros a Umar Israilov, de 27 años, el 13 de enero, cuando salía de una tienda de ultramarinos de Viena, donde vivía exiliado. Israilov había manifestado públicamente que Kadyrov lo había torturado, y había presentado una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2006. Días antes del homicidio, había comunicado a las autoridades policiales austríacas que unos desconocidos lo estaban siguiendo.
"Estamos muy alarmados por lo sucedido, que parece otro homicidio por motivos políticos de una persona crítica con altos funcionarios del Estado ruso --ha manifestado Oleg Orlov, director del Centro de Derechos Humanos Memorial--. Dadas las brutales represalias tomadas contra quienes denuncian abusos cometidos en Chechenia, la actuación de Israilov fue especialmente audaz, y es preciso hacer rendir cuentas sin demora a sus homicidas y a quienes se oculten tras ellos."
En un artículo sobre el homicidio publicado en el New York Times se afirma que Israilov había sido detenido en 2003 como combatiente rebelde, amnistiado y empleado luego brevemente como guardaespaldas de Kadyrov. Se cita en él una entrevista con Israilov en la que éste afirma que, durante su detención, Kadyrov lo torturó, utilizando incluso descargas eléctricas. También se citan afirmaciones suyas según las cuales había sido testigo de palizas, patadas y otras torturas infligidas por Kadyrov y sus subordinados a detenidos. Al final Israilov había huido a Austria, donde se le concedió asilo.
"Conocemos bien el caso y consideramos que las denuncias de tortura de Israilov son totalmente creíbles --ha señalado Rachel Denber, directora de la sección de Europa y Asia central de Human Rights Watch--. La tortura es un viejo problema en Chechenia, que las autoridades rusas no han solucionado, ni siquiera habiendo datos creíbles de víctimas como Umar Israilov."
Human Rights Watch y Amnistía Internacional han documentado persistentes torturas y malos tratos infligidos en Chechenia tanto por las fuerzas federales rusas como por las fuerzas chechenas partidarias de Moscú bajo el mando efectivo de Kadyrov (http://www.hrw.org/en/reports/2006/11/13/widespread-torture-chechen-republic y www.amnesty.org).
"Tenemos informes creíbles sobre personas a las que se ha amenazado o matado en Chechenia por presentar una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos -ha manifestado Nicola Duckworth, directora del Programa de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central--. No podemos excluir la posibilidad de que a Umar Israilov lo hayan matado por pedir justicia ante el Tribunal."
Nuevos informes indican también que tras huir Israilov de Rusia, su padre fue secuestrado, torturado por Kadyrov y recluido ilegalmente durante más de 10 meses, aparentemente con el fin de obligar a aquél a regresar. Una persona que dijo ser emisario de Kadyrov había visitado a Umar Israilov en Austria el año pasado y lo había presionado para que retirara su demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y regresara a Chechenia.
En agosto de 2008, otra persona sometida también a presunta tortura en Chechenia, Mokhmadsalakh Masaev, fue secuestrada allí varias semanas después de la publicación de una entrevista en la que describía su tortura en un centro de detención ilegal. En la entrevista, Masaev decía que en 2006 lo habían recluido en condiciones inhumanas en una prisión secreta del pueblo natal de Kadyrov en Chechenia durante más de cuatro meses y lo habían sometido a tratos inhumanos y degradantes. Había presentado numerosas denuncias ante la Fiscalía de Chechenia en las que aseguraba que su detención se había llevado a cabo con la aquiescencia de Kadyrov. Seis meses después del secuestro de Masaev, seguía sin conocerse su paradero (http://www.hrw.org/en/news/2008/08/05/russia-torture-victim-abducted-chechnya y http://www.amnesty.org/en/library/info/EUR46/025/2008/es).


Para más información, pónganse en contacto con:
En Nueva York, para contactar con Human Rights Watch, Rachel Denber (inglés, francés y ruso): +1-212-216-1266
En Moscú, para contactar con Human Rights Watch, Tanya Lokshina (inglés y ruso): +7-916-624-1906
En Moscú, para contactar con Amnistía Internacional, Freiderike Behr (inglés, alemán y ruso): +7-909-675-5573
En Moscú, para contactar con el Centro de Derechos Humanos Memorial, Oleg Orlov (ruso): +7-495-762-2465


Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres llamando al número + 44 20 7413 5566, o por correo electrónico en press@amnesty.org. Para los comunicados de prensa traducidos al español consulten http://www.amnesty.org/es/for-media. Para documentación general traducida al español consulten http://www.amnesty.org/es/library

Region Europe And Central Asia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress