Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

6 June 2008

Siria: Arabji y Dekalbab hacen frente a juicios sin garantías

Kareem Arabji y Muhammad Dekalbab deben comparecer ante un tribunal en Siria los días 8 y 9 de junio, respectivamente, en juicios en los que se les podrían imponer penas de prisión por ejercer su derecho a la libertad de expresión, ha afirmado Amnistía Internacional hoy, 6 de junio de 2008.

La organización considera que es probable que sean presos de conciencia que deben quedar en libertad de inmediato.

"Los juicios de Arabji y Dekalbab forman parte de una campaña más amplia que las autoridades sirias llevan a cabo para silenciar a personas que propugnan pacíficamente la introducción de reformas y a otras que puedan expresar ideas que no se ajusten a las del Estado", ha afirmado Amnistía Internacional.

Kareem Arabji, de 30 años de edad, consultor empresarial, comparecerá ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado el 8 de junio. Arabji fue detenido por los servicios de Información Militar de Siria el 7 de junio de 2007. Lleva casi un año recluido sin acceso al mundo exterior, y en este periodo podría haber sido torturado.

Arabji fue acusado formalmente de "difundir noticias falsas o exageradas que puedan afectar a la moral del país". Amnistía Internacional considera que este cargo guarda relación con el hecho de que Arabji actuaba como moderador del foro juvenil en Internet Akhawia, así como con sus intervenciones en ese foro.

Muhammad Bedia Dekalbab, de 59 años, miembro de la Organización Nacional de Derechos Humanos, no autorizada oficialmente, comparecerá ante el Tribunal Militar de Damasco el 9 de junio. Dekalbab fue detenido el 2 de marzo de 2008 y acusado formalmente de "difundir información falsa o exagerada [...] que pueda menoscabar el prestigio del Estado", debido a un artículo que había escrito en el que criticaba la falta de libertad de expresión en Siria.

Los juicios que se celebran ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado y ante los tribunales militares son sistemáticamente injustos, y a menudo los casos se basan en cargos redactados de forma imprecisa que las autoridades sirias interpretan en términos extremadamente amplios. Además, se aceptan como prueba en ellos las "confesiones" obtenidas mediante tortura y malos tratos. 

"Arabji y Dekalbab corren un gran riesgo de que se les impongan condenas gravemente injustas, dado el historial de los tribunales de seguridad sirios en cuanto a la imposición de penas severas a personas que puedan disentir de las políticas de la formación política gobernante, el Partido Baás", ha afirmado Amnistía Internacional.

"Instamos a las autoridades sirias a que pongan en libertad a estos dos hombres, así como a todas las demás personas que estén recluidas por expresar libremente sus opiniones."

Información complementaria:
Entre las muchas personas encarceladas en Siria por expresar sus opiniones figura Habib Saleh, escritor y defensor pacífico de reformas, que fue detenido el 7 de mayo de 2008 y está recluido en un lugar desconocido y sin acceso al mundo exterior. Se cree que la detención de Saleh, adoptado en dos ocasiones como preso de conciencia por Amnistía Internacional, guarda relación con algunos comentarios que publicó en Internet.

El 10 de mayo de 2008, Tariq Bayassi, propietario de una tienda de artículos informáticos, fue condenado a tres años de prisión tras un juicio sin garantías ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, por unos comentarios que había difundido en Internet y que el tribunal consideró críticos para con las autoridades. Lo declararon culpable de afectar a "la moral del país" y de "debilitar los sentimientos nacionalistas".

Firas Saad, poeta, fue condenado a cuatro años de prisión por el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado el 7 de abril de 2008. Al parecer, la declaración de culpabilidad se basó en unos artículos que había escrito en Internet, en relación con el conflicto que tuvo lugar entre Hezbolá e Israel en 2006 y sobre el escritor encarcelado Michel Kilo.

Michel Kilo, por su parte, fue condenado el 13 de mayo de 2007 a tres años de prisión por el Tribunal Penal de Damasco, tras ser declarado culpable de afectar a "la moral del país" por haber firmado una petición abierta acerca de las relaciones entre Siria y Líbano.

El 23 de abril, el Primer Tribunal Militar de Damasco declaró culpable a Kamal al Labwani de "difundir noticias falsas o exageradas que puedan afectar a la moral del país". Esta condena se ha sumado a la pena de 12 años que ya está cumpliendo debido a sus actividades en favor de la introducción de reformas pacíficas en el país.

/FIN

Documento público
****************************************

Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres (Reino Unido), teléfono +44 20 7413 5566 o correo electrónico press@amnesty.org.


Secretariado Internacional, Amnistía Internacional, 1 Easton St., London WC1X 0DW, Reino Unido www.amnesty.org

 

AI Index: PRE01/156/2008
Region Middle East And North Africa
Country Syria
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress