Tayikistán - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Tayikistán

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Tajikistan is now live »

Jefe del Estado : Imomali Rajmon
Jefe del gobierno : Okil Okilov
Pena de muerte : retencionista
PoblaciÓn : 6,7 millones
Esperanza de vida : 66,3 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 116/103 por cada 1.000
PoblaciÓn adulta alfabetizada : 99,5 por ciento

Se impusieron más restricciones a la libertad de religión. Decenas de presuntos miembros de grupos islamistas prohibidos fueron detenidos y, según denunciaron, sufrieron tortura u otros malos tratos. Algunos fueron declarados culpables en juicios manifiestamente injustos.

Información general

El décimo aniversario del acuerdo de paz de 1997, que había puesto fin a cinco años de guerra civil, estuvo marcado por una amnistía presidencial que incluía a los ex combatientes de la oposición, pero no a aquellos que habían sido condenados por terrorismo o asesinato. La  Oficina de la ONU para la Consolidación de la Paz en Tayikistán concluyó su misión de siete años en julio.

El Tribunal Supremo calificó de terroristas a 10 organizaciones y las prohibió, entre ellas el Partido Islámico del Turquestán, también llamado Movimiento Islámico de Uzbekistán, y Tojikistoni Ozod (Tayikistán Libre), partido político con base en Uzbekistán que las autoridades consideraban una amenaza para la seguridad nacional de Tayikistán.

En marzo, el presidente Imomali Rajmonov suprimió el sufijo ruso de su apellido, que a partir de entonces sería Rajmon, y recomendó que se registrara a todos los recién nacidos con apellidos tayikos.

Libertad de religión

Hubo ataques a la libertad de religión. Se cerraron o demolieron mezquitas no autorizadas en la capital, Dushanbé. Según informes, los planes de reurbanización de la ciudad ponían en peligro la sinagoga y varias iglesias. Un nuevo proyecto de ley sobre religiones incluía estrictos requisitos para el registro que dificultarían enormemente la tarea de solicitar o volver a solicitar la condición legal a las minorías religiosas. Este proyecto de ley también proponía limitar el número de lugares de culto registrados y prohibir la actividad misionera. En espera de que se aprobara la nueva ley, el gobierno no admitió más solicitudes para obtener la condición legal.

  • En octubre, el gobierno revocó la condición legal de la comunidad religiosa de los Testigos de Jehová, registrada por primera vez en 1994, y prohibió todas sus actividades. Según explicaron las autoridades a representantes de esta comunidad, la decisión se debía a la negativa de sus miembros a realizar el servicio militar, así como a sus actividades de proselitismo. También se suspendió la actividad de dos grupos protestantes durante un periodo de tres meses. Las tres organizaciones recurrieron contra las decisiones.

Abusos contra presuntos islamistas

Decenas de miembros y presuntos miembros de grupos islamistas prohibidos, entre ellos el Movimiento Islámico de Uzbekistán, fueron detenidos por motivos de seguridad nacional y presuntamente sufrieron tortura u otros malos tratos bajo custodia. Se impusieron largas penas de prisión a al menos 20 presuntos miembros del Movimiento Islámico de Uzbekistán en juicios que distaron mucho de reunir las garantías de imparcialidad que exigen las normas internacionales, como puso de manifiesto el hecho de que públicamente se tachara de culpables a los acusados antes del juicio.

«Guerra contra el terror»

En agosto, un tribunal de Dushanbé condenó a 17 años de cárcel a dos hombres trasladados en marzo a Tayikistán después de haber permanecido seis años bajo la custodia estadounidense en Guantánamo. El tribunal los declaró culpables de cruzar ilegalmente la frontera con Afganistán en 2001 y de combatir en las filas del Movimiento Islámico de Uzbekistán contra las fuerzas estadounidenses y de la Coalición.

Anteriormente ese mismo mes de marzo, otro hombre que había estado detenido en Guantánamo fue condenado por un tribunal del sur de Tayikistán a 23 años de cárcel por su participación en un atentado con bomba perpetrado en Tayikistán en el año 2000. Según informes, las fuerzas estadounidenses lo habían capturado en Afganistán.

Informe de Amnistía Internacional