Annual Report 2013
The state of the world's human rights

14 November 2008

El ejército israelí bloquea suministros a Gaza

El ejército israelí bloquea suministros a Gaza
El ejército israelí lleva bloqueando totalmente desde hace más de una semana el envío a la Franja de Gaza de la ayuda humanitaria y suministros médicos que se necesitan con urgencia. Es muy escaso el combustible que se ha permitido pasar. Amnistía Internacional instó el viernes 14 de noviembre a las autoridades israelíes a que permitan inmediatamente el paso.

“El último endurecimiento del bloqueo por parte de Israel ha empeorado notablemente una situación que ya era grave. Es un verdadero castigo colectivo sobre la población civil de Gaza que debe cesar de inmediato”, ha dicho Philip Luther, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

El ejército israelí ha interrumpido desde el miércoles 5 de noviembre el goteo de ayuda humanitaria que se permitía entrar a Gaza, del que depende el 80 por ciento de la población. También se ha bloqueado la entrega del carburante industrial donado por la Unión Europea y necesario para la central eléctrica de Gaza, dejando sin electricidad grandes partes de la Franja.

Abu Khalil, que reside en la ciudad de Gaza, dijo el jueves a Amnistía Internacional: “Hoy fui a buscar pan a varias panaderías, pero no pude encontrar nada. No hay electricidad, todo está totalmente a oscuras.”

“Hace unos meses compramos una cocina eléctrica porque es difícil encontrar gas para cocinar y su precio es muy elevado, pero ahora, sin electricidad, no podemos ni siquiera cocinar. Nos sentamos en casa en la oscuridad, los niños no saben en qué entretenerse. No podemos hacer nada. ¿Hasta cuándo podremos vivir así?”

Otros residentes de Gaza han dicho a Amnistía Internacional que ya ni siquiera hay velas en el mercado y que las pocas personas que tienen generadores en sus casas y que aún disponen de  combustible no se atreven a usarlos porque nadie sabe cuánto tiempo durará la el apagón.

El jueves, la Agencia para la Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA), la principal agencia de ayuda de las Naciones Unidas, que proporciona ayuda humanitaria a cerca de un millón de refugiados palestinos en Gaza, anunció que se había quedado sin suministros.

John Ging, jefe de operaciones de la UNRWA en Gaza ha declarado a los medios de comunicación: “Llevábamos ya trabajando con lo mínimo desde hacía mucho, por lo que el efecto de estas restricciones ha sido inmediato.”

La Agencia llevaba varios días advirtiendo que se le estaban agotando los suministros.

Al mismo tiempo, las autoridades israelíes llevan una semana negando el acceso a Gaza a los periodistas internacionales. El jueves también se negó la entrada a un convoy de diplomáticos europeos.   
 
“Gaza está aislada del mundo exterior. Al parecer a Israel no le entusiasma que el resto del mundo vea el sufrimiento que su bloqueo está causando al millón y medio de palestinos que están prácticamente atrapados allí”, ha dicho Philip Luther.

La ruptura del alto el fuego de cinco meses y medio entre las fuerzas israelíes y los activistas palestinos de Gaza, que se produjo la semana pasada, ha generado una nueva oleada de violencia. El 4 de noviembre murieron seis activistas palestinos  en incursiones aéreas y ataques terrestres israelíes, lo cual desencadenó una descarga de cohetes palestinos contra las ciudades y los pueblos israelíes vecinos.

En los últimos días, las fuerzas israelíes han matado a otros cinco activistas palestinos y herido a varios más, mientras continúan los ataques con cohetes palestinos. Israel no había informado de ninguna víctima hasta hoy, 14 de noviembre, en que un israelí ha resultado herido leve de metralla en un ataque contra la ciudad israelí de Sderot.

“Esta peligrosa oleada de ataques y contraataques debe interrumpirse rápidamente. Ambas partes saben por anteriores experiencias que sus acciones están poniendo en peligro las vidas de las poblaciones civiles de Gaza y del sur de Israel”, ha dicho Philip Luther.

Desde comienzos de año hasta el alto el fuego del 19 de junio de 2008, las fuerzas israelíes mataron a unos 420 palestinos, la mitad de ellos civiles desarmados, entre los que había 80 menores de edad. En el mismo periodo, los grupos armados palestinos mataron a 24 israelíes, 15 de ellos civiles, entre ellos 4 menores.

Los cinco meses y medio de alto el fuego supusieron un gran respiro para la población civil de Gaza y del sur de Israel, cuyas vidas dejaron de ser azotadas por los ataques que llevaban sufriendo ocho años, durante los cuales habían muerto unos 4.750 palestinos y 1.100 israelíes.

La mayoría de las víctimas de ambos bandos han sido civiles desarmados, entre ellos 900 menores palestinos y 120 menores de edad israelíes.

Read More

El alto el fuego en Gaza corre peligro (noticias, 5 de noviembre de 2008)
Una población atrapada: castigo colectivo en Gaza (artículo, 27 de agosto de 2008)

Issue

Armed Conflict 
Poverty 

Country

Israel and Occupied Palestinian Territories 
Palestinian Authority 

Region

Middle East And North Africa 

@amnestyonline on twitter

News

18 September 2014

Nigeria’s police and military routinely torture women, men, and children – some as young as 12 – using a wide range of methods including beatings, shootings and rape... Read more »

19 September 2014

The Guatemalan government is fuelling the fires of conflict by failing to consult local communities before awarding mining licences to companies.

Read more »
19 September 2014

A Thai court’s decision to uphold a 10-year prison sentence given to an editor and social activist for allegedly insulting the royal family continues the relentless erosion of... Read more »

19 September 2014

Ireland’s latest guidelines on abortion are mere window-dressing that will confuse health professionals and endanger women’s lives and rights.

Read more »
19 September 2014

The Egyptian authorities are putting at risk the life of a jailed activist, whose health has sharply deteriorated after more than 230 days on hunger strike, by denying him... Read more »