This document is not available at this time.

El coste del conflicto entre Georgia y Rusia para la población civil

Video sobre Georgia

© Amnistía Internacional

18 November 2008

El coste del conflicto entre Georgia y Rusia para la población civil
Los cinco días de guerra entre Georgia y la Federación Rusa ha tenido graves y duraderas consecuencia para la población civil atrapada entre ambos bandos.

En un nuevo informe titulado Civilians in the line of fire: The Georgia-Russia conflict, Amnistía Internacional afirma que hay más de 20.000 personas de etnia georgiana que no pueden todavía regresar a sus hogares en Osetia del Sur por la persistencia, según informes, de una situación de caos y saqueos de milicias leales a Osetia del Sur.

Publicado 100 días después del conflicto, el informe está basado en varias visitas de investigación realizadas a las principales zonas del conflicto a principios de agosto y a finales de octubre de 2008. Se afirma en él que ninguna de las partes tomó las medidas necesarias para proteger a la población civil de las hostilidades que tuvieron lugar entre el 7 y el 13 de agosto.

Los datos recogidos para el informe indican convincentemente que todas las partes cometieron, además, violaciones graves del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, tanto durante el conflicto como después de él.

Se lanzaron ataques aéreos y de artillería contra pueblos y zonas residenciales de ciudades, y algunos civiles contaron que se los bombardeó cuando huían de sus pueblos.

Se produjeron en total más muertes de civiles que de combatientes, y se dañaron y destruyeron viviendas, hospitales, escuelas y otros instalaciones imprescindibles de la vida civil en comunidades de ambos lados de la divisoria del conflicto.

Los saqueos e incendios generalizados de las milicias leales a Osetia del Sur causaron destrucción en gran escala en varios asentamientos de mayoría georgina del territorio controlado por las fuerzas armadas rusas en ese momento.

Se lanzaron bombas de racimo en zonas habitadas de Georgia y Rusia y cerca de ellas, lo que causó numerosas víctimas civiles y dejó extensas zonas contaminadas por proyectiles sin explotar, que siguen siendo un riesgo para la población civil que regresa a sus hogares tras las hostilidades.

El conflicto desplazó a casi 200.000 personas en su punto álgido y ha dejado un legado de desplazamiento a largo plazo. La situación a lo largo de la frontera de facto que separa Osetia del sur del resto de Georgia sigue siendo sumamente tensa en lo que respecta a la seguridad, por lo que decenas de miles de personas no podrán regresar a sus hogares en el futuro inmediato.

"Se ha creado una nueva tierra de nadie a lo largo de la frontera de facto entre Osetia del Sur y el resto de Georgia, donde la población corre peligro –ha manifestado Nicola Duckworth, directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional–. En las últimas semanas se han recibido informes de saqueos, disparos, explosiones y secuestros”

Las autoridades georgianas y rusas se han acusado mutuamente de crímenes de guerra por su conducta durante el conflicto. Al ir mitigándose el conflicto, Amnistía Internacional pide a las partes que investiguen exhaustiva e imparcialmente todas estas acusaciones y pongan a los responsables a disposición judicial.

Dados los indicios de violaciones graves del derecho internacional cometidas por todas las partes en el conflicto, Amnistía Internacional les pide también que accedan a que la Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta lleve a cabo una investigación e informe públicamente de los resultados.
 
"Se debe permitir a los observadores internacionales ir a todos los lugares y sitios necesarios para intensificar sus esfuerzos por garantizar el regreso de las personas desplazadas en condiciones de seguridad y sin discriminación –ha señalado Nicola Duckworth–. No puede haber reconciliación ni paz duradera sin verdad y rendición de cuentas.”

Amnistía Internacional pide además a todas las partes que tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad de todas las personas que se encuentran en las zonas afectadas por el conflicto y unas condiciones que permitan a las personas desplazadas regresar con seguridad y dignidad.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE