Vietnam - Informe 2007 Amnistía Internacional

Human Rights in República Socialista de Vietnam

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Viet Nam is now live »

Jefe del Estado: Nguyen Minh Triet (sustituyó a Tran Duc Luong en junio)
Jefe del gobierno: Nguyen Tan Dung (sustituyó a Phan Van Khai en junio)
Pena de muerte: retencionista
Estatuto de la Corte Penal Internacional: no ratificado

Continuaron las restricciones relativas a la libertad de expresión y
asociación. Se hostigó a miembros de iglesias no autorizadas
consideradas contrarias a las políticas oficiales. Se hostigó, amenazó
y recluyó a ciberdisidentes. Pequeños grupos de personas pertenecientes
a la minoría étnica «montañesa» continuaron huyendo de las violaciones
de derechos humanos que sufrían en las tierras altas centrales y
buscando asilo en la vecina Camboya; al menos 250 personas seguían
recluidas tras haber sido juzgados sin garantías en Vietnam. Se
recibieron informes de al menos 36 condenas a muerte y 14 ejecuciones,
pese a las propuestas para limitar el ámbito de aplicación de la pena
de muerte.

Información general

En febrero, el gobernante Partido Comunista de Vietnam invitó por primera vez a la opinión pública a formular comentarios sobre el proyecto de Informe Político antes de su adopción en el Congreso Nacional del Partido. El informe describía las directrices y políticas de construcción nacional, consolidación del partido y Estado de derecho socialista que se aplicarían hasta 2010. En abril, el Congreso eligió un nuevo comité político y un nuevo comité central.

En junio tuvo lugar un importante reajuste de la cúpula del gobierno, con el nombramiento de nuevos titulares para los cargos de presidente, primer ministro y presidente de la Asamblea Nacional.

Creció la preocupación de la opinión pública por los escándalos de corrupción, en particular, por uno en el que se encontraban involucrados altos cargos del Ministerio de Transporte y agentes de policía.

Gracias a cuatro amnistías, 19.914 presos quedaron en libertad, entre ellos dos presos de conciencia.

Se permitió que Thich Huyen Quang, de 87 años, patriarca supremo de la proscrita Iglesia Budista Unificada de Vietnam, y exiliado en provincias remotas durante 24 años, viajara a Ciudad Ho Chi Minh para recibir tratamiento médico y se alojara brevemente en la pagoda Giac Hoa de la ciudad para recuperarse. Su sucesor, Thich Quang Do, de 77 años, recibió en noviembre el Premio Rafto de Noruega por «tres decenios de valor y perseverancia en la oposición pacífica».

Relaciones internacionales

Las negociaciones comerciales fueron un importante centro de atención durante todo el año. Vietnam albergó reuniones del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que culminaron en noviembre en una cumbre de líderes económicos, incluido, por primera vez, el presidente de Estados Unidos, George Bush. Durante ese tiempo aumentaron las amenazas y el hostigamiento contra los principales disidentes, y se intentó impedir que hablaran y se reunieran con extranjeros. El Congreso de Estados Unidos votó en diciembre a favor de la aprobación de relaciones comerciales normales permanentes con Vietnam. Finalizaron las negociaciones de adhesión a la Organización Mundial del Comercio, y la incorporación formal de Vietnam tuvo lugar en noviembre.

Restricciones a la libertad de expresión y a Internet

En virtud de la legislación nacional de seguridad, se acosó, amenazó y encarceló a disidentes políticos, incluidos aquellos que utilizaban Internet para hablar sobre derechos humanos, democracia y cambio político. Las autoridades redoblaron sus esfuerzos para controlar Internet mediante nuevas normativas, supervisión por parte de los propietarios de cibercafés y de los proveedores de servicios de Internet, y filtrado y bloqueo de sitios web.

Bloc 8406

A pesar de estas limitaciones, en abril un grupo de activistas lanzó una petición en línea firmada por 118 activistas defensores de la democracia, en la que se abogaba por un cambio político pacífico y se pedía respeto hacia los derechos humanos. Este movimiento por la democracia que actuaba a través de Internet se dio a conocer como Grupo 8406 o Bloc 8406. Otras 2.000 personas firmaron la petición. Varios de los signatarios iniciales fueron posteriormente hostigados o interrogados, o vieron restringida su libertad de circulación y confiscados sus equipos informáticos por intentar publicar un boletín titulado Libertad y democracia (To Do Dan Chu).

Truong Quoc Huy, de 25 años, fue detenido con dos de sus hermanos y una joven en octubre de 2005, tras haber participado en una sala de chat del sitio web de PalTalk llamada The voice of people in Viet Nam and Abroad (La voz del pueblo en Vietnam y en el extranjero). Pasó nueve meses recluido en régimen de incomunicación, hasta que, en julio, quedó en libertad. Tras haber recuperado la libertad, apoyó públicamente el Bloc 8406 y se le volvió a detener en un cibercafé de Ciudad Ho Chi Minh en agosto, tras haberse conectado al sitio web de PalTalk. Según informes, fue acusado, en virtud del artículo 88 del Código Penal, de «hacer propaganda contra la República Socialista de Vietnam».

El ciberdisidente Nguyen Vu Binh, detenido en septiembre de 2002 y condenado a siete años de cárcel, continuaba en prisión al concluir el año. El doctor Pham Hong Son y Nguyen Khac Toan quedaron en libertad gracias a las amnistías, aunque sujetos a un periodo de tres años de «libertad vigilada», que incluía interrogatorios y severas restricciones de su libertad de circulación, asociación y expresión.

Las tierras altas centrales y los «montañeses»

Continuaron violándose los derechos humanos de la minoría étnica «montañesa» de las tierras altas centrales. Entre otras medidas, se les restringió la libertad de circulación y se obligó a los cristianos pertenecientes a «iglesias en casa» no autorizadas a renunciar a su religión. Siguieron recibiéndose informes de detenciones y malos tratos. Continuaban recluidos más de 250 «montañeses» condenados a prolongados periodos de prisión en relación con las protestas de 2001 y 2004 sobre la propiedad de la tierra y la libertad religiosa.

Según informes, en abril se detuvo y recluyó durante 18 días a dos estudiantes «montañeses» en la prisión de distrito de la provincia de Dak Lak, donde fueron interrogados y golpeados por la policía. Se los acusó de haber enviado listas de presos políticos al extranjero por Internet.

Pequeños grupos de «montañeses» trataron de pedir asilo en la vecina Camboya, donde su situación era precaria. Seguía en vigor el Memorando de Entendimiento entre Vietnam, Camboya y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), firmado en enero de 2005 para resolver la situación de los solicitantes de asilo. Al parecer, el Memorando había sido violado por las autoridades vietnamitas y, según informes, se había detenido, interrogado y maltratado a personas que habían vuelto a Vietnam, procedentes de Camboya, amparadas por él.

En junio, seis personas pertenecientes a los grupos étnicos ede y mnong fueron condenadas a periodos de entre tres y siete años de prisión, por cargos de violación de «políticas de unidad nacional» y organización de migraciones ilegales. En concreto, se las acusaba de haber fomentado disturbios públicos entre la población y haber ayudado a otras personas a huir a Camboya.

Pena de muerte

En febrero, el Ministerio de Seguridad Pública propuso limitar el ámbito de aplicación de la pena de muerte. En una propuesta enviada a la Comisión Central de Reforma Judicial, se recomendaba que dejaran de ser punibles con la muerte los delitos de índole económica, como el fraude, la malversación de fondos, el contrabando, la falsificación y el soborno. Según informes, de este modo se reduciría de 29 a 20 el número de delitos punibles con la muerte. Los legisladores dedicaron cierto tiempo a debatir la propuesta en la Asamblea Nacional, pero, al concluir el año, aún no se había incorporado su contenido a la legislación. Se creía que al menos cinco mujeres y seis hombres declarados culpables de delitos económicos continuaban condenados a muerte.

Según informaron los medios de comunicación, se impusieron al menos 36 condenas a muerte y se llevaron a cabo 14 ejecuciones, entre ellas cinco de mujeres, la mayoría por delitos relacionados con el tráfico de drogas. Se pensaba que el número real era muy superior. La clasificación de las estadísticas sobre la pena de muerte como «secreto de Estado» impedía elaborar informes completos y transparentes.

En marzo, un pelotón de fusilamiento ejecutó a Phung Long That, ex responsable de la división de investigación contra el contrabando del departamento de aduanas de Ciudad Ho Chi Minh. Había sido condenado a muerte en abril de 1999 por haber aceptado sobornos y por el contrabando de bienes por valor de 70 millones de dólares estadounidenses.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informes

• República Socialista de Vietnam: Duong Quang Tri. Condenado a muerte por fraude (Índice AI: ASA 41/004/2006)

• República Socialista de Vietnam: Una red que se tensa. Represión y censura en la Web (Índice AI: ASA 41/008/2006)